Opinión Nacional

World Trade Center: La Película

Una película que no estoy seguro ganará espacio por mérito propio entre el público exigente y que si gana alguna estatuilla, la debería ganar en el rubro de documentales. “World Trade Center” de Oliver Stone, resulta bastante pesada de seguir, suficientemente plana con secuencias que son fáciles de anticipar, donde la platea no encuentra ninguna sorpresa y no existe clímax alguno.

Despertarse el día de la tragedia, madrugar, correr hasta el trabajo, atender la emergencia, desorientarse, quedar atrapado, ser rescatado, todo fluye tan secuencial que hasta los racconto evocando los días felices de familia son esperados.

No resulta aburrida pero si tediosa. Carece del suspenso necesario de las grandes producciones. Aunque por ello no deja de tener algunas dosis resaltantes.

Doy por entendido que ésta no será la opinión de la platea norteamericana, pues este es un tema sensible que toca un tema aún latente, pero su recepción fuera del territorio americano podría variar. Nunca durante una exhibición, aprecié tantas personas marchar afuera de la sala, para no volver o para refugiarse en el baño.

No es el mejor papel de Nicolas Cage, el mismo que ha escogido un rol bastante lento, el del Sargento John McLoughlin, caracterizando un personaje suave que permanece adormecido, agonizando, casi durmiendo con poca lucidez. No hay mayor desafío actoral. Michael Peña, por el contrario se roba la actuación de pareja, interpretando al parlanchín Will Jimeno.

No podría decir que es un film de propaganda bélica, sino por el contrario cargado de mística. El Infante de Marina retirado, David Karnes interpretado por el actor Michael Shannon, nos hace vivir el llamado de asistir y voluntariamente se presenta en la escena, colocándose su viejo uniforme de Infantería y burlando las vallas de seguridad, es él, quien resulta un predestinado que encuentra a los atrapados policías de la Autoridad Portuaria de New York y New Jersey.

Las visiones de Dios que tuvo Jimeno antes de ser rescatado, calmándole la sed con botellas de agua resultan atractivas, no solo por la veracidad con los hechos relatados por él, sino por la simbología. Será esa necesidad de agua, lo que los hace detectables y desemboca en su rescate.

El enfoque de Oliver Stone es simplista. Se sobre expone el sufrimiento de las familias. Se cae en este facilismo melodramático de novela rosa, haciendo hincapié en la esposa embarazada de Jimeno.

Desesperadas las familias de los policías, llorosas, anhelantes. Las visitas al hospital, la incredulidad, pero se ignora la verdadera lucha que viene después, en la que ambos policías ganan decididamente. En la resuelta batalla hospitalaria que dan los médicos que inducen al Sargento John McLoughlin al coma para operarlo. Tampoco se explora la recuperación física como se hizo tan bien en la cinematográfica “Men of Honor” de George Tillman Jr.

Por el contrario Stone prefiere explotar el lado de hombres sufrientes y permanece con lo agónico antes de descubrirnos el rol de los hombres salvados y mantenidos por el coraje, tan bien como lo interpretaron en el 2000. Robert De Niro como Billy Sunday y el fantástico actor Cuba Gooding Jr. interpretando al buzo Carl Brashear en “Men of Honor”.

Stone es bastante sobrio con las imágenes de las Torres y muy cauteloso en el colapso de las mismas, en parte para dar valor a la sorpresa de Jimeno que al ser rescatado, pregunta por los edificios. Al parecer él creía que solo fue el derrumbe de la sección donde se encontraba. Pero más que eso, la fuerte oposición de un sector de la sociedad estadounidense por revivir este episodio triste de la historia actual norteamericana, la manifestación de algunos familiares de las víctimas esta sirviendo como censura no oficial, la más difícil de combatir.

He leído comentarios elogiosos sobre esta producción, pero me temo no están juzgando la calidad artística, sino sus propios sentimientos.

Queda claro, que Estados Unidos no esta listo todavía para explorar las entrañas de este hiriente capitulo y que hará falta mayor tiempo y distancia emocional para ver mejores producciones sobre este tema.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba