Opinión Nacional

Venezuela una país tragi-cómico

En los días pasados entre otras cosas hicieron convulsionar al país, y provocar la alharaca correspondiente el extravío en mar abierto de tres peñeros  salidos de Margarita y de los cuales no se conocía destino cierto ni paradero en ese momento.

        Lo dicho, como era de esperar trajo como inmediata consecuencia la movilización de los cuerpos de rescate y salvamento, defensa civil y de los demás organismo correspondientes, tanto locales en el Estado Nueva Esparta, como Nacionales, y en especial la movilización de los organismos de las Fuerzas Armadas Nacionales.

        Si señor, como Ud. lo oye y lee, la Naval, si no me equivoco, pues poco conozco de clases ni grados militares, con esa preparación propia de un ejercito libertador tomo a su cargo búsqueda y salvamento de los tripulantes y usuarios de las tres navegaciones, tal como si se tratara de un asunto de seria reciedumbre y envergadura, esto es, como si se tratara de la búsqueda de unos posibles invasores, gracias a Dios que no eran colombianos, ni el motivo era confrontación bélica.

Resultados tristes de esa misión, como clásica tragi-comedia en nuestro país, el siguiente parte, no precisamente de guerra:  una (1) embarcación especial de la Guardia Nacional seriamente averiada, un (1) helicóptero derribado, dos (2) militares muertos y cuatro (4) gravemente heridos.

Lo peor, además,  es que finalmente la misión  de rescate de los peñeros la cubrió un barco trinitario, que no las fuerzas armadas ni los cuerpos de búsqueda y salvamento nacionales que salieron a cumplir con tal misión .

Los resultados de estas operaciones a simple vista, con o sin culpa de nadie, fueron desastrosos y deplorables, como suele ocurrir en nuestro país, con todo lo que nos acontece, al igual que  también pasa con los aviones caídos de Conviasa, o con la muerte de Franklin Brito, o con el Hospital Vargas con años en remodelación las dependencias de urgencias médicas, o el del Hospital Pérez de León de Petare, cuya remodelación, iniciada por el hijo Alcalde inepto de un poderoso Ministro en el Distrito Sucre de Miranda, esto es en la gran urbe de Caracas, fue abandonada y los requerimientos de salud quedaron a la deriva, porque el Alcalde cambió, y al ser ahora de la oposición, al Vergatario Bolchevique no le dio la gana de mandar los recursos necesarios.

La moraleja que nos queda de esta tragicomedia es  dar las gracias al destino, de que no decidimos por fin ir al conflicto bélico ofrecido con Colombia. Imaginemos por un segundo los partes bélicos, las bajas por pisados de tanques, los muertos por no abrirse los paracaídas, las colas en las autopistas y fronteras por el deterioro de la vías, los auto-heridos con lanzallamas y los fusiles kalamicof. (por  ser también estos calamidades sobrevenidas a la patria)

Ojala que lo de las elecciones de este fin de semana sea más profesional, menos  calamitoso y no deje resultados como los comentados, de los que tengamos luego que lamentarnos todos.  Que  no se intenten ni se cometan fraudes ni vagabunderías,  ni vote la misma gente con cédulas chimbas, o que no salgan otros helicópteros rusos a cumplir con funciones del plan república o aviones de Conviasa para  colaborar con tan señera misión, pues entonces si pondremos la torta, faltarán votos que no pudieron escrutar, muchos dirán que es sabotaje al Poder Electoral, y que todo eso son cosas de la Oposición recalcitrante capitalista para perjudicar al soberano en sus buenas intenciones de tener un órgano legislativo serio, capaz y dedicado a sus buenas funciones.

            Mientras tanto que siga el teatro  que los gringos vean y midan las consecuencias de unas fuerzas armadas bien preparadas y dedicadas a la defensa de la patria y que cojan dato para cuando deban realizar labores de rescate. Mosca Obama no te metas con los tecnificados ejércitos de la región.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba