Opinión Nacional

Venezuela y Chile (Víctimas de dos sismos)

Venezuela y Chile son dos países hermanos pero con marcadas diferencias. La geografía de ambos países difiere. Mientras Venezuela recibe las caricias del Mar Caribe Chile es azotado con frecuencia por tsunamis de ese mar que, sin embargo, le llaman Pacífico. Venezuela cuenta con importantes recursos petroleros que han sido unas veces fuente de energía y riqueza y otras de mucha corrupción. Chile, en cambio, dispone del cobre que, sin poderse comparar con el petróleo, ha sabido manejar en beneficio de todos los chilenos.

Venezuela tiene un gobierno militar con once años irrespetando los derechos humanos de los ciudadanos y por eso acaba de ser condenado por la Comisión de Derechos Humanos de la OEA con pruebas más que suficientes. Chile desde que salió de Pinochet, quien aceptó la voluntad popular manifestada en contra de su permanencia en el poder, ha tenido siempre gobernantes democráticos no solo por haber sido electos sino porque respetaron siempre la Constitución y Derechos Humanos de sus ciudadanos.

Venezuela después de sufrir varias dictaduras vivió cuatro décadas en democracia, no perfectas pero sí respetuosa del ciudadano como persona, hasta el día 4F/92 cuando un militar de muy baja graduación pero ansioso de poderío intentó dar un golpe de Estado fracasado que lo llevó a esconderse en un Museo. Después se montó en el poder usando la vía electoral como instrumento para llevar el país hacia una Dictadura de naturaleza totalitaria e inspiración comunista similar a la de Castro. Y en eso está todavía, dando tumbos hacia el barranco, eso sí, porque la cultura de este pueblo ya desnudó sus intenciones ocultas. Chile, en cambio, ha fortalecido su democracia a través de gobernantes que no solo han respetado al Estado democrático sino que lo han profundizado. El pueblo sí manda en Chile. Que la Presidenta Bachelet deje el gobierno con el 80% de popularidad dice demasiado y contrasta con el derrumbe en la popularidad de Chávez con once años en el poder. No sabe gobernar. La transición de Bachelet a Piñera difundida por la T.V. fue todo un ejemplo no solo para el pueblo chileno sino para todos los pueblos de América y del mundo. Envidia.

Ahora acaba de ocurrir un sismo terráqueo en Chile de enorme gravedad. Por la TV.  vimos sus consecuencias. Sin embargo, la Presidente declaró que el Estado estaba en  capacidad para enfrentarlo, sin ayuda  externa, en tanto Piñera llamó al sector privado para que sea solidario con todos los chilenos afectados. Envidia. Mientras en Venezuela el Estado busca la destrucción de la economía privada, allá un empresario Presidente electo llama a la solidaridad nacional. Mientras allá se unen esfuerzos por el Bien Común aquí se busca la confrontación y la destrucción. El sismo en Chile fue  desastroso pero el sismo institucional y económico que azota a Venezuela desde hace once años es mucho peor. Aquel se supera con solidaridad y con esfuerzo en tanto éste se profundiza con el odio que siembra el autócrata. ¡Qué tristeza

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba