Opinión Nacional

Y vendieron el sofa

Comenzó el año 2010 e inmediatamente entró en vigencia la resolución que restringe el horario de funcionamiento de los centros comerciales de Venezuela desde las 11 am hasta las 9 pm. Los bingos y casinos también se verán afectados al igual que los cines, industrias pequeñas, grandes y medianas y quien sabe cuantas otras actividades más se irán sumando a las anteriores al momento de hacer uso de la energía eléctrica.

Pocos meses antes, el mismísimo jefe de estado alertó a los venezolanos en relación a las restricciones que cada uno de nosotros debía imponerse al momento de hacer uso del agua. Los muy famosos baños de tres minutos sin quedar “hediondo” y el uso de las totumas fueron aportes valiosos de nuestro incansable presidente, quien sin ser un experto en el manejo de aguas, nos regaló esos maravillosos “tips” para el ahorro del “preciado líquido”.

Nuestro jefe de estado no sólo se atrevió a indicarnos como manejar el agua, fue mas allá, aprovechó también para decirnos como ahorrar la energía eléctrica. En cadena nacional y con la seriedad y trascendencia del caso nos dijo: “usen una linternita para ir al baño en las noches…no enciendan las luces o usen velas”. Es nuestro deber agradecer a todos los Santos que tenemos un presidente que está en todas más una…que suertudos somos. Podemos decir con orgullo que casi hemos superado los problemas y carencias de energía eléctrica y de agua sin hacer inversión, bueno casi sin gastar un céntimo, a excepción de las totumas, las velas, las linternas y las baterías que son muy baratas y además de fácil adquisición. Quien no reconozca esos logros es por mezquindad o por ser un “amargao”, (nueva acepción por escuálido).

Por si dudan de la capacidad del gobierno para sortear los problemas de déficit de energía eléctrica y de agua, sepan ustedes que hasta están dispuestos a cambiar nuevamente el huso horario. Quedarán atrás aquellas justificaciones que motivaron a variar en 30 minutos nuestro sistema de horas que según decían “mejoraría ostensiblemente la productividad y calidad de vida los venezolanos”. Hasta eso está nuestro gobierno dispuesto a sacrificar. Nótese que las soluciones no involucran gastos de ninguna naturaleza, “cero inversión”, ¡qué maravilla!

Ya sabemos y muy bien como actúa el gobierno para remediar las deficiencias energéticas en el país…reducción de consumo, sacrificios y “cero inversión”. Esa manera tan comprometida del gobierno para acometer los problemas me hace recordar al marido celoso y precavido que supo que su esposa le montaba cacho en el sofá de la sala y para ponerle coto a la situación, al marido no se le ocurrió mejor solución que vender el sofá. Es que son igualiiiiitos al marido celoso.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba