Opinión Nacional

Venezuela post-cierre RCTV

El deber de Dar Testimonio para la salvación nacional

“Esta generación se ha vuelto muerta a Mi Palabra y prefiere vivir para Satanás que les da todo lo que se opone a mi Ley de Amor..Vuestra nación gobierna en completa oposición a toda Mi Ley de Amor…El mundo ya esta saboreando los frutos de su propio plato, provocando que la Naturaleza se rebele con convulsiones, acarreando sobre vosotros desastres naturales, asfixiándose con vuestras propias intrigas..Os he estado llamando durante años pero sólo muy pocos han hecho caso. Esa purificación, que cae ahora como un azote sobre vosotros atraerá a muchos hacia Mi…Cuando Dios habla, su voz hace temblar la tierra. Mi Reino estará pronto con vosotros..Y todos los que han sido llamados a dar testimonio abiertamente a cada habitante de esta tierra, dejarán de estar reprimidos, puesto que la gente estará como tierra sedienta, anhelando el rocío de mis palabras. Y ellos testificarán las obras de Dios”

-Vassula Ryden, La Verdadera Vida en Dios: Encuentros con Jesús,Tomo 12, Edibesa, Madrid, 2004)

El texto introductorio de arriba, a modo de referencia sobre lo que propone este artículo, versa sobre un mandato muy cristiano, muy clásico, muy bíblico; también presente en todas las otras grandes religiones: el deber de, una vez conocida la Palabra de Dios, la Verdad y Etica de su Ley, “Dar Testimonio” por ellas, para defenderlas -en la inmemorial gesta humana entre “el bien” y “el mal”, para proclamarlas; con el ejemplo propio, con la vida; contra toda amenaza o riesgo, contra la iniquidad; en auxilio de los mas necesitados; por un mundo mejor, por la Justicia y la Paz, con la suprema Ley del Amor por delante –el verdadero amor, por el superior Reino de Dios y la Verdad Divina. La misma Verdad de la cual dijo Gandhi que es “dura como un diamante y tierna como un capullo” –para ilustrar su dual carácter de firmeza y benevolencia a la postre. Un Dar Testimonio que cada quien, en sus propias circunstancias y conciencia, habrá de ver cómo hacerlo.

Todo lo anterior luce como un tema particularmente apremiante para la Venezuela de Hoy. Pocas veces se ha encontrado nuestra nación ante una coyuntura de retos y peligros como la que enfrentamos, que requiere que todos los venezolanos tomemos cabalmente conciencia de ella, a fin de obrar activamente y oportunamente por nuestra salvación y re-emrumbamiento como personas y colectivo, hacia un destino mejor: Dando testimonio !
A continuación nuestro análisis actualizado de lo esta Hoy en juego y qué hacer al respecto.

Significado del cierre de una televisora
A poco mas de un mes del cierre de RCTV, esta claro que dicha medida se ha convertido en la -nacional e internacionalmente- mas impopular y políticamente mas costosa de todas las tomadas por el gobierno de Hugo Chávez en sus ocho turbulentos años de vigencia. Lo de RCTV ha venido a corroborar en forma elocuente las advertencias que hiciéramos en nuestro anterior análisis “Socialismo o Muerte o la política del suicidio”, publicado también en Venezuela Analítica (verlo en la reseña de artículos sobre la situación nacional de este columnista en el link (%=Link(«http://analitica.com/colaboradores/pprof.asp?columnista=Frank%20Bracho»,»http://analitica.com/colaboradores/pprof.asp?columnista=Frank%20Bracho»)%))

Si bien es cierto que RCTV nunca fue inmaculada ni en su comportamiento educativo-cultural ni como “actor político” –contrariamente a lo que en forma simplista algunos han tratado de representar en defensa de la televisora, el caso es que durante los últimos tiempos, cuando mas ha hecho falta la crítica de contrapeso a un gobierno empecinado en un peligroso proyecto totalitario, RCTV ha tenido el valor –cuando otras televisoras comerciales han claudicado- de estar –con Globovisión- en la “línea de enfrente” de la denuncia; con la particularidad de haber dado cabida en sus programas de opinión y noticias no sólo a oposicionistas sino también a chavistas desafectos censurados en los “monocromáticos” medios oficiales de comunicación.

Por otro lado, los 53 años de existencia de la televisora –la mas antigua y de mayor alcance geográfico en el país- la habían enraizado en la psiquis nacional en un grado mucho mayor que lo que pudo haberse imaginado la tan tajante y prepotente forma en que se decidió el cierre (recordemos la frase de Chávez de enero pasado: “está decidido y No habrá poder en la tierra que pueda impedirlo”!).

Para la mayor parte de la población –antichavistas y chavistas incluídos- estuvo claro que la sanción a RCTV no obedeció al “papel golpista¨ de la televisora en los confusos y lejanos sucesos de abril del 2002:¿ Por qué no haber sancionado entonces también a las otras televisoras que jugaron un papel similar en dichos sucesos ? Como tampoco se debió a los aspectos degradantes contenido en la programación del canal privado (si fuese así, había otros recursos de “llamada a botón” previos al cierre nunca intentados; y, por lo demás, qué decir entonces de la programación de los otros canales privados exceptuados de tan drástica medida, ó de las impunes deplorables muestras del lado mediático oficial como el programa “La Hojilla” -muy personalmente alabado por el propio Chávez?).

No; para la mayoría de la población lo que estuvo claro fue que mas bien se trataba de una burda retaliación contra un persistente y emblemático adversario político, así como del cumplimiento del ambicioso plan de “hegemonía comunicacional” –anunciado desde el propio oficialismo, el cual ahora se ha hecho del espacio e infraestructura de la televisora de mayor alcance en el país –para añadirlos a un formidable “imperio de comunicaciones y propaganda estatal” que, en alcance, equipos, y leyes de control es ya, según los entendidos, el mas grande que ha existido en la historia de América Latina !
El sumario y olímpico cierre de RCTV vino a poner en evidencia además ante el pueblo llano que ni “la voluntad de la mayoría” –a la cual el gobierno chavista ha dicho tanto deberse- esta siendo respetada por el actual Gobierno, puesto que según las encuestas un 80% del país no estaba de acuerdo con la medida ! Un “final de boomerang” frecuente en los gobiernos populistas, luego de tanto atizar consignas como “el pueblo es Dios”, etc, etc.

Finalmente, el cierre de RCTV ha servido para concientizar a muchos en el país y el exterior, que todavía no lo habían hecho, sobre cuán seria es la amenaza a la libertad de expresión y el derecho a la información que hoy se cierne sobre Venezuela, y como dicha amenaza calza en un proyecto de vocación hegemónica y de corte socialista marxista/leninista que hoy pretende instaurarse en el país –según lo anunciado desde el mismo gobierno. Sobre esto último la Conferencia Episcopal venezolana, en su reciente reunión, ha sentado, con graves advertencias, definitiva posición de la Iglesia, llamando a una toma de conciencia nacional sobre todo lo que está en juego e insistiendo en la necesidad de un gran acuerdo nacional de unidad y reconciliación para prevenir los peligros.

Efectos del plan “socialismo o muerte”
Como hemos comentado en artículo anterior (ver el antes citado link sobre artículos del Autor), Chávez tuvo una lectura muy equivocada del mandato de su triunfo electoral en diciembre pasado. Este fue un mandato de un electorado hastiado de la diatriba en el país y deseoso de un gobierno que funcionase en concordia y paz. Un mandato teñido de un ventajismo electoral intimidador (emblematizado por aquella terrible amenaza del Ministro de Energía Ramírez a los empleados de PDVSA, refrendada ardorosamente por Chávez, de que “o son “rojo-rojitos” o la emprenderemos a carajazos contra ustedes” –amenaza ante la cual un subordinado Tribunal Supremo Electoral no hizo absolutamente nada en ese entonces !). Un mandato electoral que ni siquiera llegó a ser una mayoría, si se toma en cuenta a los electores que se abstuvieron.

Ante todo lo anterior, mal podía pues Chávez lanzarse en forma tan agresiva y arrolladora a la consecución de su afiebrado “Socialismo o muerte”, como efectivamente lo ha hecho desde diciembre pasado. En un plan que ha incluido la imposición de un controversial “partido único”, a fin de asimilar en forma compulsiva a todos los grupos políticos que lo habían estado apoyando; una estridente ola de nacionalizaciones o confiscaciones en sectores como la electricidad, las telecomunicaciones, y el propio sector de los hidrocarburos; la concentración de plenos poderes en el Ejecutivo Nacional (a través de una sin precedentes “ley habilitante” que en efecto ha cesanteado a un ya subordinado Parlamento rojo-rojito); la pretendida reforma “a la medida” de la aún novel Constitución Nacional revolucionaria -hasta ayer blandida frecuentemente por Chávez como “la mejor del mundo”, y hoy aparentemente vista como un inmencionable estorbo por el Gobierno, el cual incluso ya la ha venido violando en diversas formas en su afán de concentración de poder y supresión de la disidencia; un acelerado equipamiento armamentista y planes guerreristas, que incluyen cuantiosas adquisiciones en el exterior, el riesgoso recurso de armar masivamente a una milicia civil, y “pactos militares de ayuda mutua incondicional” con gobiernos y países extranjeros ¨cabeza calientes” o en el ojo de conflictos internacionales de riesgosa pertinencia para los intereses de nuestro propio país.

El arrollador autoritarismo del Presidente desde diciembre pasado ha incluso producido una creciente disidencia entre su adeptos. Algunos han hecho pública su alarma, denunciándolo como una inaceptable extra-limitación en relación a la oferta electoral y el marco constitucional. Otros, incluso se han declarado agraviados por los maltratos y prepotencia del Jefe de Estado. Entre estos últimos ha estado el reciente notable caso del renunciante o renunciado –no quedó claro- Jefe de Estado Mayor General Alberto Muller Rojas, quien ha acusado a Chavez de “enajenado”, “megalómano”, y de estar perdiendo sintonía con la realidad del país, y no escuchar consejos (El Universal, 8-7-07).

Asombra, sin embargo cuantos mas siguen al lado de Chávez apoyándolo, o haciéndose la vista gorda ante políticas como las infames “listas de persecución” de los adversarios políticos, o ante escandalosos hechos de corrupción.

En cuanto a lo de las listas de persecución, valga el siguiente reciente testimonio del Director del diario Tal Cual –el 11/7/07-en relación a un particularmente abominable aspecto de las mismas: el control del empleo del disidente o del “considerado no de confianza”. Práctica aplicada en la Venezuela de hoy no sólo en el sector público sino también en el privado mediante la coacción oficial, y práctica que ha sido antes aplicada en los regímenes comunistas y nazi-fascistas. Ha dicho Petkoff “..constituye una forma particularmente perversa y brutal de sometimiento de la voluntad popular a los designios del régimen. Es un mecanismo inhumano de extorsión, de muy particular crueldad porque disimula otras formas de represión mas directamente físicas. La víctima no es detenida, no es torturada, ni golpeada. Este método, mas sutil, le niega el derecho a trabajar para vivir. Lo golpea en la columna vertebral de su existencia: la dignidad”

Males éticos del colaboracionismo e intenciones del Gobierno.
Asombra ver cuantos son incapaces de vocear su advertencia o rechazo ante tal tipo de tropelías, o incluso de renunciar a la corresponsabilidad en la que incurren por la continua colaboración u omisión; …y por todo lo cual algún día tendrán que responder -si es que ellos mismos no terminan antes siendo víctimas de la propia arbitrariedad gubernamental.

Existe, sin embargo, un particular colaboracionismo-alianza en torno a este gobierno de carácter mas complejo e inquietante: el de personajes de los bajos fondos que se han arrimado cómodamente al poder oficial, o han sido llamados a formar parte de “brigadas de choque” en nombre del oficialismo, al amparo de “la justicia social”, “la lucha de clases”, el estilo guerrerista y pugnaz oficial, la indiferencia e impunidad sobre el problema de la criminalidad. En relación a esto último sigue sorprendiendo altamente cómo Chávez nunca se refiere en sus largas alocuciones públicas a la cruenta “guerra del hampa contra el resto de la población”– preocupación número 1 del país; al tiempo que habla y habla de las “n” “guerras externas” que Venezuela debe prepararse para librar y “n” otros temas mas ! ¿ Existe acaso alguna “soterrada política de estado” al abrigo de la cual se tolera o permite la acción de delincuentes, bien para inducir una especie de “estado de sitio” que mantenga a la población contestaria encerrada o inhibida en sus confinados hogares o reductos, con el propósito de que el gobierno pueda tener “la calle libre” para actuar a su antojo en “un reinado en el caos”, en una particular versión de “ley y el orden”; o se trata de una tolerancia de prácticas delincuenciales en aras de mantener un inescrupuloso régimen clientelar;… todo ello en nombre de la revolución ? Semejante escenario luce simplemente como impensable, por lo perverso que sería ! Sin embargo, muchos hechos, testimonios y denuncias en relación a dicha grave hipótesis arrojan serios temores o dudas. Hasta el propio antes mencionado ex Jefe de Estado Mayor le ha añadido visos a la misma cuando también comentara en su citada declaración pública lo siguiente: “ Aquí hay una situación preanárquica..A veces irresponsablemente el Gobierno permite actos lesivos a la certidumbre de los venezolanos, como haber perdonado gente de crímenes corrientes.”. En la historia internacional se hablado de perversos decálogos como el de los de oscuro origen llamados “Protocolos de Sion”, que ilustran a grupos con ambición de poder sobre formas sistemáticas de someter una sociedad a través de la destrucción de valores tradicionales como la familia y la religión, la anomia, el “caos programado”, el miedo, etc, a fin de abrir paso a “gobiernos de salvación nacional” que rijan sobre los sobrevivientes como agotados y serviles vasallos agradecidos.

…Todo pareciera ser posible cuando en nombre del poder o de “utopías revolucionarias” se pretende desterrar a la ética de la responsabilidad pública con conceptos como el de “las guerras asimétricas”. Donde, al abandonarse todas las reglas, incluso las humanitarias consagradas en la Convención de Ginebra, entonces “se vale todo” en la batalla, con tal de no perder. Guerras donde sería legítimo “atacar incluso a los adversarios en sus casas, donde estén sus familias, para infringirles terror”, como ominosamente predicó el Che Guevara, como lo han hecho en forma bárbara los combatientes adversarios en el Medio Oriente -desatando una escalada de violencia sin fin; o como se ha hecho en Venezuela cuando se ha amenazado con “volar los pozos de petróleo antes de que el enemigo los tome” (sin reparar la catástrofe ambiental por décadas que ello causaría !) ó al recurrir a la intimidación o retaliación incluso hasta el nivel de familiares inocentes, el engaño, el secretismo o lo para-legal como “legítimos recursos”, en la tal guerra asimétrica contra los supuestos enemigos.

..Se trata de la vieja maniquea y antiética conseja de que “el fin justifica los medios”…Cuando en verdad los medios son parte del fin. Según los medios se llega o no al fin..Por lo cual dijo Jesús “aquél que dice que me ama y odia a su hermano es un mentiroso”.

También han sido parte del colaboracionismo inescrupuloso tanto empresarios “boliburgueses” (los del nuevo régimen) como “arrimados” que por razones crematísticas siguen brindando apoyo o haciéndose la vista gorda frente a las tropelías oficiales, así como medios de comunicación o comunicadores sociales que han caído en lo mismo. En relación a esto último particularmente patético ha sido el caso de la televisora Venevisión, la cual, luego de haber practicado antes una oposición al gobierno mas enconada que la de cualquier otra televisora del país, se ha pasado ahora, en un giro de 180 grados, a la mas desvergonzada sumisión –e incluso complicidad informal- con el poder del gobierno, lo que ha dañado mucho su credibilidad pública. Como si ello no fuera poco, su propietario, el gran magnate nacional e internacional de los medios Gustavo Cisneros, ha reprochado recientemente la sabiduría de “la postura de RCTV que llevó a su cierre” alegando -en una posición totalmente insensible a a los principios de la libertad de expresión que mantuvo hasta el final ésta última- que “la democracia pierde cuando un medio se cierra” ! –una buena filosofía para un empresario “pragmático”: “la mordaza como conveniencia y la democracia como simulación” !

Han habido sin embargo empresarios y medios de comunicación que han tenido otra conducta. Ha destacado en ese sentido “la cátedra moral”que ha brindado recientemente un periodista independiente como William Echeverría cuando, al explicar su declinación del reciente oficialista premio municipal de periodismo que le fuese otorgado, diera entre sus razones su protesta personal por la erección de la nueva televisora pública TVES sobre el arbitrario atropello de RCTV y sus 3.000 trabajadores “lanzados a la calle”.Valga añadir, por lo demás, que el tan pobre y descalabrado comienzo que ha tenido la referida TVES, prometida como una “”televisión de excelencia” a fin de paliar el shock por el cierre de su predecesora, no ha hecho sino reforzar la percepción de lo caprichoso e improvisado que fue dicho cierre ! Ni siquiera le ha valido de mucho a TVES la argucia del Gobierno de darle la exclusividad en la transmisión de los juegos de la Copa América, a fin de usar ello como “gancho” para reconquistar la audiencia molesta por el cierre de RCTV (dicho gran evento futbolístico, por lo demás, se ha visto empañado por su abierta politización, entre un gobierno que ha querido reclamarlo como logro para si con gran despliegue propagandístico y una oposición que, sorteando una serie de irregularidades en el acaparamiento de las entradas, se ha aparecido en los estadios pitando al gobierno ! : la Copa América no ha podido hacer olvidar ¨el Caliz Nacional” !!
En el colaboracionismo inético también han figurado por supuesto los militares profesionales, particularmente cuando han participado en hechos como prestarse a corear la abiertamente partidista –y por tanto anticonstitucional- consigna de “Socialismo o muerte” sólo porque el gran Comandante en Jefe así lo ha querido. Lo anterior, en un pantano de contradicciones que ya raya en lo tragi-cómico.. La última escena de ese drama ha sido mostrada en el citado affaire “Chavez vs Muller Rojas”; con este último diciendo que “no hay duda que las fuerzas armadas están partidizadas” y Chávez –el partidizador mayor- negándolo en show de estupor y rasgándose las vestiduras; con Muller llamando lo de la consigna “Socialismo o Muerte” “cosa de loros” y “un lema alienante y sofocador del pensamiento”, y Chávez empeñado en imponer dicha consigna como “prueba esencial de la lealtad de los uniformados” !

Finalmente –y muy al pelo del comentario de Muller sobre el pensamiento alienado o servil- el colaboracionismo también ha contado con algunos reputados “eminentes intelectuales de izquierda” –nacionales y extranjeros- o incluso a algunos “religiosos progresistas”. Acaso el haber sido elevados ahora a “ideólogos” de un “sistema gobernante”-¿Es posible serlo en una autocracia militarista como la que vivimos ?, ser ellos ahora, al fin,“gobierno” –despues de tanto tiempo en la “márgenes del poder”, o haber recibido alguna cómoda parcela de recursos o reconocimiento, puede haberles ablandado su “sentido de la ética”, haciéndose la vista gorda ante tanta tropelía o irregularidad inaceptable ?

Por supuesto aquí también es justo decir que ha habido honrosos casos que han tomado pública distancia o denunciado valientemente las desviaciones o abusos gubernamentales. Entre ellos podíamos citar el de la historiadora Margarita Lopez Maya –quien fuera antes oradora de orden en la apertura del trabajo del actual Parlamento, Edgardo Lander, Gloria Cuenca, el Padre José Palmar… Este último –junto al periodista Leocenis García- ha hecho graves denuncias públicas, con evidencias concretas, sobre “el secuestro de PDVSA –centro del poder gubernamental- por la impune corrupción” (en un gobierno y país normal una denuncia como ésta, ya con varios meses en el tapete y creciendo cada día, proveniente de un religioso que ha tenido antes incluso acceso al Presidente de la República, sería expeditamente y categóricamente investigada o aclarada; por el contrario, lo que ha habido es un gran mutis oficial, sin ninguna acción de la Fiscalía Pública o de ningún tribunal –por otro lado, ya se sabe como en el país estos poderes también están al servicio de la centralizada “revolución rojo-rojita”, y vaya usted a saber si las denuncias del Padre Palmar han tocado algunos asuntos demasiados sensibles que, en nombre de “la estabilidad de Estado” sea mejor manejar con otra “mas debida mesura no tan pública”!)
Ante todo lo anterior, cabe recordar a los que desde el Poder oficial aun callan o consienten, que los que trabajan para el perseguidor o abusador sistema de hoy pueden terminar siendo los perseguidos o abusados de mañana. Los avaladores de hoy, pueden ser los desacreditados de mañana !

“Errar es de humanos, y rectificar, de dioses” –dice el dicho. Y ello puede hacerse por supuesto no sólo sin claudicar en las altas razones por los cuales se le pueda haber inicialmente dado apoyo a algo que luego resultó torvo, fraudulento o suicida; sino, por el contrario, a fin de reivindicar dichas razones con ética y visión de futuro. Una verdadera y urgentemente requerida “revolución dentro de la revolución” a fin de rescatar los iniciales altos ideales, purgarla de lo inhumano e inético, incluso de su tan abusada autocracia y culto a la personalidad -lo que implicaría incluso el abandono del mote de “chavista” como auto-identificación de los revolucionarios; “una revolución dentro de la revolución” incluso para reencontrarse con otros venezolanos “del otro lado de la cerca” que también quieren y sueñan con cambios profundos para otro país mejor.

En suma, pues, y para usar una expresiva frase cristiana, en Venezuela ha llegado de que TODOS los ciudadanos responsables de este país, del lado gubernamental o no gubernamental, Den testimonio. Como el que le tocó dar a los primeros cristianos, ante la intolerancia represiva o abusos desde el judaísmo o del poder imperial romano, a veces incluso a costa del propio martirio… Por la Verdad, la Etica, la dignidad humana, la Vida, la salvación de la Patria con mayúscula –no la patria en minúscula y falsa al servicio de intereses sectarios, irresponsables o suicidas.Y dar testimonio con TODO: en pensamiento, palabra y obra.

Al paso que avanza el actual peligroso estado de cosas, esperar mas puede significar el no tener luego mas oportunidad de corregirlo…Mañana podríamos tener definitivamente instalada en el país una desbocada tiranía, ó vernos arrastrados a una conflagración nacional fraticida o un cruento conflicto internacional, fuera de nuestro control como pueblo, con devastadoras consecuencias a nuestra integridad, autodeterminación y soberanía como sociedad libre y digna.

La clave ética y la insurgencia estudiantil
En la urgente recuperación de un camino sensato y digno para el país, el hacer valer de nuevo a la Etica será lo clave. Se trata de la motivación con la cual los estudiantes han dado su paso al frente, y con la cual han re-encendido la esperanza y determinación del país, con consignas iniciales tan básicas como la defensa de la libertad, la dignidad y la reconciliación nacional. Sin miedo, y anunciando una gesta cívica pacífica pero absolutamente resuelta. Resuelta a a Dar Testimonio. De allí su evocación de Gandhi como cierre del Manifiesto que leyeran desde el estadio universitario de la UCV el 22-6-07: “Podrán ponernos presos, torturarnos, quebrarnos los huesos, incluso matarnos, pero nunca tendrán nuestra obediencia”.

Gandhi, Apostol de la Verdad, también dijo:“Ningún poder o ley humana tiene nada que decir a donde le toca hablar a la conciencia”. Fue lo que sustentó su doctrina de la desobediencia civil no violenta y activa, ante la injusticia flagrante e inmoral. Un principio, por cierto, también consagrado en la actual Constitución Nacional, en su artículo 350; pero que, aun si no hubiera estado en ella, igual regiría, porque el mismo tiene un carácter inalienable. Cabe destacar además que la “no violencia activa” no tiene vedado la violencia defensiva como un último recurso, ante un agresor desatado o vil, que incluso no se pare ante gente inerme y vulnerable.

Los estudiantes han dado en el clavo al presentarse no como “oposicionistas” sino como “proposicionistas”, a fin de evitar que se les encasille maniqueistamente en la ya tan abusada polarización de “anti-chavistas” vs chavistas”, “escuálidos” vs “rojo-rojitos”.Vista cada vez mas por como un falso dilema, que puede estar siendo utilizado para seguir tapando la grave incompetencia de líderes o subalternos y torcidos designios de poder.

Con la consigna “socialismo o muerte el liderazgo que pone la arenga pareciera pretender que el pueblo “ponga los muertos”, que el pueblo quede como “carne de cañón”. Luce como un último intento para seguir alimentando una polarización o inmolación que el pueblo ya no compra. Un tipo de consigna que se remonta a la revolución francesa (“Libertad o muerte”), recatapulteada en nuestros tiempos desde la revolución cubana castrista-guevarista (“Patria o muerte”) -tan supeditadamente copiada por Chávez. Y un tipo de consigna, por cierto que fue rechazada por el propio Bolívar (cuando Santander se la propusiera), por considerarla “cabeza caliente e indeseable”. Pero pareciera que Chávez tiene una fijación con tal tipo de conminador y temerario estilo de liderazgo. Cabe recordar su anterior amenaza de que “si llegara a pasarle algo a él no quedaría piedra sobre piedra” en las zonas del este de la capital bastiones emblemáticos de la oposición! Una gravísima e irresponsable instigación, tanto por lo arbitrario como por la investidura de quien lo dice (instigación mas propia de un Milosevic o un Idi Amin –y ya sabemos en que terminaron dichos gobernantes- que de un mandatario responsable de un país democrático). Cuando estallaron inicialmente las protestas de los estudiantes por el cierre de RCTV en mayo pasado, el Presidente tuvo además la aun mas temeraria ocurrencia de llamar a que “bajaran los habitantes de los cerros de Caracas –los mas humildes de la ciudad y su bastión tradicional de apoyo- a fin de “enseñarles una lección” a los jóvenes y acabar con su protesta. Un llamado que no tuvo respuesta. Subestimó la molestia que existía entre esos mismos pobladores por lo del cierre de RCTV, subestimó que ellos mismos se sentían interpretados por la protesta estudiantil. Mas luego, un impenitente Chávez insistió en amenazar con hacer pasar a la revolución a “una nueva etapa jacobina generalizada” –a fin suprimir definitivamente la oposición. ¿ Sabía en verdad el Jefe de Estado a lo que se estaba refiriendo con semejante amenaza? ¿Sabrá Chávez que el jacobinismo hizo pasar por la guillotina a cerca de 100.000 franceses –incluyendo, al final, a sus propios instigadores iniciales Danton y Robespierre (las revoluciones calenturientas suelen terminar devorando a sus propios progenitores, quien siembra tempestades recoge tempestades) !. Supiéselo o no, terrible e irresponsable amenaza ésa también, por provenir, de nuevo, de un Jefe de Estado, un líder, que debería ser mucho mas responsable y sensato !

Cuan irresponsable, insensato y temerario se puede ser con un reiterado verbo incendiario, cuando en verdad las palabras “tiene alas”, son energía, tienen la capacidad de ser progenitoras de hechos, ( por cierto al igual que la tienen los pensamientos-de un poder aun mas seminal-originario !.).. Y el efecto de las palabras rige tanto para a quienes se dirigen como para quienes las profieren !.. Por algo, los mandatos morales hablan de “no pecar en pensamiento, palabra y obra” –en ese orden de jerarquía !.. Por palabras a veces han comenzado guerras, pero por palabras –como perjurios o mentiras sobre cosas graves- también han ido a la cárcel altos jerarcas gubernamentales -en los sistemas judiciales del mundo que le dan a la palabra de los funcionarios públicos la gran importancia que tiene !

Un verdadero nuevo proyecto de país para todos
Esta claro que el verdadero nuevo proyecto de país que en forma inclusiva tenemos que rescatar, no puede incluir la vuelta al pasado materialista y egoísta del neoliberalismo o capitalismo salvajes, la pasada decadencia nacional, la insensibilidad sobre la exclusión social, la indiferencia sobre el injusto y hegemónico orden mundial actual. Bienvenido el aporte del chavismo por en cuanto a haber venido a llamar, a su manera y con sus contradicciones, la atención sobre todo ello (..aunque otros tuviéramos ya largo tiempo haciéndolo -quien esto escribe fue incluso público disidente al respecto durante la IV República).

El problema es que el remedio chavista ha terminado siendo peor que la enfermedad. ! La anterior situación ha pretendido sustituirse por un nuevo “pensamiento único”, un nuevo totalitarismo estatista, autócrata-autoritario-militarista, con rasgos marxistas-socialistas trasnochados, reñido con la dignidad humana, prendiendo instaurar una nueva hegemonía internacional en base al control estatal de los hidrocarburos, con una estilo permanente guerrerista, en nombre de una utopía que en verdad conduce, por el camino que vamos, a un infierno !

En verdad, mas allá de la gran asonada obstruccionista intemperante de la oposición en el pasado, el peor enemigo que este gobierno ha tenido ha sido su propia incompetencia –tanto mas reprochable por los inmensos recursos pecuniarios que ha manejado! Todo lo bueno que alguna vez ha podido hacer ha sido superado por lo muy malo, y esto último, en vías de hoy empeorar, amenaza incluso con perjudicar fatalmente la permanencia de lo bueno.

Un verdadero nuevo proyecto de país, como hemos señalado en nuestros anteriores escritos, pasa por afrontar dos temas claves que además han estado en forma emblemática en el epicentro de la crisis política venezolana de los últimos tiempos -como no lo han hecho en ninguna otra parte del mundo: la petroadicción y el papel de los medios de comunicación, temas también de gran significación mundial. La forma tan prominente en que ambos se han manifestado en Venezuela quizás un mensaje de la Providencia o Dios para llamarnos la atención como pueblo a fin de actuar en forma ejemplarmente rectificadora sobre ellos, para beneficio de nuestro país y como una lección para el resto del mundo que nos observa.

El tema de la Petroadicción
La Petroadicción ha sido el mal de males en nuestro país. Se trata de un asunto sobre el cual llamaron la atención ilustres venezolanos como Juan Pablo Pérez Alfonso, Arturo Uslar Pietri y Manuel Perez Guerrero; y sobre el cual el país nacional ha mostrado hasta ahora, sin embargo, insólito y persistente autismo.

Gracias a la cultura de la petroadicción hemos como pueblo permitido “misiones dadivosas” con la consigna “aquí llega el petróleo si te pones una camisa del partido”; hemos soñado con nuevas panaceas como “la tarjeta la negra”; hemos sido prisioneros de “bozales de arepa” de omnímodos papas-gobierno o papas-industria petrolera. Hemos vivido o pretendido vivir de una prepotente “riqueza” fácil que ha sofocado todas las otras; una riqueza mal habida, lograda a costa de la destrucción de la vida en nuestro país y el planeta (por su gran contaminación y destrucción de aguas, suelos, bosques, el aire, el clima planetario): algo evidentemente antiético y con serias consecuencias. Pues, como sentencia la Biblia ¨Dios traerá la ruina de los que han aruinado a la tierra”.
Ante todo esto qué ha propuesto Chávez ? Pues “Doscientos años mas de petróleo y gas” !!… una pretensión muy poco revolucionaria; mas bien, desoladoramente conservadora y contra-revolucionaria. Para no hablar de lo irresponsable y delirante ! O de lo anti-ecológico: Sumando todos sus valores, políticas, proyectos, forma sumaria de proponerlos y ejecutarlos, la apertura arrolladora de áreas virginales del país habitats de ancestrales culturas tradicionales y de valiosísimos recursos naturales renovables, a fin de promover la explotación del petróleo, gas, la petroquímica, la minería, en nombre de la revolución –al tiempo que se compromete nuestra integridad territorial y patrimonial-natural por décadas en licencias de explotación a toda clase de empresa extranjeras de los nuevos “países aliados”, todo ello sin debate ni consulta pública, sin tener en cuenta lo que ya Hoy se sabe sobre los graves daños al ambiente que el desarrollismo dominante ha venido causando en el mundo;.. por todo ello, este es probablemente el gobierno mas anti-ecológico que ha existido en toda la historia de la República !!

La medular Petroadicción, ha sido “el modelo” que ha regido para todo lo anterior, la gran locomotora desarrollista que ha sido ejemplo para todo lo demás; así como la clave de las dependencias y corrupciones que han minado la vida nacional.

Por ello, tenemos que repetirlo por enésima vez ante un país que se ha resistido a escucharlo: No habrá, por todo lo antes dicho, verdadero bienestar o riqueza en nuestro país, no habrá definitiva Paz, hasta que no pasemos la pagina de la Petroadicción!….A fin de enrumbarnos hacia una economía post-petrolera realmente diversificada, socialmente justa y descentralizada, ecológicamente responsable –que se ocupe además en forma prioritaria y seria de la gran “deuda ambiental” –en contaminación y destrucción- dejada por toda la pasada explotación petrolera), una economía promotora, por tanto, de nuevas fuentes de energías renovables y ecológicas. No será algo alcanzable de la noche a la mañana. Pero, a través de un decidido Proyecto de Estado involucrando a todo la nación, con objetivos y marcos de tiempo definidos, y diligencias de un apoyo y concertación a nivel internacional, podremos avanzar hacia ello, por un país y un mundo mejor. No se trata de algo opcional sino de un imperativo; un imperativo por la vida, un imperativo incluso moral.

El tema de los medios
En cuanto al tema de los medios de comunicación, como hemos dicho antes, siendo la ética algo del dominio de la conciencia propia y no de imposiciones legales externas, a fin de ser genuina y plenamente eficaz, lo ideal sería que los propios operadores de los medios se autoregularan en cuanto a la responsabilidad social. Pero vista la todavía persistente estrechez de miras de muchos de éstos, son absolutamente legítimos la regulación por parte de un Estado, la organización de los usuarios agraviados o vulnerados en pro de mejores medios, la promoción de genuinos medios alternativos que rompan la concentración mediática y den mas respuestas a los problemas y necesidades –físicas y espirituales- de las comunidades, el debate públicos sobre temas como la asignación de frecuencias en el espacio radioeléctrico para su mas conveniente uso desde el punto de vista del bien común.

En el caso nuestro nacional, lo hemos dicho también antes: la televisión comercial y su orgánicamente ductora industria de la publicidad han tenido en el pasado un papel funesto en la siembra de antivalores en la población. Antivalores como el consumismo materialista exacerbado y egoísta, la violencia rampante, el desenfreno sexual y la pornografía, el desden por los asuntos de interés público y la anti-política –todo lo cual jugó un importante papel en la formación de un viciado y endeble ciudadano, pasto fácil y co-responsable de los malos lideres y gobiernos que hemos tenido. La pasada actuación e irresponsabilidad de los medios, pues, contribuyó a la preparación del escenario político que hoy todos sufrimos y en el cual ahora les ha tocado a ellos ser también emblemáticas víctimas –en cumplimiento de la inexorable ley del karma, o de “cosechar lo que se hasembrado”, que ha venido pasando factura” a todos los principales actores de nuestro drama nacional. Negar todo esto, y pretender ahora a venir a presentarse como inmaculados“adalides de la libertad de expresión” o solo víctimas de un abuso gubernamental interventor le haría un flaco a la verdad, a la necesaria autocrítica y responsabilización, a fin de que no se repitan los errores u omisiones del pasado, a fin de posibilitar nuevas políticas mas sanas y convenientes.

Pero así como hemos criticado antes a los medios privados,tenemos también que denunciar Hoy el grave peligro de una concentración mediática en favor de una pretensión gubernamental hegemónica, con antivalores como el sectarismo y el guerrerismo, una acción de gobierno imposicionista, la propaganda subalterna, el control de la sociedad, el encubrimiento de la verdad.

Es obvio, por tanto, de todo lo anterior–y esto vale para todos los lados- que lo que está fundamentalmente en juego no es sólo la simple “libertad de expresión”. La libertad por si sola, la libertad sin la Verdad, sin la Etica, no vale nada. Tiene que ser una la libertad en la Verdad, en la Etica, por la dignidad humana.

La libertad de expresión conlleva pues un deber, el deber de ser testimonio de la Verdad, el deber no dañar a otros, el deber de la ley del amor. Todo derecho conlleva un deber, y de hecho, en el plano de la Etica, los derechos fluyen de los deberes y no al revés. Por ello, el primer mandamiento cristiano no habla de de que Dios o el prójimo nos amen, sino de que nosotros amemos a Dios y al prójimo !). Si cada quien cumpliera con su deberes, no haría falta reclamar derechos !
Habiendo dicho todo lo anterior, cabe reconocer que SI ha habido, a pesar de todo, una cierta loable evolución positiva en los medios privados en Venezuela en los últimos tiempos, con miras a rectificar errores, para ayudar a frenar mas responsablemente los peligros mayores que hoy se ciernen sobre el país, para contribuir hoy a un mejor país. En tal mejora, cabe destacar el papel jugado por una nueva generación de valientes periodistas con un renovado compromiso con la Etica… Aunque todavía falta mucha rectificación que hacer, sobre todo en el terreno de los valores y estilo de los programas de entretenimiento y las publicidades comerciales.

En cuanto al caso de RCTV, si de verdad se perseguía una defensa del interés público y del uso responsable del espectro radioeléctrico, lo ideal hubiera sido por tanto haber puesto en el tapete a todas las televisoras privadas y también a la no muy santa televisión pública. Con el fin de tener un amplio debate, y a partir del mismo diseñar un nuevo paradigma comunicacional para el fomento de medios –tanto públicos como privados y comunitarios- mas responsables, y para el fomento de la mejor sociedad que todos debemos desear como país. Ya con un paradigma como el mencionado como referencia justa y equitativa, otro sería el cantar para entonces “llamar al botón” a cualquier medio particular actuando al margen o en contra del marco del bien común. Como hemos mostrado al principio de este artículo, nada de ello se cumplió en el caso del cierre de RCTV, por lo cual es de justicia que dicha medida sea rectificada, y como un aporte a la paz nacional.

Esperemos que en la con tanta expectativa esperada próxima vuelta al aire de RCTV, como operador internacional, via cable-suscripción (una fórmula que por tanto no suplanta o compensa el libre mayor alcance social que antes tenía en el país), el canal que ha sido epicentro en “la batalla por la libertad de expresión” escenificada en Venezuela pueda traer un mas alto renovado mensaje en esa causa, para el mejor interés público.

Claves para la salida del actual laberinto político
A la luz de todo lo antes expuesto, qué hacer para salir del laberinto político en que aun nos mantenemos ? Laberinto caracterizado por un gobierno que se resiste a reconocer errores y que suicidamente parece dispuesto a aumentarlos; un descontento creciente; una renovada y cada mas resuelta disidencia Y con el nunca de olvidar permanente telón de fondo de oscuros intereses al acecho dispuestos a pescar en “río revuelto”, con fines subalternos o anti-nacionales.

En circunstancias normales, un gobierno con tantos dislates e incompetencia como los mostrados por el actual, ya habría humildemente pedido auxilio a otros compatriotas excluidos (oportunidad perdida por la persistente obsecación oficial). O habría voluntariamente puesto su cargo a la orden, se habría puesto de lado, para dejar que otro liderazgo, otro gobierno se hiciera cargo…
En ambas alternativas el nuevo propósito inescapable sería el mismo: “Una nueva síntesis política nacional¨ -insistiendo en la expresión que hemos usado en nuestros artículos anteriores.

Una nueva síntesis política que puede y debe incluir:
-los sobrevivientes de buena voluntad y aptos del actual gobierno
-los sobrevivientes de buena voluntad y aptos de lo que ha sido la oposición,
-y los sobrevivientes de buena voluntad y aptos del llamado sector “ni-ni” –los que no han estado nunca hasta ahora satisfechos ni con el gobierno ni la oposición por considerar que ambos se han quedados cortos, y un sector que hoy se perfila como el de mayor ascendencia política en la escena nacional, y del cual los estudiantes pueden haber sido la primera gran vanguardia proactiva.

Una nueva síntesis política de salvación nacional, que pueda rescatar un proyecto de país compartido e inclusivo; de cambio verdadero y sustentable, en base a objetivos como los que antes hemos expuesto. Aprendiendo de los errores u omisiones del pasado, los errores u omisiones de todos. Para un verdadero nuevo modelo y paradigma de bienestar, una nueva civilización de solidaridad, en ejemplo también para el resto del mundo.

Sin embargo, si el gobierno actual insiste en su curso suicida e impenitente pues le tocará lo que le toca a todo ser infuncional en la Naturaleza: su autodestrucción, y/o execración, en virtud del instinto y fuerza por la vida inherente a todo cuerpo social, inherente al orden biológico natural, inherente al orden de Dios.

La opción electoral para saldar el impasse político señalado (en torno a algún próximo recurso electoral como pudiera ser un rerferendum –se ve obstruida por la poca confianza que suscita el sistema electoral entre la población así como la instaurada impune práctica de ”las listas de represalia”.Ni los propios “chavístas” confían en el actual marco electoral, como lo probó el reciente bochornosamente desierto llamado de factores de poder oficialistas para revocar cuestionados congéneres en gobernaciones o alcaldías –varios de estos últimos amenazaron con tácticas de intimidación o represalias como las que tan notoriamente ha practicado a nivel del gobierno nacional -en perversa imitación-clonadora !
Ante la obstrucción de una confiable salida electoral al tenso gran impasse político que se mantiene en el país, cobrarían entonces fuerza las inclinaciones hacia alguna resolución traumática –Dios no lo quiera !
.. O en vista del grado de implosión y decadencia que se percibe en el gobierno, podría privar la resolución en forma mas natural; y, en tal caso, mas que todo penosa para el propio gobierno. En esta ultima eventualidad, terminaría como el arrogante Muro de Berlín: derrumbado sin un solo tiro –a pesar de toda la fuerza militar y mentira conque pretendió perpetuarse; para sorpresa de muchos que le auguraban mas tiempo o un fin de batalla;..se derrumbó incluso con los “martillos libertarios” de los que habían sido separados por él, los martillos libertarios de tanto alemanes orientales como occidentales reencontrados en júbilo… Le ocurrirá como una barca, que luego de haber pretendido ser vano acorazado, le tocará navegar languideciente hacia el mar del cementerio de la historia y el severo juicio postrero.

Pero en ningún caso habrá razón de solazarse para nadie. Porque habrá sido pérdida para todos. Este gobierno no fue nunca algo que surgió de la nada, sino una co-creación de todos, por acción u omisión.

En conclusión
En definitiva, y de todo lo antes expuesto debe quedar claro que es sólo la vuelta a los valores éticos y espirituales lo que nos permitirá salir del Laberinto y gran crisis nacional en que hemos estado. Con compasión; arrepentimiento y reparación; perdón y reconciliación; y la exorcisación de los demonios del odio y la violencia con la no violencia y el amor. Pidiendo a Dios en oración, retomando con fe el camino del mandato divino. Pues “entregándonos al mandato de Dios, todo lo demás se nos dará por añadidura” –como dijo la Biblia.

En dicha tarea, la actual apremiante hora de la Patria nos está llamando a dar un decidido testimonio y paso adelante !

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba