Opinión Nacional

Viene Piedra y Candela

Aunque se me engarroten los dedos escribiéndolo, o se me seque la lengua diciéndolo, repetiré que aquí no viene ningún totalitarismo, sino piedra y candela pura, hasta sacar del gobierno a esta caterva de vivianes de oficio, verdaderos estafadores políticos, que pretenden imponernos, solo porque les da la gana a su hartazgo de arribistas sociales, una ideología estatista cien veces fracasada en su pretendida vocación libertadora, que sustentó apenas, como resultado de inenarrables sacrificios y millones de víctimas, a castas privilegiadas de esbirros de sistemas políticos policiales.

Eso ya lo sabemos todos, pero hay muchos venezolanos que consideran que todavía quedan espacios para convencer a estos truhanes de las bondades del diálogo y la convivencia entre estos bicharracos y quienes se resignan a padecerles indefinidamente.

Por eso, y ante las disparidades de criterios entre quienes quisiéramos ver el final de esta pesadilla, hay que huirle como de la peste a las discusiones falsas y polarizantes, que dividen a la mayoría nacional y así poder salir cuanto antes de este ridículo gobierno de piratas, asaltantes, coberos y abusadores compulsivos.

Votar o no votar, no puede, ni debe, ser un dilema.

Ir a votar NO a TODA la Reforma, en el referéndum, o abstenerse, mientras se vote con esas máquinas trucadas, de ese CNE de esbirros de Chávez, que cuentan siempre al revés, no puede enfrascarnos en una división suicida.

Tenemos un mes para poner el país patas arriba y acentuar el desgobierno y la parálisis y con ella la derrota de la reforma.

Ellos, empezando por el mandamás, con sus piraterías, están en veloz carrera hacia el caos económico, que se los lleva en los cachos.

Inflación acelerada, escasez, regulaciones, especulaciones cambiarias, todas hijas de la inseguridad jurídica y del agotamiento del control cambios, que ya vuela en pedazos, generarán la implosión política y terminarán arrastrando a la explosión social y a la crisis militar, aunque juren que no.

Poco importa que Chávez llegue al Referéndum y haga su trampota…esta puede ser la última. Todo se encamina al colapso de su régimen. Lo importante es saber como evitar que nos arrastre a todos a peldaños más profundos del infierno del caos económico y hasta del belicismo, al que echará mano en el clímax de su parodia bolivariana.

Y para lo que ya está en desarrollo, lo que mas importa es estar unidos EN UNA SOLA TACTICA contra la reforma castrista. Por eso creo que nuestro mayor enemigo es la dispersión a la que nos llevan los patrocinantes de opciones políticas, reiteradamente equivocadas en sus tácticas o en la designación de sus portavoces equívocos.

Por eso no hay mejor decisión, hasta para equivocarse, que la amplia consulta sobre lo que ha de hacerse. Si por ejemplo la mayoría quisiera ir a votar NO, entonces votamos.

Pero, con el mismo razonamiento, si la mayoría prefiere obtenerse, habrá que imponer, como en el 4 D, 2005, un clima de rechazo tal a las tramoyas del CNE chavista, que logremos que ellos apenas terminen por arrastrar al voto solo a un 10 % del electorado, con lo cual Chávez, aunque gane con sus cifras pírricas, tendrá que meterse su Reforma en el bolsillo.

La prueba de madurez que les exigimos, a quienes tienen el privilegio de haber sido escogidos por los medios como portavoces de la oposición y de la resistencia antidictatorial, es que se pongan de acuerdo, como a finales de noviembre de 2005, cuando se generó un rechazo unánime al fraude gubernamental.

Si esto sucediera de nuevo, no les extrañe que se trataría de una abstención convertida en boicot activo.

Una abstención masiva, implica que se plantea de inmediato, exigir la renuncia del dictador, tanto como si se hubiese dado una alta votación de todos en contra de la Reforma.

Pero alerto que es sencillamente criminal, trasladar el dilema de votar en contra o abstenerse, a la conciencia individual de todos los que nos oponemos a esta piltrafa de régimen.

Quienes dirigen, o andan en plan de querer dirigir la repulsa antigubernamental, DEBEN PONERSE DE ACUERDO y lanzar una sola consigna, en plena sintonía con lo que la inmensa mayoría quiera . Y eso puede saberse 8-10 días antes de la fecha límite, como resultó de aquel mar de fondo abstencionista, que arrastró, a toda la oposición, a la abstención el 4 D 2005, o al voto contra Chávez, en el revocatorio del 15 -08-2004.

Quienes consideramos abstenernos y quienes quieran ir a votar contra Chávez, en ese nuevo fraude, ( si es que el gobierno llega a diciembre con su plan de Reforma y no adelanta sus manotazos de fascismo rojo, que pueden también convertirse en su ruina inmediata ) debemos discutir el tema de la unidad con absoluta lealtad.

No habría una discusión verdaderamente leal, si no estamos dispuestos a considerar la hipótesis, de ir a votar en contra de la Reforma, incluso siendo nuestra convicción, que hacerlo es una soberana pendejera. Pero si eso nos une a la gran mayoría, entonces nos tragamos ese sapo podrido.

Solo reclamamos que los partidarios de ir a votar, no cometan el disparate de colocarse en contra de la inmensa mayoría si esta prefiere abstenerse, como creemos puede suceder.

Mantener una consigna de participación, aún contra la evidente mayoría, solo puede compadecerse con una conducta ruin de alcahuetería progubernamental.

Idénticos calificativos serían valederos contra quienes sostuvieran la línea de abstención, en aislamiento sectario, so pretexto de mayor pureza o radicalidad opositora, si la evidencia fuese que la mayoría prefiriera ir a votar NO.

Dejemos entonces las cosas absolutamente claras.

Nuestra propuesta, es que la unidad represente la gran palanca para salir del gobierno, por medio de la abstención y el boicot de todos a ese Referéndum, o así sea participando en el mismo y votando en contra, donde el presidente hará su mierda de fraude, con lo cual puede quedar con el rabo al aire… y esa hipótesis no puede descartarse.

Lo único que le sirve al gobierno es la división y quien diga que la abstención es una política divisionista de quienes la preferiríamos, solo esconde una miserable patraña progubernamental.

Idéntica acusación falsa podríamos hacer a quieres prefieran ir a votar en contra y sin embargo no admitimos que sean calificados con ningún improperio, que vulnere su integridad como opositores.

Hay grandes esperanzas de que el gobierno salga con las tablas en la cabeza de este nuevo proceso fraudulento, porque hasta ahora EN UNIDAD, se impulsa la repulsa contra la Reforma, sin hacer eje en lo táctico, de lo que habría que hacer el próximo 2 de diciembre.

Pero hacia el 20 de este mes, como máximo, debemos definir lo que haremos juntos.

Yo sostengo que la negativa a participar en ese fraude del 2 D, puede generar unas condiciones de ingobernabilidad tales, que en los días previos se sature el ambiente con un clima de boicot general a la dictadura.

Estoy convencido que este gobierno es derrotable y a corto plazo. Nos consta que quienes nos han dirigido por 8 años y medio, a pesar de haber fracasado una y otra vez, conservan sin embargo una rara patente de corzo, para ocultar su condición de mariscales de derrotas. Ojala sea distinto esta vez, y si nos llevaran a otro fracaso, por lo menos que quede claro quienes fueron los responsables. Pero con sinceridad auspicio y espero, que esta vez no nos lleven al desastre acostumbrado.

Este gobierno, miserable y hambreador, tiene los días contados y si no es así, de todas maneras hay que contárselos, por que lo peor que puede ocurrirnos, es acostumbrarnos a ellos, o resignarnos a soportar sus fraudes, su hegemonía y sus atropellos.

Detrás de esta discusión y sus resultados, se observa una densa lluvia de piedras y un candelorio que nadie podrá apagar…

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba