Opinión Nacional

Venezuela, templo del narcotráfico

La terrible frase la acaba de pronunciar Hernando Gómez Bustamante, alias “Rosqueño”, uno de los jefes más poderosos del Cartel de El Valle en Colombia. Sus declaraciones fueron tímidamente recogidas en la prensa venezolana el pasado 26 de marzo pero ampliamente reseñadas por la prensa continental y particularmente por los medios de comunicación del área andina. Allí señala algunas de las premisas que lo llevan a calificar de “templo” a nuestro país. Para quienes hemos dedicado años al seguimiento del tema, estudiando en profundidad su verdadera naturaleza en lo económico, en lo social, en lo jurídico-legal y las estrechas vinculaciones que estas estructuras del crimen organizado necesitan mantener con el alto mundo de la política, con militares y especialmente con los distintos cuerpos de seguridad del Estado, no hay nada que pueda sorprendernos en esta declaración. Las mafias de la droga están en Venezuela. Se mueven como locales, extendiendo progresivamente sus tentáculos a todos los sectores.

Los venezolanos somos uno de los pueblos más ingenuos y desprevenidos del planeta. Cuesta mucho lograr acciones preventivas frente a peligros que nos acechan y dudamos siempre antes de actuar frente a males que pueden resultar irreversibles. Esto quizás esté cambiando aceleradamente, pero no para bien sino para mal. La siembra de odio, la discriminación por distintos motivos, la pérdida de principios y valores que se deterioran junto a la calidad de la educación y los pésimos ejemplos en cuanto a falta de honestidad que impactan diariamente a la población, son factores por los cuales tendrá que responder el régimen presidido por Hugo Chávez.

En estos ocho largos años se desmontaron los mecanismos que, con timidez y en ocasiones sin mucha convicción por parte de las autoridades, se fueron construyendo a partir de 1984 en cumplimiento de la novísima, para el momento, Ley Orgánica sobre Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas. Tuve la responsabilidad de presidir la Comisión Especial que presentó el proyecto y de participar activamente en los debates parlamentarios. Han transcurrido veintitrés años desde entonces. En este tiempo se han firmado acuerdos y tratados internacionales patrocinados por Naciones Unidas y por organismos multilaterales especializados enfocando el problema como un delito pluriofensivo en contra de la humanidad entera. A la internacional de la droga se le ha opuesto la acción internacional de los países víctimas bien como productores, comercializadores o consumidores, actuando conjuntamente. Pues bien, el señor Chávez ha desconocido prácticamente todo lo hecho y los acuerdos existentes. Hoy estamos peor que nunca. Botó a la DEA de Venezuela y, entre otras cosas, anuncia la compra de toda la coca que produce Bolivia y no oculta sus conexiones con la narcoguerrilla colombiana. Cuerpos de seguridad, fiscales y jueces guardan silencio mientras la metástasis avanza.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba