Opinión Nacional

Vivanco

Con la abrupta expulsion de Venezuela del chileno Sr. José Vivanco, director de la organización por los Derechos Humanos para las Américas (Human Rights Watch) fundada en 1978, Chávez irracionalmente está preparando el terreno para arremeter en breve contra los medios de comunicación nacional a fin de opacar con sus cadenas y denuncias infundadas la campaña electoral de sus opositores y secuestrar oportunamente a la prensa para que no informe libremente a la nación y al mundo los resultados de las próximas elecciones de noviembre en donde Chávez sin duda alguna perderá más del 50% del poder regional que infructuosamente ha ejercido desde 1999 a través de sus camaradas en su mayoría militares .

La organización Human Rights Watch ( www.hrw.org/spanish ) no representa a ningún imperio, sino el pensamiento democrático consagrado en los 30 artículos de la Carta Universal de los Derechos Humanos suscrita (1948) por muchos países del mundo después de la II Guerra Mundial. De este acuerdo se han derivado otros pactos internacionales entre esas mismas y otras naciones de las que Venezuela forma parte. Por lo tanto, mal podría el Sr.Vivanco parcializarse por la buena o mala política del gobierno chavista. La HRW solo ha elaborado un informe oficial tal como lo hizo para su momento “Amnistía Internacional (AI)” y el “Centro Carter” en la persona de su director el colombiano Sr.César Gaviria. Lo que sucede es que esta vez el informe de HRW no favorece al gobierno por cuanto describe la verdadera situación de irrespeto a los derechos humanos ejercida por el estado venezolano. En ese informe se menciona con nombre y apellido al Sr.Chávez por ser el presidente del estado Venezolano y porque muy a menudo el propio mandatario ejerce el poder a su libre arbitrio obviando las leyes y aún la propia Constitución de la República.

Constitucionalmente Venezuela no es un país socialista sino democrático. Tampoco se está operando en el país ninguna revolución, sino en todo caso un proceso o un retroceso según el cristal ideológico con el que la mire el oficialismo o la oposición. La organización por los Derechos Humanos de las Américas es ajena a esa confrontación interna, por lo que únicamente se limita a presentar un informe imparcial a las naciones que representa con el fin de establecer criterios y ejercer presiones diplomáticas a fin de que prevalezca la razón. Ante el bochornoso episodio protagonizado por el gobierno en contra de los representantes de la mencionada institución, cabe recordar las palabras de Jesús después de hacer su entrada a la ciudad de Jerusalén montado en un burrito: “Ay de ti Jerusalén que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados…”

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba