OpiniónOpinión Nacional

¿Por qué Actualizar tu Modelo de Negocio?

Los cambios en el entorno requieren validar los modelos de negocio porque, con los cambios de circunstancias, aparecen y desaparecen consumidores, competidores, distribuidores, tecnologías, variaciones en el tipo de cambio, niveles arancelarios y regulaciones, que nos obligan a cambiar.

Un modelo de negocio es un conjunto de actividades en el que cada una representa uno de los atributos del mercado mediante los cuales la empresa busca atraer a los consumidores.

Un ejemplo sencillo de actualización del modelo de negocio ocurrió en el comercio de alimentos al surgir el confinamiento. Las investigaciones que hemos realizado a través de la Encuesta Multisectorial Empresarial de Escenarios Datanalisis muestran que algunas empresas del ramo mejoraron sus páginas web para una mejor visualización de la oferta disponible, recepción de pedidos, facilitación de pagos digitales y servicio de delivery y, así, crecieron en ventas y beneficios. En cambio, las empresas del mismo ramo que no se adaptaron están entre las que han sufrido mayores caídas en sus ventas y resultados.

Los beneficios de un ejercicio o taller para la actualización del Modelo de Negocio son impactantes: Identificar cambios en los entornos de la organización que pueden requerir de dicha actualización del modelo de negocio. Superar el inmovilismo gerencial al reducir la incertidumbre. Evitar discrepancias y cohesionar el equipo gerencial alrededor de las estrategias que componen el modelo de negocio actualizado y acelerar las respuestas del equipo.

Los cambios de circunstancias en el ambiente de los negocios que pueden inducir a  actualizar el modelo de negocio pueden provenir de diferentes anillos de entorno: internacional, macroeconómico y político, cadena sectorial, mercado e interno a la organización.

En el ejemplo sobre las empresas de distribución de alimentos, los cambios vinieron del entorno internacional (pandemia, desconocimiento de tratamientos y escasez de medicinas y vacunas); así como también, en Venezuela, las empresas estaban agotadas por siete años de hiperinflación, recesión y falta de combustible. Había que buscar medios económicos para llevar el producto al consumidor final sin que tuviera que trasladarse.

Otro ejemplo evidente de adaptación de los modelos de negocio se ubica en el sector bancario. La banca tradicional ha venido siendo retada desde el anillo de la cadena sectorial por el “Shadow Banking” o “Banca de Sombra” como un servicio sustitutivo, ofreciendo servicios digitales por medio de aplicaciones que agilizan, simplifican, desregulan y abaratan muchas de las transacciones originalmente exclusivas de la banca tradicional. Algunos bancos reaccionaron, incorporando a sus modelos de negocio estrategias digitales que sustituyen las agencias bancarias por ordenadores y celulares inteligentes; otros bancos fueron más parcos en esta adaptación y sufren las consecuencias. A su vez, las criptomonedas compiten con el Shadow Banking en la facilitación, aceleración y abaratamiento de las transferencias monetarias. Por último, en el caso de Venezuela, la intermediación bancaria se ha minimizado por el alto encaje legal, dejándole solamente espacio en lo transaccional. De allí que los bancos que más se habían adaptado a la digitalización tenían ventaja en la carrera por las transacciones.

En cada caso, al ajustar las actividades que definen cada modelo de negocio, es necesario acoplar las relaciones entre ellas; tienen que ser complementarias. No garantiza el éxito modificar una de las actividades si dicha actividad no es compatible con otras. Por ejemplo, hay aerolíneas con un modelo de negocio concebido alrededor de precios bajos, y ello supone utilizar un solo tipo de avión (menor inventario de repuestos y de especialidades mecánicas), no conexiones ni transferencias de equipaje, tiempos cortos de espera en los aeropuertos y salidas a tiempo, etc. Pero otra aerolínea, de precios altos y una amplia gama de servicios, no puede copiarse, por ejemplo, el atributo tiempos cortos de espera en los aeropuertos, si no cuenta con la misma agilidad de mantenimiento de aviones que facilita la utilización de un solo tipo de avión.

En Venezuela se está gestando un gran reto en actualización de los modelos de negocios en aquellas empresas que importan lo que venden versus las que venden lo que producen en el país. Hoy, la ventaja la llevan los importadores porque lo hacen con un Bolívar sobrevaluado y aranceles bajos. Si esto cambia, porque no se estabilice el valor del Bolívar, la sobrevaluación puede explotarnos en la cara, ocurriendo, como siempre, una gran devaluación con el consiguiente encarecimiento de las importaciones. Este cambio colocaría a los productos hechos en Venezuela en mejor posición competitiva que la actual. Prepárese con tiempo: Calcule un flujo de caja con el Dólar en Bs. 10; a ver qué pasa con su disponibilidad de dinero, tamaño de clientela, la competencia y sus ganancias.

@joseagilyepes

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba