OpiniónOpinión Internacional

¿Por qué perdió Santos?

Por Salud Hernández-Mora

1) Creyó que los 9 millones de votos del 2010 eran suyos. Leyó mal, se los pasó Uribe, que tenía entonces el 80 por ciento de apoyo. Santos ganó cuando J. J. Rendón ‘uribizó’ su campaña. No traicionó a Uribe, no tendría importancia entre políticos del todo vale. Traicionó a millones de ciudadanos y se lo cobraron.

2) En el gobierno de Uribe, mientras Vargas Lleras y otros abandonaban el barco, convencidos de que la segunda reelección era un adefesio, Santos le apostó a quedarse y esperar que la Corte Constitucional la tumbara. Así quedaba el primero en la fila del uribismo más recalcitrante. Ahora dice que no le gusta la reelección, salvo la suya. No es creíble.

3) Cometió el error de su antecesor: satanizó a quienes piensan distinto. Tildó de enemigo de la paz, guerrerista, de ultraderecha, al que osaba criticar su proceso, así fuera la mitad del país y favorecieran la salida negociada. En contraste, consideró amigas de la paz a las Farc. Quien siembra vientos recoge tempestades.

4) Caló hondo su frase “Habrá que creerles”, cuando las Farc dijeron que no tenían secuestrados. Santos avaló la mentira y muchos empezaron a desconfiar tanto de él, de lo que estaba dispuesto a ceder en Cuba, como de la voluntad de paz de las Farc.

5) Nunca fue un pacifista, no tiene credencial que mostrar. Aceptó el Ministerio de Defensa no para llegar a la paz, sino para catapultarse a la presidencia. En el gobierno de la seguridad democrática, era el puesto de la visibilidad. No resultó convincente su interpretación del Mandela criollo.

6) Pasó la mayor parte de su vida pisando alfombras y los fines de semana en Anapoima, compartiendo con el país de la estratosfera, que es el suyo. Ha llegado a todo desde arriba. No conecta.

7) Su apoyo a Musa Besaile y Ñoño Elías, entre otros, permitiendo que la corrupción se tomara las cámaras, demostró de lo que era capaz con tal de reelegirse. Y como ellos sabían que habría segunda vuelta, prefirieron subir el valor de su apoyo y demostrarle que sin barones costeños, Santos es poco.

8) El teflón protector de los medios de comunicación, el periodismo militante sin medida, causó rechazo. Igual que la actuación sesgada de la Fiscalía y del CNE. Le echaron una manito al cuello.

9) La locomotora que más necesitan los ciudadanos, la de la infraestructura, sigue en la estación, como otras. Y la inseguridad urbana se disparó, uno de los problemas que más lo castigaron.

10) Sus furiosos ataques al gobierno de Uribe le granjearon el apoyo de quienes detestan al expresidente, y a esos no tenía que convencerlos. Pero perdió los millones que se decepcionaron del exmandatario y no olvidan que Santos fue ficha importante de su gobierno y se postuló como su candidato. Dio imagen de oportunista antes y ahora.

11) Incoherencia y un incorregible afán de quedar bien con todos. Echa un día a Petro, intenta apropiarse de la alcaldía con fines electoreros, proclama que fue pésimo gestor para recibirlo a continuación con los brazos abiertos. Al no haber explicación para esa y muchas otras volteretas, la gente concluye: piensa mal y acertarás.

Tiene suerte de que ganara Zuluaga y no Marta Lucía o Peñalosa. Lo habrían barrido en segunda vuelta. Ahora consiste en saber quién es más odiado, si el Presidente actual o el pasado. (ElTiempo.com)

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba