Opinión Nacional

Verguenza nacional

Antes de leer esta líneas, por favor ve a este anlace: http://www.lapatilla.com/site/2011/07/30/videoclip-de-chavez-haciendo-ejercicios-transmitio-vtv-fotos/ y  busca el video.

En todas las autocracias y dictaduras, en particular las tercermundistas, la adulación y la lisonja al autócrata son elementos fundamentales de las relaciones que se establecen entre éste y sus subordinados. En ese tipo de regímenes, entre los serviles del autócrata, la disposición a arrastrarse no tiene límites, horario ni fecha en el calendario. Un segundo al lado del autócrata es para ellos un siglo de felicidad. Una mirada del tirano les hace vibrar las fibras más profundas de su ser. Si el autócrata les estrecha la mano o los menciona, sus esfinteres entran en acelerado y excitante proceso de contracciones involuntarias. Una palmada en el hombro los hace transportarse a escenarios fabulosos de poder y dinero. !Pero un abrazo! !Un solo abrazo! les produce las más alucinantes  sensaciones multiorgásmicas.

Esa conducta repugnante, que refleja no solamente pobreza de espíritu sino carencia de dignidad y ausencia de respeto a si mismo, a su familia y a sus hijos, es la que priva en los ministros, militares, gobernadores, diputados, alcaldes y concejales oficialistas y en general en toda la jauría corrompida y jalabolas que pulula en el entorno del Iluminado de Sabaneta y Procónsul de La Habana en Caracas. Son una vergüenza y un estigna para el gentilicio venezolano.   

Este grupo «ministros» y «generales» que acompañan al Iluminado en en sus «ejercicios», haciendo el papel de bolsas, no son otra cosa que ministros del chupamedismo y «generales» del lameculismo, que reptan sin pudor alguno ante el dispensador de prebendas y «territorios» para cada una de las bandas de asaltantes del tesoro público que ellos encabezan. Hay culebras que no solamente reptan, sino que tienen una personalidad y se hacen respetar como la cobra, la mapanare. la cascabel, la macagua y otras. Pero estos cabrones reptantes no llegan a culebras, son gusanos nacidos de la podredumbre moral del jalabolismo y el culto a la personalidad como patrón de conducta de la boliburguesia chavista.

Hay que ser bien arrastrado y jalabolas para prestarse a ser parte de esta comparsa que vemos en es video, que es un insulto a todos los venezolanos. En manos de estos cretinos vegetativos se encuentran, por ahora, los destinos de la Nación. Ellos, en su jalabolismo, que pareciera estar inscrito en sus genes, se arrastran sumisos ante el dictador que les ha permitido pasar súbitamente de la inopia a la riqueza.  

Este video se encuentra en internet, al alcance millones de personas en Venezuela y en el resto del mundo. Es bueno que los venezolanos todos tengan la oportunidad de ver la degradación moral puesta al descubierto en el jalabolismo extremo de la pandilla gobernante. Pero quienes fuera de Venezuela lo vean se formrán una pobre opinión de nosotros los venezolanos, y nos caracterizarán como «quintomundistas», pobres de espíritu, sumisos, desvergonzados y jalabolas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba