Opinión Nacional

Venezuela: país de buhoneros o ciudadanos

Indiscutiblemente este año 2005 ha sido un año extraordinario desde el punto de vista de la abundancia petrolera y en lo que respecta a presupuesto nacional. Este país no había tenida en su historia contemporánea tal volumen de recursos y un presupuesto tan generoso para apenas 24 millones de personas. Sin embargo, estos abundantes ingresos por concepto de petróleo y también por la vía impositiva no han sido capaces de satisfacer las necesidades de un porcentaje considerable de nuestra población que hoy al cierre prácticamente del año 2005 padeciendo el hambre, y el deterioro humano más aberrante conocido en los últimos cincuenta años.

De manera que el aporto y aumento del presupuesto por concepto de petróleo y por el aporte que hace el SENIAT como ente recaudador no se corresponde con una mejora sustancial del venezolano. Esto le hemos venido insistiendo. Es intolerable que este país cerrando un año prodigioso en sus ingresos muestre las tasas de miseria, pobreza desempleo, orfandad y demás que tenemos. Cerramos con la inflación más alta de todo el continente americano, un empleo indecente y unas misiones que han logrado medio palear la crisis pero que en su esencia no han solventado as demandas de salud, educación, empleo y alimentación que el país exige.

De tal manera que los veintidós gobernadores, los trescientos alcaldes y los ciento sesenta y siete diputados, todos pertenecientes a la gran familia revolucionaria, les corresponde asumir con la responsabilidad y la importancia del momento las cifras rojas que tenemos y que podrían ser distintas si tuviésemos un verdadero proyecto del país centrado en el desarrollo, la inversión, la productividad, el trabajo mancomunado entre los venezolanos, entes y niveles de gobierno y naturalmente un presidente en sintonía con un país y no con otros países que consumen divisas que magnánimamente el presidente ofrece cuando no hemos todavía solventado las necesidades básicas de la población de Venezuela.

El 2005 fue un año perdido desde el punto de vista de los proyectos de inversión y crecimiento. El 2006 debería ser un año para lograr el despegue de nuestra economía sobre sólidas bases económicas, sobre acertadas decisiones orientadas a la recuperación de nuestro signo monetario, nuestra infraestructura, autopistas, carreteras, hospitales, y la pequeña y mediana empresa nacional en sintonía con unas exigencias globales y no simplemente ser un año electoral donde se dilapiden recursos sin criterio alguno con el único fin de captar votos.

De tal manera que este gobierno repito, los veintidós gobernadores, los trescientos alcaldes y los ciento sesenta y siete diputados, todos pertenecientes a la gran familia revolucionaria, tienen una tarea que esta pendiente y que no admite excusas, más si aceptamos que tienen todo el poder, todos los recursos, todas las leyes y un porcentaje importante de venezolanos que reclaman ser atendidos, tener salud, una vivienda digna, una escuela, un ambulatorio y una comisaría que contribuya a más dignos niveles de vida y donde la buhonería no termine siendo el oficio más representativo de Venezuela como consecuencia directa de los terribles programas y medidas implementadas por el gabinete económico del presidente Chávez.

Este gobierno ha tenido todo lo que ha querido. Este gobierno ha contado con todos los recursos de la más diversa naturaleza y cuantía, y no ha sido capaz por múltiples aspectos que no son excusables de transformar a este país en un gran país en estos siete años. No perdamos más tiempo y comencemos en el 2006 a lograr convertir este país de buhoneros, en un país de emprendedores, artistas, técnicos, profesionales, científicos y ante todo de ciudadanos. Veremos…

(*) Politólogo

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba