Opinión Nacional

Well done Mr. Aristóbulo!

No puedo sino reconocer lo acertado de la decisión del señor Ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, por el acuerdo suscrito con el British Council para la enseñanza del inglés a estudiantes y profesionales del sistema educativo bolivariano.

A lo largo de mi trayectoria docente, siempre estimulé a estudiantes y colegas al aprendizaje de éste y de otros idiomas. Hablar varias lenguas es una puerta que se nos abre al mundo de las comunicaciones y del conocimiento.

Particularmente, tuve la ocasión de exponer varias clases durante mis años de estudios en la universidad, a petición de profesores que recomendaban lecturas en inglés y que la gran mayoría de mis condiscípulos no manejaban. Indiscutiblemente me encontré aventajada en ese sentido, por ello, ha sido una de mis mayores preocupaciones el que mis alumnos e incluso mis colegas y profesores se inclinen por el manejo de otros idiomas para ampliar el marco de sus conocimientos.

Hoy por hoy, la mayoría de los textos de estudios más avanzados se encuentran en el idioma de los anglosajones y podemos decir con toda certeza que, para adentrarse en el universo cibernético, el inglés, más que una herramienta, es un requisito imprescindible.

Hablar varios idiomas se hace en la actualidad cada vez más común, especialmente en países cuyas lenguas son muy difíciles de aprender para los extranjeros. Así, en el continente europeo encontramos un sinfín de personas que dominan tres o cuatro idiomas, fruto de la necesidad de este aprendizaje producto de las migraciones ocurridas durante la segunda mitad del pasado siglo.

Junto a la globalización y a la facilidad de circulación entre los países pertenecientes a la Unión Europea, se ha producido un enorme intercambio cultural y con él la ilustración en diversas lenguas. Todo ello ha derivado en el rompimiento de fronteras aislacionistas y en el advenimiento del avance común y el desarrollo para los pueblos multiculturales de estas naciones.

Pero no solo en esa parte del orbe se encuentran surtidos beneficios gracias al manejo de lenguas diversas. Asia es otro poderoso ejemplo de ello. China es hoy en día uno de los países del mundo con mayor capacidad de desarrollo y con mayor propensión a la búsqueda de inversiones foráneas para su territorio. Después de estar sumida en un comunismo retractor, China, país comunista en la historia de los mitos, se ha abierto al mundo del capitalismo, la globalización y del intercambio cultural. Con ello, se ha visto en la imperiosa necesidad de estimular y enseñar a la juventud el estudio del inglés, y así facilitar las relaciones comerciales con otros países. De igual modo, es cada vez mayor el número de jóvenes en el mundo entero que encuentran en el estudio del idioma chino, una herramienta para su progreso futuro.

Es pues, un paso al frente, un avance dentro de la educación venezolana, con o sin el aditivo de ‘bolivariana’, el que el Estado impulse y promueva el aprendizaje del inglés. Es quizá, un agujero de luz dentro de la incomprensible tiniebla que la nueva educación bolivariana pretende ser.

Y, como nobleza obliga, nos alegramos de que haya decisiones que enriquezcan la cultura y amplíen el conocimiento de los venezolanos, aunque seguramente habrá más de un funcionario que aborrezca el uso del idioma del imperialismo, más por majadería que por erudición.

Suscribo lo dicho por el Ministro de Educación, Cultura y Deportes: «Tenemos que ser coherentes con la República que estamos construyendo, estamos hablando de un mundo multipolar y, por tanto, la diversidad lingüística es demasiado importante».

Well done Mr. Aristóbulo!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba