Opinión Nacional

Venezuela, radiografía de otro suicidio

Caracas (AIPE)- A semanas de la elección que llevó a Hugo Chávez a la presidencia en 1998, Mario Vargas Llosa escribió un extenso artículo refiriéndose al suicidio en el que habían incurrido los venezolanos al elegir a un militar golpista y a que sólo mentes irracionales podían incurrir en ese dislate.

En diciembre de 2006, la mayoría de los electores, y una cuarta parte de ellos que se abstuvo, reincidieron en suicidarse. ¿Qué los pueblos no se equivocan? ¡Y cómo! Tanto, que hasta se suicidan dos veces.

Irremediablemente un abismo nos espera y hasta legiones de jóvenes, por quienes los que tenemos hijos y nietos luchamos para recuperar nuestro país por la senda de la democracia y darles a ellos la oportunidad que nosotros tuvimos, hicieron mutis, pagando con su indiferencia. Para nuestro lamento, serán ellos los que peor cargarán la permanencia de un gobierno que, desde que se hizo poder, hizo que Venezuela olvidara la bondad y la convivencia y resucitara el trueque para desplazar el progreso, cultivando la pobreza, porque gobiernos como el del neoimperialista Hugo Chávez hacen de la pobreza su gran negocio, sostén de sus regímenes, humillando con arrogancia del poderoso al que espera las sobras. Es una falacia a la que condimentan con el que sus gobiernos son del pueblo y que el pueblo manda.

Democracia no es solamente ejercer un derecho electoral. Es algo más profundo porque hay que enfrentar la fractura de la sociedad, a la violencia orquestada desde la cresta del poder, el abuso de que el disenso se pague con cárcel en juicios amañados, o exponerse a las hordas de rojos enchaquetados como antes hicieron los camisas pardas nazis, que asaltan viviendas humildes en los barrios y agreden con saña a sus ocupantes porque osaron votar contra el futuro candidato vitalicio Hugo Chávez, otro Papa Doc vitalicio. Fascismo en esencia.

Una vez más esta sociedad nuestra, enferma, embebida por las migajas que en su cerro o en su barrio recibe graciosamente del gobierno de Chávez, da un cheque en blanco a un hombre que nada hizo en ocho años, pero gracias a los petrodólares se financian costosas campañas publicitarias y se enajenen conciencias, en un país convertido en fábrica de pobres y la indigencia desbordada.

Es un cheque en blanco para alguien que no sabe gobernar, pero a quien unos vivos sacian su vanidad y como el gran negocio de los populistas es fabricar pobres, porque es la savia que los nutre, no le interesa el progreso y no saben cómo se come la competitividad. Estamos entre fantasmas del siglo XIX y la retórica discursiva de los años 60.

Qué tristeza daba en la campaña electoral ver cuando lanzaban limosnas de comida a los partidarios de Chávez de un mugriento cajón desde un camión, como si de ilotas se trataran. ¡Qué vergüenza!
Según el Consejo Nacional Electoral (CNE), la mayoría premió al hombre que en ocho años menguó el empleo, alimentó la buhonería, incrementó la inopia y la presencia del sicariato secuestrando, extorsionando e imponiendo el terror, que limitó libertades y derechos, devaluó y controla la divisa, amenaza a la libertad de expresión y a la propiedad privada, invadida y confiscada, peligra la autonomía universitaria y pone en marcha un proceso de ideologización política de niños y adolescentes. Ese es el Hugo Chávez sin maquillaje y sin el ostentoso boato que exhibe.

Chávez dijo en la proclamación de su mandato por el CNE que Venezuela estará en la ruta del socialismo, de un socialismo que él mismo no ha definido, que dice no ser marxista ni comunista, denosta del fascismo, pero de todo tiene.

Hugo Chávez no es un demócrata, juega con la imagen de Cristo, y la de Bolívar, hace lo que Castro de Martí. Gracias a los irracionales seremos parte del selecto club de la Cuba castrista, de Zimbabwe, de Corea del Norte.

___* Periodista venezolano, coordinador general editorial del Bloque DEARMAS.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba