Opinión Nacional

Yo sin patria

De tantas cosas que he vivido, la que mas angustia, horror incluso, terror es mas exacto y dolor sin límites es despertarme todos los días y carecer de patria, vivir en una país del cual creí ser genuinamente hijo, si con orgullo y honra asumimos la mágica noción de madre patria, en donde a mis antepasados nacieron, crecieron, murieron y los suyos llegaron antes que ellos, como de esperar era, y se encontraron mas que con la tierra, con ellos mismos, en estas nuevas tierras. Mi pánico crece hasta lo inconmensurable cuando pienso que, por alguna desgracia, fatalidad, tragedia, quien sabe qué, dejaré igualmente al estricote a mis hijos, a mis nietos, a los hijos de ellos… como en una sabana en donde ni los pasos que cubren los suelos dejan huella, como echarlos al mar sin salvavidas al amparo de los tiburones y sin tierra a la vista.

Pero si es terrible esta soledad, esta ingrimitud, mayor es no poder ir a ninguna parte, porque uno es como ser de donde es y si no tiene de donde ser uno como que no existe. ¿Qué responder cuando me digan, nacionalidad? Antes podía dar la mía y alzar la voz, venezolano soy! y me reconocían; unos, por las gestas de los libertadores, para muchos, padres de la patria, otros por la ingesta de petróleo, y demás minerales que servían para dar de comer a sus máquinas y alimentar sus ganancias. Era así, pero también yo era. Pero, ah!, de pronto llegó la justicia que dijo traer traje de revolución y concedió valor originario a los indios. Mas luego, dieron relevancia excepcional a lo que llaman afrovenezolanidad… En la constitución se dejaron derechos especiales a los aborígenes y la conmemoración del día de la raza dejó de ser tal y se convierte en el día de la reivindicación de la negritud, la venganza casi de los oprimidos y casi extinguidos indios…y la denuncia contra esos miserables, malditos tratantes de esclavos, violadores de indias… desmadrados que trajeron los males, la muerte, la sífilis, la esclavitud, la gripe, las gonorreas…. Mi excelentísimo Señor Presidente constantemente acude a su condición de Mulato y bendice las razas originarias, las afro y las amerindias… En castellano, desde luego!.

Recientemente para reafirmar esa selección (puedo decir fragmentación, división, discriminación racial…) se crea el ministerio de asuntos indígenas…y según me cuentan está in pectore crear el ministerio de asuntos africanos, o algo así. ¿Cómo oponerse a esto? ¿Cómo no ver en esto un acto de consciencia histórica y justicia revolucionaria?. Yo lo asumo así. Es justicia… pero hay justicias que me provocan preocupación. Yo siempre creí que éramos un solo país, siempre creí que éramos una cultura de síntesis, como bien creí la define el Libertador. Una gente nueva probablemente con genes novedoso, que se reinventaron en estas latitudes, en catres, hamacas, en fugas y encuentros. Supe por todos y por mi propia vida que no sólo vivíamos juntos, sino que nos amábamos los unos y las otras, las otras a los unos, uno a otro, uno a uno también en tantos casos. Que de allí salieron en este largo tiempo esos seres únicos del planeta en donde un catirito brinca con el mágico placer de un tambor en baile de San Benito y un negro da clases de danza clásica con la más perfección que Stravinsky demanda. Hijos de pelo “malo” que se plancha cada vez para estirarlo, blancos que se dejan el “afro” para mejor lucir. La manta que llaman guajira no se conoció nunca en esas tierras y desde hace ya tiempo se lleva con orgullo de distinción y de mercado. Vivíamos juntos, andábamos juntos y revueltos. Y era tan verdad este modo de ser que los nombres que llevan nuestros indios (palabra que no existía en estas culturas y que se las impusieron sin que ahora venga saber el por qué) es el santoral cristiano muy completo y se distinguen según los más genuinos apellidos españoles, uno que otro alemán, portugueses, italianos, gallegos y no faltan, aun cuando un tanto escasos, los nombres de los antiguos griegos. Por si fuera poco, que es tanto y mucho más, para no perder el habla del guajiro, no se si otras lenguas indígenas, se recurre a la grafía y fonética castellana y uno, profundamente ignorante, se alegra de que podamos leer el mas puro guajiro en castellano…
Con los negros y las negras, mas que en los batallas por la independencia, en la generosidad de algún militar o libertador para darles la libertad a sus esclavos, sus grandes combates fueron duelos de amor en batallas y campos de flores para germinar esta “nueva raza”, que es y que no es raza Saber en mano, luego, lograron posiciones y ejercen con legitimidad humana un gran papel, no por ser negros ni envidiar a los blancos, el maestro Prieto vive entre todos nosotros, también científicos, escritores, etc.… y muchos atletas eran parte de la familia, mas que ello con todos éramos la familia, y entre todos, que bueno era, hablábamos castellano con orgullo y no sabíamos ni interesaba las lenguas ancestrales que jamás conocieron…y para asegurarnos la igualdad entre nos, asumimos a Cristo, a la Virgen…descendientes de David, este de… hasta llegar a Abraham y de allí al mismísimo Dios Padre, también extraño a estas tierras, como el eje central de nuestra creencias y si Changó y los demás se aparecen, lo hacen siempre no por oposición, sino que, su esencial fe y su habla, son la cristiandad y el castellano. Los brujos nos exorcizan tabaco y camándula en mano, mientras Guacaipuro consume un excelente ron de la mejor caña de azúcar y si hay mucho calor una cerveza alemana o un vino francés de la mejor cepa.

Y qué decir sin que no dé tristeza esta odiosa exclusión donde quedamos fuera quines, por cosas de las cuales no somos responsables, no llegamos desde el África Negra ni descendemos de los guajiros, timotocuicas, guaraos… La negra Hipólita alimentó con sus tetas a Bolívar que era, como todos los mantuanos, español, vasca su familia por mayores detalles, servidora del rey y de sus ejércitos… De Andrés Bello y…tanto miles y miles y miles muchos más… Cierto que Páez, yo le creo todo al Excelentísimo Señor Presidente, era traidor de siete suelas, pero por algo lo llaman el Catire… No se como era Maisanta, tampoco sé como era Zamora, pero los retratos que de él he visto lo pintan perfilado en exceso al mas puro modelo europeo, como si fuera un señor Giordani, sabio puro italiano de quien me cuentan orienta los pasos del Señor Presidente en los asuntos graves de la ciencia, la planificación socialista…
¿Pero, por qué? Qué hacer con el poeta Arvelo, el maestro Chávez y la Cantata Criolla?.¿Con Gerbasi, Andrés Eloy…?..¿Qué hacer con esta lengua, que no se si pudiera decirse impuso en estas tierras el imperio español, o no sería mas bien que esa gente nueva, lo asumió para mejor entenderse, obrar, y amarse?… Y qué religión asumiremos, distinta a la cristiana, una de las características que da el Sr. Presidente a su socialismo es ser cristiano, pues si hay algo que define a occidente y estas tierras quedan allí enclavadas en todos los sentidos, es esta religión con su Cristo en la cruz.

Podría llenar de mas preguntas este texto, pero quiero confesar que la destrucción del municipio porque lo trajeron los españoles, o no consumir más aspirina porque es del “imperio” germánico, solo me resultan simpáticas si es una ironía de algún gitano con su violín a cuestas y el cantejondo en mano. Se que se podría cortar los dedos a los virtuosos ejecutantes de instrumentos europeos o árabes o…pero no es posible sacar del alma de cada venezolano la sublimidad de la música europea, y su presencia en las diversas formas, para la creación de una nueva belleza tal cual es nuestra música,(literatura, arquitectura…) que hace brotar en cada espacio suyo, esa alma nueva en donde se realiza el nuevo hombre que no es blanco, ni indio, ni negro, ni… es, sencillamente es un ser nuevo que ni en su piel, ni en su alma excluye o privilegia razas, envidias, mezquindades, complejos …
Ayer fui a las fiestas de la Divina Pastora, venía de haber compartido la fiesta de la Chinita y recordaba con intensa alegría al grupo de Chimbangles, Aje, creación de Juan de Dios Martínez,… descubrí que estos teóricos que hicieron eso de las exclusiones, además de ser ciegos nada ven. Allí estábamos todos y cuan hermosas las voluptuosidades espontáneas colmadas de pureza, de belleza, de fe: la misma en todos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba