ActualidadActualidad NacionalOpinión

Penzini Analítica: Premios Nobel en Venezuela, su importancia histórica

Leopoldo López Gil, desde su exilio político en Madrid, lejos de su hijo Leopoldo, formuló una interesante pregunta en su cuenta de Twitter: ¿Sabes quién es Lech Walesa y por qué importa su opinión sobre el caso Leopoldo López?

El caso es que Leopoldo López cumplía dos años de encarcelamiento y este importante Premio Nobel de La Paz visitaría Venezuela como señal de apoyo al líder de oposición venezolano.

Lech Walesa llegó a Venezuela auspiciado por la ONG, Premio Nobel de la Paz, Amnistía Internacional, organizaciones que han estado muy preocupados por la situación de los Derechos Humanos en el país. En uno de sus últimos comunicados, la ONG destacó que «en los últimos años, la protección y promoción de los derechos humanos garantizados tanto por la Constitución de 1.999, como por los instrumentos de derechos humanos de los que Venezuela es un Estado parte, se han deteriorado progresivamente».

Sobre el caso de Leopoldo López Mendoza, Amnistía Internacional reclama que -por el hecho de haber sido condenado a 13 años y 9 meses de prisión y sin evidencias creíbles- se ha demostrado la absoluta falta de independencia e imparcialidad judicial en Venezuela. El organismo ya ha reconocido a Leopoldo López como un «prisionero de conciencia» y, por ello, exige que Leopoldo «debe ser liberado inmediata e incondicionalmente». Advierten que este tipo de escenarios es propio de gobiernos autoritarios y no de democracias.

Junto a Lech Walesa, también brindaron su apoyo los Premios Nobel Óscar Arias (Costa Rica), la hija del Obispo Desmon Tutu, Mpho Tutu (Sudáfrica) y el nieto del expresidente sudafricano Nelson Mandela, Ndaba Mandela.

Hay que destacar que esta visita se hizo en un histórico momento en el que se lleva a cabo un debate nacional sobre la Ley de Amnistía y reconciliación nacional, demostrando estos líderes un importante apoyo internacional a los Derechos Humanos en Venezuela.

Estos distinguidos «Defensores internacionales de Paz» asistieron a una histórica sesión especial de la Asamblea Nacional, donde lograron resaltar la importancia de la liberación de los presos políticos en el país. Los ponentes fueron firmes y contundentes en rechazar la represión, el encarcelamiento político y su apoyo a la comunicación y reconciliación de Venezuela. Hay que resaltar que no asistió ningún diputado oficialista.

Naomi Tutu expuso que «solo un acto de injusticia pone en cuestionamiento toda la justicia de un país. Este 18 de febrero, recordamos cuando Leopoldo López fue llevado a prisión, y al mismo tiempo que su juicio fue secreto y no transparente”.

Lech Walesa, en su intervención, destacó que «en Venezuela deben sentarse a discutir los mecanismos que conducen al país a la crisis y solucionarlo. No debemos enfocarnos en los problemas del pasado sino en trabajar por el futuro».

Óscar Arias, en su brillante exposición, advirtió que «el futuro de Venezuela no se centra en la erradicación de quienes piensan distinto sino en la reconciliación. Por eso apoyo la Ley de Amnistía. De la libertad de los presos políticos, de la libertad de Leopoldo López, depende que Venezuela vuelva a la libertad».

En respuesta a la pregunta que formuló el padre de Leopoldo sobre quién es Lech Walessa y por qué importa su opinión sobre el caso Leopoldo López, ¿quién mejor que su hermana Edith Mary López Gil y tía de Leopoldo para responderlas? Edith Mary piensa que «es porque luchó contra el comunismo, estuvo preso, como Leopoldo, por sus ideas. Fue un preso de conciencia. Y su juicio fue injusto y violatorio del debido proceso y de sus Derechos Humanos.

Otra respuesta la ofrece su sobrina nieta Isabel Penzini, quien piensa que «vivió el comunismo y sus consecuencias, perteneció a la clase trabajadora y tiene todo el conocimiento de cómo puede llevarse a cabo una transición de un sistema comunista a un sistema democrático y de libre mercado, privatizaciones y el manejo de relaciones exteriores.

En conclusión, esta histórica visita de los Premios Nobel y embajadores de Paz nos trae una gran esperanza y ejemplo a Venezuela de personas que han dedicado su vida a la lucha por La Paz y reconciliación en sus países. La nueva Asamblea Nacional acaba de aprobar la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, es el camino de la paz y reconciliación en Venezuela. . Estamos a la puerta de un cambio y su visita y acompañamiento aquí en Venezuela fue emblemática y muy significativa.

 

P.D. Dedicamos este editorial a Leopoldo Lopez y a toda la familia López Mendoza, ahora separada por persecución política, por su incansable lucha y activismo político y por la lucha por los derechos humanos y democracia en Venezuela quienes han logrado cosas extraordinarias, como esta histórica visita de los premios Nobel. Sus esfuerzos serán compensados.

 

 

 

Los 4 Nobel de la Paz

Pocos hombres han logrado cambiar el rumbo de la Historia, sin utilizar la fuerza, ni las armas, pero con su sacrificio, sus valores democráticos y su gran ejemplo.

Óscar Arias, logró avances decisivos en los procesos de paz en los conflictos armados de América Central. Fue presidente de Costa Rica y ayudo a la paz en Centroamérica y su acción fue fundamental para lograr la firma del Acuerdo de Esquipulas, un compromiso firmado por los gobiernos centroamericanos para poner término a la guerra civil que asolaba la región.

Lech Wałęsa hizo importantes aportes en Polonia para la transición de ese país hacia la democracia Político y sindicalista polaco, fundador del primer sindicato libre del Bloque del Este «Solidaridad», quien llegó a ser presidente de Polonia, país que mientras seguía siendo en teoría un país comunista, ayudó a empezar a cambiar su economía a un sistema de libre mercado

Desmond Tutu es un clérigo y pacifista quien, junto a Nelson Mandela, conformaron uno de los pilares fundamentales contra el Apartheid en Suráfrica, fue el primer sudafricano negro en ser elegido y ordenado como Arzobispo Anglicano. Se le adjudica la acuñación del calificativo Nación del arco iris para describir metafóricamente a la Sudáfrica posterior al Apartheid y se ha incorporado desde entonces para describir la diversidad étnica de Sudáfrica

Nelson Mandela, un luchador incansable que, pese a pasar 27 años en la cárcel, logró derrotar al régimen racista del «apartheid», uno de los más despiadados del siglo XX. Este carismático expresidente sudafricano se convirtió en un símbolo de la esperanza y del triunfo del espíritu humano.

 

 

 

Revise también: 

http://www.analitica.com/penzini-analitica/

 

 

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba