Opinión Nacional

Y amanecerá de golpe

El próximo 28 de mayo, es decir, en dos semanas que pasarán tan lentamente como ocurre ya todo en esta calurosa sequía que nos agobia, cuando se confisquen los derechos de los venezolanos con el cierre atrabiliario e ilegal de RCTV, Venezuela amanecerá de golpe.

Al Presidente y su cohorte, tan dados a sentirse intérpretes de los grandes textos, bien les haría leer esto: “La libre comunicación de los pensamientos y de las opiniones es uno de los derechos más preciados del hombre. Todo ciudadano puede, por tanto, hablar, escribir e imprimir libremente, salvo la responsabilidad que el abuso de esta libertad produzca en los casos determinados por la ley”. Artículo 11. Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano”. Francia, 1789

El totalitarismo se caracteriza porque el gobernante se convierte en un auto ungido “puedelotodo”. Las leyes se hacen a su medida; se escriben para que él todo lo pueda. Pero aun así, el “puedelotodo” se salta a la torera cuanta regulación le resulte incómoda. Le sabe a carato e´ ñame lo que diga o piense la gente de aquí, si bien es esclavo del qué dirán afuera. Pero cacarea sobre el poder popular. Puro relleno.

Chávez es el más claro ejemplo del totalitarismo “posmo”. Sí, “posmo”.Ahora el totalitarismo no es como antes, ¡qué va!; ahora el totalitario posmo se viste de elaborados ropajes para lucir democrático. Lucir, no ser. Ah, pero llega el momento en que el “puedelotodo” se “jarta” de tanto aparentar. Entonces cae en el ejercicio burdo del “mandar a lavarse al paltó” a quien sea que lo llame al botón, u ose discrepar de cualquier de sus deseos o antojos.

El golpista nunca cree ni acepta que lo que él hizo fue un golpe, g-o-l-p-e, con sus cinco letras. Cuanto mucho considera que su comportamiento fue la corajuda defensa de los más altos valores de la Patria. Habla, claro está, de “rebelión justificada”, jamás y nunca de golpe, y asegura fue el único camino que le dejó el “sistema” para salvar al país. Hay un muy elaborado y cautivante constructo verbal. Hasta romántico. El golpista se erige como héroe reivindicador, un “salvapatria”. El fin altruista que lo inspira, a según él, justifica el camino violento que se vio forzado a tomar (él no quería, pero no le quedó de otra que dar la patada = el hombre y sus circunstancias, pobre Ortega y Gasset). El reguero de sangre, las familias enlutadas, los cuerpos esparcidos reciben como obsequio conmemorativo la frase “los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos”. Ese discursito, viejo y gastado, es cursi estribillo de canción que han entonado todos los totalitarios del mundo.

Chávez, hijo de un padre y una madre cuyo progreso sociocultural y económico se lo deben a la democracia, Chávez, hombre que fue educado y mantenido con los dineros de la democracia, ese Chávez que nació políticamente en un golpe (antes de sus 15 segundos de gloria con el famoso “por ahora” era un perfecto desconocido) no ha cambiado su estilo y talante. Está orgulloso de su barbárico comportamiento de 1992 (para él el 4 de febrero de 1992 es fecha patria), y tanto más honrado está de los langanazos que le ha dado a la democracia en estos largos años. El golpismo y el narcisismo están tatuados en su modo de pensar y ser. El no es democrático, ni quiere serlo. La democracia le estorba, le produce urticaria. Le sabe a bolsería de mangasmeás y pazguatos.

Pero el cierre de RCTV, de suyo inconstitucional y asunto muy grave, no será el último de sus golpes. Amanecerá de golpe, otra vez, cuando se apruebe la reforma constitucional antidemocrática que el susodicho desea. Este país y este pueblo tienen una Constitución que, buena o mala, aun aprobada por una minoría, está absolutamente vigente, y comenzó a violarse al nacer y, valga acotar, no por la oposición sino precisamente por el régimen que la promovió. Ahora resulta que la “mejor Constitución del mundo” tiene defectos de fábrica. ¿Por qué? Porque es una camisa que le queda chiquitica y su inmensa obesidad ególatra ya no cabe dentro de ella. La “Bicha” es, por tanto, una moribunda. Está en sus estertores, condenada a una muerte prematura, con los Brutus y los Casius de la AN dispuestos a enterrarle la daga.

El retraso en el referendo aprobatorio de la reforma constitucional no es más que una estratagema para desviar la atención de la gente. Un mero asunto táctico. Hay que esperar momentos menos espelucados, deciden. Pero la reforma será aprobada, más temprano que tarde, a como dé lugar. Salga sapos o salga ranas. Porque al “puedelotodo” no le basta con serlo en los hechos, quiere y necesita serlo en los derechos y además per secula seculorum, hasta que San Juan agache el dedo o la rana críe pelos. El “puedelotodo” se convertirá entonces, por suerte de los sortilegios de los alquimistas de la AN, el TSJ y el CNE, en “el-estado-soy-yo”.

Y todo eso se sabrá y entenderá a medias, porque ese golpe ocurrirá un domingo cualquiera, este año o el próximo, sin la posibilidad de contarlo en señal abierta en RCTV, que habrá sido silenciada en un golpe unos meses antes. En esa nueva realidad no habrá necesidad de cadenas, porque total, los canales de televisión, con la honrosa excepción de Globovisión y RCTV, fueron mansitos a acurrucarse en el regazo del “puedelotodo” y ponerse por iniciativa propia los grilletes. A cambio, un acuerdo tácito de no persecución. Eso sí, reciben y recibirán buenas y jugosas pautas publicitarias. Quizás, sólo quizás, algún medio impreso o radioeléctrico tenga el temple y el coraje de titular como corresponde, y en primera plana de ese lunes podrá leerse: “Hoy Venezuela amaneció de golpe”. A seguir, ese mismo día funcionarios del eficientísimo Seniat con su muy alabado jefe al frente de un operativo relámpago llegarán a revisarle los libros, y en su curucutear encontrarán la excusa legal para multarlo y hasta cerrarlo.

Para allá vamos. Pa’l zanjón del totalitarismo antidemocrático donde el pueblo no es más que un actor de relleno, al que se usa para que la peliculita se vea bien. Un zanjón al cual se sabe cuándo se entra y no cuándo se sale. La Reforma Constitucional, montada bajo la inmoral tapadera, violatoria de los preceptos de la Carta Magna, será un golpe de estado. Otro más.

Entretanto, escasean los huevos, el azúcar, la leche, la carne, el pollo, el pescado, la sal, las caraotas, el papel toilet; un aguacate cuesta 21 mil bs., el kilo de cebolla está a 4.900, el tomate a 3.900. Los malandros asaltan y matan a la gente a mansalva. Los intocables corruptos compran lujosos carros y beben güisqui del carísimo con los cobres que le robaron al pueblo. Pdvsa es una cueva de ladrones, secreto a voces que ¡ups! el Diputado Tascón (sí, el mismito de la lista) acaba de descubrir. La persecución política a la disidencia arrecia. Y en los cuarteles, el uniformado saludará a su superior con un muy apolítico “Patria, socialismo o muerte”, que en realidad tiene tufo y “look” de “cara al sol”. En honor a la verdad sería tanto más sincero cambiar ese saludo por “Patria, totalitarismo o muerte”.

¿Cuánto tardará Chávez en proclamarse “Benefactor de la Patria”? El hombre se para frente al espejo, y cavila. Ser o no ser; ése no es su dilema.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba