Opinión Nacional

Victoria: La Corte Interamericana falla contra Venezuela en el caso de Fransisco Usón, primer preso político de la HRF

El 20 de noviembre de 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictó una sentencia unánime condenando al gobierno de Venezuela por la violación de los derechos humanos de Francisco Usón Ramírez, un general retirado del ejército venezolano, que fuera condenado por injuria y encarcelado en 2004, por expresar su preocupación sobre violaciones a los derechos humanos en Venezuela. Este fue el primer caso tomado por la Human Rights Foundation (HRF), en diciembre de 2006.

La CIDH, el único órgano jurisdiccional de la Organización de los Estados Americanos, determinó que en el proceso penal contra Usón, así como en su arresto y encarcelamiento, el Estado venezolano violó: el derecho a la libertad de expresión, a las garantías judiciales y a la protección judicial, a la libertad personal y el principio de legalidad. La corte condenó a Venezuela por violar su propia constitución y la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

“Para ese Señor inocente que fue juzgado y condenado sólo por razones políticas, esta es una muy esperada y merecida reivindicación”, dijo el fundador de la HRF, Thor Halvorssen. “Es una victoria para la justicia y un mensaje de esperanza para otras víctimas de la persecución política venezolana.”

La CIDH ordenó al gobierno venezolano a dejar sin efecto el proceso contra Usón en el plazo de un año y que se le pague un monto de 90,000 dólares por daños. La sentencia también dispuso que se establecieran límites más estrictos a la competencia de los tribunales militares, de forma que “la jurisdicción militar únicamente se aplique a militares en ejercicio y por delitos de función”. Las decisiones de la Corte Interamericana son obligatorias y definitivas, y por tanto no están sujetas a apelación.

El 22 de mayo de 2004, Usón fue detenido por la Guardia Nacional de Venezuela, por orden de la inteligencia militar del país. A partir de su detención, fue privado de su libertad. El 8 de octubre de 2004, se le sentenció a cinco años y medio de prisión en una cárcel militar, por supuestamente haber injuriado a la Fuerza Armada de Venezuela en un programa de televisión matutino el 16 de abril de 2004, en el que comentó sobre un incendio mortal en una base militar venezolana. A pesar de que Usón no divulgó secreto militar alguno ni irrespetó a persona alguna, fue arrestado y condenado por el crimen de “difamación e injuria” contra la Fuerza Armada. Adicionalmente, Usón fue juzgado en una corte militar a pesar de ser un civil. Usón fue liberado en la Nochebuena de 2007, pero ha quedado confinado al sistema de libertad condicional venezolano.

Usón, quien fue ministro del gabinete del presidente Hugo Chávez, renunció a este cargo después de un incidente de uso indiscriminado de violencia en contra de ciudadanos que marchaban pacíficamente en protesta. Poco después de que la HRF iniciase la campaña por la libertad de Usón, el presidente Hugo Chávez le ofreció a éste un indulto presidencial, el cual fue rechazado por Usón, quien declaró: “….nunca me consideré culpable, por ello nunca pedí perdón”.

“Auspiciosamente, la CIDH le ha concedido a Usón la exculpación que éste merece. La limpieza de su nombre es un triunfo para su familia y sus abogados, y también para las instituciones e individuos dedicados a defender los derechos humanos y la libertad”, añadió Halvorssen. “El caso de Usón es una enorme victoria ya que por más de un año la HRF luchó por su liberación, luego de haber establecido que su arresto, juicio y encarcelamiento representan violaciones de varias convenciones internacionales de las cuales Venezuela es signatario. Estamos muy contentos. Se hizo justicia”, dijo Halvorssen.

La HRF es una organización internacional, apolítica, dedicada a defender los derechos humanos en el continente americano. La Fundación centra su trabajo en los conceptos entrelazados de autodeterminación y libertad. Estos ideales encuentran su más alta expresión en la creencia de que todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de expresión, de asociación con personas de ideas afines. Las personas que viven en una sociedad libre deben recibir el mismo trato y debido proceso de conformidad con la ley y deben tener asimismo, la oportunidad de participar en los asuntos públicos de su país. De la misma forma, los ideales de la HRF están determinados por la convicción de que todos los seres humanos tienen el derecho a estar libres de detenciones o exilios arbitrarios, de esclavitud y tortura y de la interferencia y coerción en asuntos de conciencia. La HRF no justifica ni aboga por la violencia. El Consejo Internacional de la HRF está constituido por individuos que fueron presos de conciencia como Václav Havel, Vladimir Bukovsky, Palden Gyatso, Armando Valladares, Ramón J. Velásquez, Elie Wiesel, y Harry Wu.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba