OpiniónOpinión Nacional

¿Por qué ganó Donald Trump?

1-En el caso de la fallida invasión de ”Bahía de Cochinos” (”Playa Girón”), en 1961, el presidente Kennedy dijo lo siguiente:

”Siempre me cuidé de los expertos. Esta vez no me cuidé: les hice caso y terminó saliéndome mal”.

Dicha invasión había sido planificada en tiempos de Eisenhower pero no la terminó ejecutando. Los expertos le aconsejaron a Kennedy que la ejecutara. Kennedy le hizo caso a los expertos y la invasión salió muy mal. No nos vamos a poner a dar detalles de dicha invasión que sería objeto de un análisis aparte.

Esta lección la aprendió Kennedy cuando le tocó la llamada ”crisis de los misiles”, en octubre de 1962. Tampoco nos vamos a meter a detallar dicha crisis que también sería objeto de un estudio aparte. Lo cierto es que en la ”crisis de los misiles”, Kennedy no consultó a expertos. Kennedy se apersonó directa y personalmente de la situación y se situó bien lejos de expertos, encuestadores, analistas políticos, opinadores profesionales y de todo tipo de ”sabio” que en el tiempo presente dijeron que era imposible que Donald Trump ganara las elecciones presidenciales en Los Estados Unidos de América del pasado 8 de noviembre; lo mismo que dijeron al principio de las primarias del Partido Republicano, en la que no solo dijeron que era imposible que Donald Trump ganara dichas primarias sino que era un ”payaso sin ningún tipo de futuro político”, que era un ”showman” cuyo show pronto se desvanecería, que había montado un ”reality show” del que al poco tiempo se olvidarían los espectadores de dicho espectáculo político circense. No se puede negar que Donald Trump logró algo que a la larga o la corta da muchos frutos y consigue muchos logros, como lo fue el haber sido subestimado. Claro: le dejan el campo libre, no le dan la debida importancia, etc. Cuando los expertos y afines, se dieron cuenta de lo que era capaz de hacer Donald Trump, ya era demasiado tarde. Ya no podían con él, ”ya el daño estaba hecho”. Fue un gravísimo error el haberlo subestimado.

Volviendo a la ”crisis de los misiles”, diremos que a diferencia de ”Bahía de Cochinos”, la ”crisis de los misiles” terminó muy bien para los Estados Unidos de América y para el mundo. Imaginemos por un momento, qué hubiera sido del mundo, si en octubre de 1962, Kennedy no se hubiera plantado y hubiera manejado erróneamente la ”crisis de los misiles”, y en consecuencia los rusos y los cubanos hubieran logrado instalar con éxito un arsenal atómico en Cuba, a 90 millas del Estado de Florida. No olvidemos que las bombas atómicas que tiraron en agosto de 1945 en Hiroshima y Nagasaki, eran unas bombas de juguetes en comparación con el arsenal atómico que para 1962, tenían tanto Rusia como Los Estados Unidos de América.

El mundo le debe mucho a Kennedy en poder haber salvado a la humanidad de una eventual catástrofe nuclear, así algunas subjetividades y apasionamientos, todavía al día de hoy, impidan ver con claridad histórica, lo que verdaderamente pasó en la ”crisis de los misiles” de octubre de 1962. Imaginemos en lo que pudiera haber podido pasado en el mundo, si Fidel y Raúl Castro, en algún momento pudieran haber puesto el dedo en un botón de arsenal nuclear, a 90 millas de Florida.

¡Bendito sea Dios que Kennedy en la ”crisis de los misiles” no se dejó guiar por los expertos!

2- Recientemente los expertos que subestimaron a Donald Trump, se han equivocado en tres importantísimas y trascendentales situaciones:

I- El triunfo del brexit en El Reino Unido.

II- El triunfo del No en Colombia en el plebiscito de los acuerdos de La Habana, entre Juan Manuel Santos y las FARC

III- El triunfo del subestimado Donald Trump.

Obviamente que dentro de la palabra “experto” entran muchas categorías de personas, siendo una de ellas los profesionales de las encuestas. Con todo respeto hacia dichos profesionales pero creemos que deben de revisar su trabajo porque en algo están fallando y de gran manera, y sobre temas tan sumamente importantes como los tres antes mencionados.

3- El subestimado Donald Trump tuvo que ver con el triunfo de del brexit en El Reino Unido. En efecto:

El ex eurodiputado Nigel Farage, quien fue el principal líder británico para lograr la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UKIP), intervino en las elecciones norteamericanas. Entre otras cuestiones, declaró lo siguiente:

“Si fuera un ciudadano estadounidense, no votaría por Hillary Clinton ni que me pagaran…le diré a la gente de este país que las circunstancias, las similitudes, los paralelismos entre la gente que votó Brexit y la gente que puede derrotar a Clinton en pocas semanas, son sorprendentes”.

Trump se mostró muy complacido ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea y hasta llegó a declarar lo siguiente:

 ”Los votantes estadounidenses están a las puertas de alcanzar una nueva emancipación… el 8 de noviembre es nuestra oportunidad de redeclarar la independencia americana”.

El pasado 18 de agosto, Trump escribió en su cuenta Twitter lo siguiente:

“Prontamente me llamarán ‘señor brexit“.

Hasta donde sabemos, Hillary Clinton no dijo prácticamente sobre el deseo del pueblo inglés de salirse de la Unión Europea. En nuestra opinión, este hecho ni le añadió ni le quitó nada a la campaña por La Casa Blanca. Sin embargo, creemos que favoreció a Donald Trump el hecho de haberse pronunciado a favor de dicha salida, ya que entre otros aspectos, con su apoyo al brexit, le dio a buena parte de los norteamericanos, una sensación de libertad económica, independencia, soberanía y hasta un llamado a la autoestima como nación que se tradujo en uno de los slogan de Donad Trump, que decía “Make America Great Again”.

4- En cuanto al triunfo del No en Colombia, el presidente Obama se resteó totalmente a favor de dicho proceso de supuesta paz. Decimos supuesta paz, porque paz con impunidad, no es paz. Para que haya paz, si bien no debe haber venganza pero tampoco debe haber impunidad, debe haber justicia.

El día 11 de abril de 1963, San Juan XXIII publicó la encíclica “Pacem in Terris” (La Paz en la Tierra). Al conmemorarse los cuarenta años de la “Pacem in Terris”, San Juan Pablo II, publicó otra encíclica para conmemorar la anterior. En ambas se nos dice cuáles son las 4 columnas que soportan el edificio de la paz:

Justicia  Libertad  Verdad  Amor

No dice venganza, pero tampoco dice impunidad. Dice justicia.

En relación a los acuerdos de impunidad Santos-FARC, el presidente Juan Manuel Santos se fue a Washington y se reunió con el presidente Obama en la Casa Blanca y en muy buen inglés, Santos le entregó a Obama los acuerdos de paz, que no paz (Santos estudió en USA y habla muy bien inglés).

Al momento de escribir estas líneas, se está hablando de un nuevo acuerdo Santos- FARC. Veremos en que para dicho nuevo acuerdo y si el actual presidente electo Donald Trump se restea por ellos, tal cual se resteó Obama por los acuerdos derrotados en el plebiscito del pasado 2 de octubre. De todas maneras, al momento de escribir estas líneas, Obama sigue siendo presidente constitucional y Donald Trump lo será a partir del 20 de enero.

5- Una de las tantas explicaciones que ahora se están haciendo del por qué se equivocaron los expertos y en especial las encuestadoras, es en lo que están llamando “el voto oculto”. Veamos uno de los tantos aspectos, en los que pudiera haber habido un voto oculto y es en el caso del aborto:

El 3 de abril del presente año, en el programa “Meet the Press”, de la cadena NBC, Hillary Clinton dijo que el feto en el vientre de la madre “no tiene derechos constitucionales”. Es decir, de acuerdo a la señora Clinton, el niño dentro del vientre de la madre, no es una persona sino una cosa.

En el tercer debate entre Donald Trump y Hillary Clinton, realizado el pasado 19 de octubre, la señora Clinton dijo que estaba de acuerdo que se permita el aborto incluso hasta en el noveno mes de la gestación, a diferencia de Donald Trump que dijo que eso “estaba mal”.

Además Hillary Clinton dijo lo siguiente:

Donald ha dicho que él está a favor de cortar el financiamiento a Planned Parenthood…defenderé a Planned Parenthood.

Lo relacionado con Planned Parenthood, era la crítica de la señora Clinton a Donald Trump por éste haber apoyado el recorte de más de 500 millones de dólares en fondos públicos que recibe al año Planned Parenthood. Esta organización está acusada de tener un mercado negro de venta de órganos de bebés abortados y también de encubrir violaciones a menores. Hillary Clinton recibió millones de millones de $ provenientes de Planned Parenthood, para el financiamiento de su campaña y además es una asidua asistente a sus convenciones, etc.

El abortismo militante de la señora Clinton, le tuvo que haber restado votos, sobre todo de parte de los evangélicos, quienes a su vez, no se andan con medias tintas en materia de aborto. Los evangélicos tienen como característica que no se avergüenzan de profesar su religión, que leen y estudian La Biblia. Esto último, a diferencia de nosotros los católicos. Por lo general, cuando uno escucha a alguien que cita La Biblia, es porque es evangélico y además no les da pena invocar el nombre salvador de Jesús. He ahí una de las razones por las que los evangélicos crecen a costa de restarnos feligreses a nosotros los católicos que pocas veces leemos y estudiamos La Biblia y que además a veces profesamos una religión tibia, vacía, hueca, frívola y superficial, y hasta folclórica,  reducida a procesiones como quien por curiosidad va a un desfile militar. Esto se traduce en ir a la Iglesia solo por bautismos y matrimonios debido a compromisos sociales (alguna razón tiene que haber que explique el crecimiento de los evangélicos en occidente a costa de nuestro decrecimiento, no siendo lo mismo en oriente en donde el catolicismo está creciendo, aunque esto es un tema aparte).

Dicho lo anterior, no podemos dejar de reconocer que hubo muchos problemas entre la jerarquía de la Iglesia Católica Norteamericana y el presidente Obama por la obligación del llamado “Obamacare” a los hospitales y colegios católicos, de contratar seguros que contengan primas de aborto. Hillary Clinton apoyó esto. Esto trajo y todavía trae muchas tensiones entre los líderes del Partido Demócrata y los obispos, y además con los sacerdotes y monjas norteamericanas.

A lo anterior hay que añadirle que Hillary Clinton nombró de candidato a vice presidente a Tim Kaine, católico pero abortista al igual que es abortista la señora Clinton. Y a Mr. Tom Kaine le pasó lo que le dijera Don Quijote a Sancho Panza y que es lo siguiente:

“Sancho, con la Iglesia hemos topado”.

Pues bien, Thomas Petri, eminente sacerdote dominico, le dijo a Tim Kaine:

Do us both a favor and not show up in his Communion line. I take Canon 915 seriously for you and for me”, lo cual se pudiera traducir de la siguiente manera:

“Hágame un favor y no venga a que le dé la Sagrada Comunión porque no se lo voy a dar. Tomo muy en serio el canon 915 del Código de Derecho Canónico, sería embarazoso para usted y para mí”.

El canon 915 dice lo siguiente:

“No deben ser admitidos a la sagrada comunión los excomulgados y los que están en entredicho después de la imposición o declaración de la pena, y los que obstinadamente persistan en un manifiesto pecado grave”.

Un problema similar tuvo John Kerry, actual Secretario de Estado, quien fue candidato del Partido Demócrata en el 2004. El contendor de Kerry por el Partido Republicano fue George Bush Jr quien iba a la reelección. Kerry también es católico y también es abortista. En un momento dado, Kerry comulgó y fue amonestado por la jerarquía de la Iglesia Católica. No se puede comulgar y la vez estar de acuerdo con el aborto, lo cual está implícito en el canon 915 antes citado. Y a nuestro mejor entender, no solo fue amonestado Kerry sino también el sacerdote que le dio la Sagrada Comunión.

En contraste: George Bush Jr se pronunció contra el aborto. Y es el caso que John Kerry perdió las elecciones del 2004. Y ahora también las pierden tanto Hillary Clinton como Tim Kaine. Y también es el caso que ahora también las gana Donald Trump, quien a pesar de todas las barbaridades, locuras y sandeces que dijo, que no se puede negar que las dijo, al menos se pronunció contra el aborto.

Obvio que a tanto a Kerry, como a Hillary Clinton los perjudicó el tema del aborto. El abortismo tiene un lobby muy agresivo y pudiera ser que a mucha gente le dé un cierto temor el expresarse en contra el aborto.

Mucha gente fue descalificada por el lobby abortista, eufemísticamente auto denominado “pro-choice”, por el mero hecho de haber dicho que estaba en contra del aborto y que simplemente por ese mero hecho, no votaría por Hillary Clinton. Por lo tanto, fue sumamente valiente la persona que luego del tercer debate, declaró a CNN que votaría por Trump por el mero hecho de haberle escuchado decir a Hillary Clinton que era abortable el ser vivo de 9 meses dentro del vientre de la madre, y por contraste escucharle decir a Trump que eso no era admisible y que no estaba bien.

A diferencia de los evangélicos, que en líneas generales votaron en contra de Hillary Clinton y a favor de Donald Trump, simplemente porque Clinton es abortista militante y Trump no lo es, algunos católicos dijeron que lo del aborto no era un asunto electoral relevante, que era un asunto propio de monjitas anticuadas molestas con Obama y Hillary Clinton y de viejas beatas. Al que cree esto, que por favor medite que perdieron las elecciones tanto John Kerry como Hillary Clinton, abortistas eufemísticamente llamados “pro-choice”, mientras que los “pro-life” George Bush Jr y Donald Trump ganaron sus respectivas elecciones presidenciales.

“Según la prestigiosa encuestadora Gallup, en 1995 un 56 por ciento de los norteamericanos se declararon a favor del aborto mientras solamente un 33 por ciento se proclamaron defensores de la vida. Catorce años más tarde, en el 2009, el panorama había cambiado en forma radical con un 51 por ciento declarándose defensores de la vida y un 42 por ciento partidarios del aborto”.

Es muy probable, que lo del aborto, tuvo que haber habido un voto oculto a favor de Donald Trump.

6-Obviamente que no fue solamente por el “voto oculto” que pudo haber habido con lo del aborto por lo que ganó Donald Trump. Hubo mucho más. Veamos en este punto número 6, el tema de Cuba y Venezuela, y todo ello relacionado con los cubanos y venezolanos de Miami:

Es verdad lo que dice Andrés Oppenheimer:

Donald Trump recibió un poco de ayuda no intencional del presidente Obama, cuyos más recientes ramos de olivo a Cuba poco antes de las elecciones irritaron a muchos cubanoamericanos, y lo ayudaron a usted a ganar el crucial estado de Florida.

Como lo escribí en esta columna una semana antes de las elecciones, la decisión de Obama del 14 de octubre de flexibilizar el embargo estadounidense a Cuba en materia de ron y cigarros, así como la decisión del 26 de octubre de abstenerse por primera vez en el voto anual de las Naciones Unidas contra el embargo estadounidense a Cuba empujó a muchos exiliados cubanoamericanos de la vieja guardia a votar por Donald Trump.

Sin embargo, creemos que además de lo que bien dice Oppenheimer, hay algo más. En nuestra opinión, la reanudación de las relaciones entre Obama y Raúl Castro, lo que trajo fue un “big business”. Fidel Castro y Raúl Castro, tenían un rehén que se llama Alan Gross. Lo único que la dictadura cubana dio a cambio, fue el haber soltado a Alan Gross que soltaron, como cuando los secuestradores de un banco sueltan un rehén en medio de las negociaciones. Alan Gross salió con un “Síndrome de Estocolmo”. Fuera de Alan Gross, los Castro no dieron más nada. Y posteriormente, lo que al día de hoy, hay entre USA y Cuba, son fabulosos negocios. “Business is business” lo cual también aplica también la dictadura cubana, al más conspicuo y abyecto capitalismo salvaje, así una vez más, los hermanos Castro se disfracen de Robín Hood tropicales.

En Cuba sigue habiendo un régimen marxista-leninista que permanece intacto. En Cuba continúa la represión, la violación de los derechos humanos, les siguen dando palo a las Damas de Blanco, no hay prensa libre, no hay democracia, no hay elecciones libres, etc. Los acuerdos Obama-Castro no cambiaron el régimen tiránico de los Castro y más bien lo que hicieron fue atornillarlos más y darles más oxigeno del que han ido recibiendo a lo largo de casi 60 años. Dicho esto, hay que revelar un acuerdo secreto que hizo Obama con Fidel y Raúl Castro, a través de intermediarios y que fue el siguiente:

El gobierno de Los Estados Unidos no se meterá con el régimen castro chavista de Nicolás Maduro y no impedirá la regaladera y dádivas de petróleo de Venezuela a Cuba, por la que los hermanos Castro no pagan, no han pagado y jamás le pagarán a los venezolanos. Si objetivamente se observan los hechos, se verá que las declaraciones y actuaciones del gobierno de Obama hacia Venezuela, son ambiguas, tibias, melifluas y ambivalentes, en las que se observa una clara doble moral, y además se han hecho reuniones nada claras y transparentes entre el Secretario de Estado Kerry y el sub secretario Tomas Shannon, con las más altas autoridades del actual gobierno venezolano. En todas esas reuniones, cabe la siguiente pregunta: ¿qué se pudo haber negociado tras bastidores?

Ahora bien, en esto que estamos analizando del triángulo Obama-Raúl Castro-Nicolás Maduro”, Hillary Clinton tuvo unas declaraciones que más bien parecían “un saludo a la bandera”, tales como que ella “veía con preocupación” lo que pasaba en Venezuela y ambigüedades de ese tipo.

En cambio, Donald Trump agarró el toro por los cachos, se apersonó del asunto, habló claro y sin ambigüedades contra los regímenes de Fidel y Raúl Castro, y de Nicolás Maduro. Además se fue a Miami y les habló claro, certera y directamente a los venezolanos exiliados en Florida que son unos cuantos y además algunos de ellos votan, y también les habló a los cubanos de la calle 8 de Miami, que también son unos cuantos y que también votan, y que no quieren ni a Fidel Castro, ni a Raúl Castro, ni a Nicolás Maduro, y a todos les ofreció cambiar la actual política de Obama, en relación a los Castro y a Nicolás Maduro.

En relación a Venezuela, Donald Trump dijo textualmente lo siguiente:

Venezuela es un hermoso, vibrante y maravilloso lugar pero que ha sido herido terriblemente por los socialistas de Venezuela…El próximo presidente de Estados Unidos debía mantenerse solidario con las personas oprimidas del hemisferio americano…En Venezuela hay muchas personas oprimidas. Ellos anhelan ser libres, ellos anhelan ser ayudados… Venezuela se encuentra en problemas… su sistema es malo, pero su pueblo es grande”.

Y en consecuencia, el pasado 8 de noviembre, al ganar Donald Trump, se repitió la historia del año 2000, al decidirse en Florida el triunfo de George Bush Jr. Recordemos:

Al Gore era vicepresidente y a la vez candidato del Partido Demócrata, y George Bush Jr era candidato del Partido Republicano. Bill Clinton se empeñó en devolver balserito Elián González para Cuba y eso que Al Gore, al igual que George Bush Jr, también se opuso a dicha devolución. Al Bill Clinton devolver a Cuba al balserito, los cubanos de Florida salieron a votar masivamente a favor de los republicanos y en contra de los demócratas.

En el 2000, el Estado de Florida, al igual que esta vez, fue el fiel de la balanza, ya que es indirecto el voto por presidente en USA; es por delegados al Colegio Electoral, quien a su vez elige al presidente. No son votos directos, son votos de segundo grado. En líneas generales y salvo unas pocas excepciones, el que gane el voto popular en un determinado estado, aunque sea por un voto, se lleva todos los delegados de dicho estado. Florida fue tan determinante en los triunfos para llegar a La Casa Blanca, que tanto Al Gore como Hillary Clinton, ganaron la totalidad del voto popular en todo Los Estados Unidos de América, pero perdieron en El Estado de Florida y ahí estuvo la diferencia entre la victoria y la derrota.

Si Al Gore hubiera ganado en Florida y no George Bush Jr, el presidente de Los Estados Unidos de América hubiera sido Al Gore y no George Bush Jr. De la misma manera, si Hillary Clinton hubiera ganado en Florida y no Donald Trump, la actual presidenta electa de Los Estados Unidos de América hubiera sido Hillary Clinton y no Donald Trump. Y así como la devolución del balserito a Cuba, fue determinante para que George Bush Jr llegara en el año 2000 a La Casa Blanca, esta vez lo fue la contundente determinación de Donald Trump en prometer revisar las relaciones diplomáticas con Raúl Castro y Nicolás Maduro, mientras que Hillary Clinton comete el error de haber sido un tanto ambigua en esto. Hasta salieron varios venezolanos exiliados en Florida, a declarar que iban a votar por Donald Trump, etc.

Pareciera que lo del Estado de Florida, no tuvo efecto solamente en los latinos que viven y votan en el Estado de Florida sino también en otros estados. No se puede negar que Trump dijo barbaridades, irrespetos, exabruptos y amenazó a algunos latinos, en especial, a los mexicanos, pero aun así, de cada 10 votantes latinos, 3 votaron por Donald Trump y por otra parte, por Hillary Clinton, votaron una menor cantidad de votantes latinos que los que esperaban los demócratas, ya que por Hillary Clinton votó menor porcentaje que el que votó por Obama. Puede que haya sido lo que Donald Trump hizo y lo que dejó de hacer Hillary Clinton en Florida, una posible explicación de esta sorpresa.

7-El eminente abogado y analista político, Francisco Sanz Brandt, escribió lo siguiente:

“No apoyo, ni me identifico, ni me gustan y para mí son igualmente malos, tanto Hillary Clinton como Donald Trump. Cada uno por razones específicas que ahora son largas de enumerar.

Lo anterior lo digo porque desde que comenzó la campaña electoral en USA tuve el presentimiento de que Donald Trump ganaría las elecciones. Ese presentimiento pasó a ser certeza en mí ya que entre Julio y Agosto de este año, mi esposa y yo, recorrimos en motocicleta los 4 bordes de USA pasando por 31 estados y dedicamos tiempo para hablar con todo tipo de personas, desde altos empresarios y gerentes, pasando por comerciantes y empleados de todos los niveles, artistas plásticos y ciudadanos comunes. De esa experiencia vimos y entendimos que USA no es Nueva York, Chicago, Miami, Boston, Los Ángeles o San Francisco.

USA está y pesa mucho en el “country side”, allí donde están los granjeros, ganaderos, pequeños comerciantes, donde están los llamados “red neck”, hombres y mujeres con el cuello quemado por el sol por el trabajo duro. Vimos extensiones inmensas de tierras para el cultivo y la ganadería, gente labrando sus campos pero también vimos zonas industriales en ciudades importantes con edificaciones cerradas, abandonadas y muchas en situación ruinosa, testigos de la pérdida de industrias y de empleos por cuanto que la productividad se fue a otros países. Escuché a una persona decir que de nada valía tener productos importados más baratos, si no había trabajo ni dinero para comprarlos.

Escuché al dueño de un hotel en un pequeño pueblo, un señor ya cercano a sus 80 años pero plenamente lúcido decirnos que era demócrata, que toda su vida había votado demócrata, pero por primera vez no lo haría porque no podía votar por Hillary Clinton una persona nada confiable en un momento histórico para USA en la que se necesitaba generar una economía sólida y que pueda crecer.

Vimos a lo largo de un recorrido de más de 12.000 millas cientos y miles de calcomanías, pendones, pancartas y hasta banderas en mástiles de veleros, en casas, fabricas, comercios y fincad apoyando a Trump y solo vimos 2 carteles por Hillary Clinton, en los que en uno decía “Hillary Lier” y en la otra “Hillary for prision 2017” (Fin de la cita).

También está el caso de lo que escribiera el eminente periodista Gastón Echeverría Criollo, quien escribió lo siguiente:

Estuvimos compartiendo años de estudio, en Vermont, Boston y Nueva York. Allí conocimos de cerca el sentimiento nacionalista de los norteamericanos. Para ellos, su Nación representa la primera potencia del mundo. De eso se habían venido vanagloriando… De allí que ningún otro País albergue tantos inmigrantes.

Precisamente, esa proliferación de extranjeros ilegales en USA, los ha perjudicado. No por ser humanos. Su error, es creer que allí las leyes se pueden violar, como en sus Países de origen. Algunos de éstos, vienen desde hace años, desvirtuando a un sistema que es ejemplo de democracia, pero en donde la justicia se aplica a quien la infrinja, así su procedencia provenga de alguna figura de los poderes públicos. En USA, manejar con algunos tragos, está penado. Igual ocurre con el ruido nocturno de las fiestas. Existe gran libertad, pero también existe la gran justicia.

Donald Trump, representa el retorno del orden. El que su País vuelva a recuperar espacios descuidados. Se les cerraron puestos de trabajo a los norteamericanos, para aceptar ilegales de otros lugares. Las políticas del exterior, también han dado retrocesos. Antes USA, se hacía respetar. Esto se ha ido perdiendo por la tolerancia del partido demócrata, que se apartó del sueño americano, que tanto se pregona

Se complementan los anteriores brillantes y certeros escritos, de los talentosos Francisco Sanz y de Gastón Echeverría. Ambos añaden a lo dicho anteriormente, unas muy inteligente y agudas explicaciones, del por qué ganó Donald Trump.

8- En la campaña electoral entre Hillary Clinton y Donald Trump, no hubo mucha ideología y ni tampoco muchos planes de gobierno, lo que básicamente hubo, fueron ataques personales y muchos auto goles.  Ganó Donald Trump, porque se metió menos auto goles que los que se metió Hillary Clinton.

En relación a los ataques personales, los de Hillary Clinton hacia Donald Trump, fueron muchos menos grotescos, soeces, ordinarios, procaces y chabacanos que los de Donald Trump hacia Hillary Clinton, lo cual no quiere decir que Hillary Clinton no los haya también realizado. En cuanto a lo grotesco y chabacano del estilo de Donald Trump, fue por ejemplo muy desagradable el haber tenido que presenciar lo siguiente:

En un acto de campaña, en Carolina del Sur, Donald Trump ”imitó de manera burlona, a Serge Kovaleski, un reconocido periodista discapacitado del diario The New York Times. Trump hizo una imitación, con todo y gestos, del reportero que sufre la enfermedad llamada artrogriposis, una condición congénita que limita el movimiento de sus brazos y manos. Fin de la cita. Tomado de Univision.com y Agencias. Publicado: nov 26, 2015 | 01:11 PM EST.

También fue muy desagradable el que los demócratas hayan sacado unos videos de Trump en los que dice obscenidades sobre las mujeres. Obviamente que lo que dijo Donald Trump estuvo muy mal pero dichos videos no los filtraron los demócratas con la intención de moralizar la política de las obscenidades de Trump sino para tratar de sacarle provecho político en favor de Hillary Clinton y en contra de Donald Trump, lo cual fue un acto de suprema hipocresía y fariseísmo, porque en materia de libertinaje sexual, Donald Trump es un niño de pecho al lado de Bill Clinton. Es como que si los republicanos, con el fin de sacarle provecho en favor de Donald Trump y en contra de Hillary Clinton, hubieran filtrado un video, con lo que sucedió en el salón Oval de la Casa Blanca, entre Bill Clinton y Mónica Lewinsky, u otro con las andanzas sexuales de Bill Clinton cuando fue gobernador de Arkansas, lo cual no hubiera sido éticamente correcto, como tampoco lo fue el citado video contra Donald Trump.

En estos intentos de moralismo sexual, cabe lo que dijera Nuestro Señor Jesucristo:

El que esté libre de pecado que tire la primera piedra“. Juan 8: 7

Tan no les funcionó la estrategia antes dicha a los demócratas, que 4 de 10 mujeres votaron por Donald Trump. Es obvio que en esto y en otras muchas otras cuestiones, se equivocaron los demócratas, falló la estrategia demócrata de ataque a Donald Trump.

Más habló Hillary Clinton sobre Donald Trump que sobre ella misma, lo cual fue un craso error estratégico de su parte y del Partido Demócrata. Por esto y por mucho más que lamentablemente no nos alcanza el espacio para analizar, ganó Donald Trump.

9- No podemos negar que Donald Trump se ha moderado, luego de haber sido reconocido como presidente electo. Ya no es “Hillary for prision” sino «Hillary ha trabajado mucho duro, durante mucho tiempo y le tenemos con ella una gran deuda de gratitud por su servicio a nuestro país».

También Donald Trump ha dicho frases tales como estas:

«Prometo a todos los ciudadanos de nuestra tierra que seré el presidente de todos los estadounidenses» 

«A todos los republicanos, demócratas e independientes en esta nación les digo que es momento de que nos reconciliemos como un pueblo unido» 

«Trabajando juntos emprenderemos la urgente tarea de reconstruir nuestra nación y renovar el sueño americano» 

«Buscaremos puntos en común, no la hostilidad; la colaboración, no el conflicto» 

«A todos aquellos que escogieron no darme su apoyo en el pasado, de los que ha habido unos pocos, les tiendo la mano para recibir vuestra guía y ayuda para que podamos trabajar juntos y unificar nuestro gran país»

«Quiero decir a la comunidad internacional que, aunque pondremos siempre primero el interés, trataremos a todos de forma justa, a todos los pueblos y todas las naciones». 

Hillary Clinton también tuvo una actitud gallarda y altiva. Dijo lo siguiente:

“Debemos aceptar este resultado, debemos tener la mente abierta y darle la oportunidad de liderar”.

Además de lo antes dicho, hubo una reunión entre el actual presidente Obama y el presidente electo Trump. Ya Obama no era para Trump, el hombre al que acusó de haber fundado el Estado Islámico sino “un hombre muy bueno por el que siento un gran respeto al que pediré su consejo en el futuro”, y para Obama ya Trump no es el hombre que no está cualificado para ser presidente” y del peligro que es “el tenerle cerca del botón nuclear“, sino del cual declaró lo siguiente:

“Mi prioridad número uno en los próximos dos meses será facilitar una transición que garantice que nuestro presidente electo tenga éxito…Sobre todo, quiero insistirle, señor presidente electo, que ahora queremos hacer todo lo que podamos para ayudarle a tener éxito. Porque si usted tiene éxito, el país tendrá éxito”.

En cuanto a Donald Trump hay que darle tiempo al tiempo para ver, si de verdad, es el nuevo Donald Trump luego de haberse convertido en presidente electo, o si como dicen en el llano venezolano “la cabra tira pal monte”.

[email protected]
@caballitonoble

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba