Opinión Nacional

Viva la Anarquía

Las leyes se acatan pero no se cumplen, máxima que siempre ha tenido vigencia en nuestros pueblos, en especial en el nuestro. En realidad la gravedad de esto depende del tipo de ley y de quien sea el que practica la máxima. Muchos piensan que la aplicabilidad de una ley depende de como se hace la ley. Si la ley en cuestión no tiene aplicación práctica, no obedece a necesidades reales de una comunidad, no toma en cuentan al sector poblacional a la cual va dirigida o si es hecha por legisladores ilegítimos, pareciese inevitable que la gente no le va a parar mucho al cumplimento de la misma y a la autoridad se le hace muy difícil tratar de hacerla cumplir o sencillamente la propia autoridad se hace de la vista gorda en su cumplimiento. En todo caso las consecuencias de esta anomalía si de por si son graves, adquieren una gravedad peligrosa cuando quien práctica el incumplimiento de la ley por no pararle, es el Estado o mejor el gobierno.

En estos años de revolución tenemos muchísimos ejemplos de lo que estamos escribiendo. Por una parte estamos ante un gobierno que intenta hacer una revolución a punta de leyes y no de fusiles, bueno esto es un decir. O mejor ante un gobierno que amenaza con sus fusiles, por ahora no los usa abiertamente, hace las cosas y luego redacta una ley para justificar sus acciones. Dependiendo de la reacción de la población las deja, las reforma o recula. Pero en lo que sí tenemos certeza es que ni a las leyes vigentes cuando llegará al poder ni en las que este gobierno ha redactado, incluido la propia constitución, las cumple, al menos aquellos artículos que lo puedan afectar. SÃ hace cumplir los artículos de esas leyes que están dirigidos a los particulares, valga decir pueblo y muy especialmente a esa parte del pueblo que no comulga con la llamada revolución. Alguien podrá argumentar que ya eso es un adelanto, por lo menos hay una parte de los sujetos de la ley que deben cumplirla. El problema es que hay alguien que se le ocurriera decir que la salsa que es buena para el pavo también lo debe ser para la pava. En este caso cuando digo pavo me refiero al pueblo y cuando digo pava me refiero al gobierno (interpretación libre).

Usando el estilo de la televisora Globovisión, la desestabilizadora, la antiyanky, de su UD. lo vio, pongamos algunos ejemplos prácticos. Hay una ley de protocolo que dice como debe jurarse un cago. El teniente coronel se la pasaría por el bolsillo de atrás e hizo su propio juramento. Por cierto que también cambiaría recientemente el juramento de los oficiales egresados de las academias militares. La ley dice que no se pueden decir palabras obscenas por medidos de comunicación y el TC se solaza diciéndolas, igual con el uso de nietos y nietas en plan de propaganda ideológica, violando la LOPNA. La ley dice que los militares son apolíticos y no se deben a ninguna parcialidad política o persona y lo ha convertido a la FAN en el brazo armado de su partido y le ordena a sus integrantes a hacer proselitismo en función de su revolución y de su socialismo. Los poderes públicos, de acuerdo a la constitución, son autónomos e independientes unos de los otros y les da órdenes. La ley del trabajo establece la contratación colectiva y no le paran. Hay inmovilidad laboral y el gobierno despide trabajadores, hasta embarazadas. No se puede hacer uso de los recursos del estado para beneficio personal, o de una parcialidad y ya vemos como se abusa de eso, al punto que VTV es PUSTV. Aviones y carros van y vienen y PDVSA es caja chica del PSUV. Ningún funcionario público puede hacer campaña electoral y ya vemos al propio TC y sus ministros y gobernadores de jefes de comandos de campañas. La ley de presupuesto dice una cosa y el ejecutivo hace uso de recursos por otra vía. Los tribunales y el ministerio público actúan únicamente en función de las instrucciones dadas desde el ejecutivo. Esta prohibido armar a la población y el gobierno arma a sus cálculos. La mayor violación a una disposición constitucional es lo que se ha hecho de la decisión popular del pasado 2D cuando el pueblo le dijo NO a una reforma constitucional y el presidente, nuevamente, se pasa esa decisión por donde la columna pierde su nombre. Y paremos de dar ejemplos. Todos los días vemos como se violan las leyes por parte de funcionarios del gobierno y en especial por parte del teniente coronel.

Los líderes de la oposición se esfuerzan en llamar a que se cumplan las leyes y hasta tratan de cumplirlas ellos mismo. No sería sensato, más equitativo, estudiar la posibilidad de proponer que se establezca una sociedad, un gobierno, un sistema anárquico. Así todos haríamos lo mismo, es decir nadie cumpliera ninguna ley. País sin leyes, pero ya oficialmente. Que el teniente coronel haga lo que le venga en ganas y nosotros hacemos otro tanto. Pasamos en rojo. Manejamos por la izquierda, nos comemos la flecha. Si nos ponchan tomamos la base por bolas. Pero además no pagamos impuestos, llegamos al trabajo a la hora que nos de la gana. Nos fijamos los sueldos que nos guste y nos jubilamos cuando nos de la gana. Las televisoras se saldrían de las cadenas cuando quisieran. Inscribimos nuestros candidatos así están inhabilitados. Nos metemos en la AN cuando queramos decir algo, aun sin derecho de palabra, igual comportamiento lo haríamos en el TSJ, en el CNE y hasta en Miraflores. Entraríamos a los cuarteles a hacer campaña a favor de nuestros candidatos. Celebramos carnaval en semana santa. Recibimos el año en vacaciones de agosto. Como dijeron en Francia Prohibido prohibir o en criollo que viva la pepa. Si a alguien se le ocurriera reinventar el socialismo (comunismo) porqué no reinventar el anarquismo. Podría ser un buen experimento

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba