OpiniónOpinión Nacional

Periodismo “rodilla en tierra”

El  discurso de poder para el pueblo  fue una constante   para justificar a los gobiernos autoritarios, aun los más criminales que gobiernan en algunos países de América Latina. Por esto, el papel de  los medios de comunicación, como sostén y portavoz de la  verdad  es enfrentar la ideología del terrorismo de Estado con las distintas formas de pensamiento democrático que existen en un país. 

Considerar el funcionamiento de la prensa durante una  dictadura como un fenómeno complejo, que no puede ser reducido exclusivamente al ejercicio de la censura propia de los regímenes dictatoriales, sino que deben ser incluidas diversas características propias de cada medio, en cuanto a su historia, públicos representados, ideología, intereses económicos y prácticas discursivas.

Los medios de prensa, como instituciones que forman parte de la sociedad, actúan en este sentido como un espacio de constitución y cristalización de significaciones sociales. Y esto es así, porque  los medios participan activamente en la construcción y en la emisión de dichas representaciones, de las creencias y los valores de la vida social, es decir, de los imaginarios sociales.

Los medios de prensa tratan de convertirse, constante y cotidianamente como actores autorizados, prestigiosos y legítimos.

Un diario clasifica y califica, al mismo tiempo que es calificado y clasificado, participando de luchas simbólicas. Y es el lector quien califica.

En este país y en muchos otros donde el autoritarismo controla la vida de sus habitantes los  grupos de poder  emplean  como canal doctrinario y apoyo para sus ofensivas políticas,  a diarios y otros medios de comunicación, ahora con una nueva herramienta comunicacional como las redes sociales Twitter,  Instagram o Snapchat , Facebook Messenger, las cuales se han convertido en unas de las principales vías para llegar a la población que en medio de su ignorancia se deja dominar  con contenidos colmados de manipulación y adoctrinamiento. 

La prensa  libre presta en cambio un ámbito privilegiado para la expresión y disputa de los distintos actores políticos y sociales que conviven en un país, y  a la vez impulsa y es impulsada por mostrar la verdadera realidad de lo que sucede.

El papel de los  medios de comunicación durante una  dictadura, saca a la superficie razones elementales que se relacionan con los fines éticos del que informa, emparentado con un inevitable compromiso con el Hombre, la democracia y los derechos humanos, que no pueden ser evitados en nombre de una supuesta “neutralidad periodística” que ubique al comunicador por fuera de las obligaciones que tienen todos los hombres en una sociedad.

Para el sociólogo Pierre Bourdieu,  en la producción de las noticias, los periodistas ejercen de por sí una forma de censura, aún sin saberlo, al no retener más que aquello que entra en sus categorías y hacer así una selección de la realidad social.

 La palabra: Afirma, en los medios de comunicación, pueden “hacer cosas, crear fantasmas, miedos, fobias o, simplemente, representaciones falsas”.No se trata de una manipulación individual  de los periodistas, sino de un efecto estructural, objetivo, anónimo e invisible de los medios de comunicación.

Para comprender lo dicho es preciso conocer la posición de los órganos de prensa y la posición de los periodistas en el interior de esos órganos Propiedades de grandes emporios económicos y hasta políticos.

Censura y control

La característica más destacable y con la que ordinariamente se asocia el funcionamiento de la prensa en la dictadura es la censura.

¨Será reprimido con reclusión de hasta diez años, el que por cualquier medio difundiere, divulgare o propagare noticias, comunicados o imágenes, con el propósito de perturbar, perjudicar o desprestigiar las actividades de las Fuerzas Armadas, de Seguridad o Policiales.”

Este tipo de texto es tácitamente  un modo en que la libertad de expresión es  coartada por la autocensura mucho más que por una censura previa, en función del terror a ser victima de una acción del régimen gobernante. En una prensa libre el auténtico límite es  el establecido por el miedo.

Otro modo de censura por los gobiernos autoritarios,  es el debate acerca del papel de la prensa, distintos diarios emblemáticos de este país se han visto afectados por esta situación al límite de no poder publicar sus ediciones de forma impresa, dejando a los ciudadanos huérfanos de información y de análisis de lo que pasa en el país y en el mundo.

Los lectores encuentran  la construcción de la realidad que propone el periódico una comprobación de su propia visión del mundo, que tiende así a reproducirse a sí misma, antes que a cuestionarse. Quizás el lector de periódicos no espera encontrar en ellos una novedad, sino la continuidad del estado de las cosas y una interpretación acostumbrada de las mismas; una reafirmación de la confianza en la estabilidad del mundo y sus instituciones.

Por malos gobiernos elegidos por un pueblo inmaduro, quienes creyeron  en su pretensión de cambio a expensas de la eficacia, del desarrollo económico o una seguridad ideológica. Es que países viven bajo un régimen autoritario.

En un gobierno donde se violan la libertad de pensamiento y de prensa es difícil determinar dónde radica la frontera entre la libertad para publicar y la censura del gobierno.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba