OpiniónOpinión Nacional

¿Qué es un bachaquero?

El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia; su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria. Sir Winston Churchill

 

Intrigados, estupefactos, incrédulos, un grupo de amigos de allende los mares me preguntan por el término Bachaquero y su significado. Por supuesto que la primera pista la ofrece el DRAE cuando establece que un bachaco, raíz del término, es una “hormiga grande y voraz de los Formícidos, de color rojizo y a veces negro según la especie”. En la convulsionada Venezuela Bolivariana – que sufre en bolsillo y barriga propia los estragos del Socialismo del siglo XXI – tenemos esas dos especies de bachacos, que multiplicados se convierten en bachaqueros.

Los rojos son los más peligrosos, más voraces, más depredadores, lo hacen todo a lo grande, para ellos la Patria Querida y Bonita es un negocio redondo, a nombre de la igualdad y de la defensa de los oprimidos, llenan sus cuentas corrientes de inmundos dólares americanos; en una luctuosa y lamentable década y media los bachaqueros rojos han expoliado el país, para dolor propio y vergüenza ajena. Somos un verdadero caso de estudio y de reflexión.

Toda la bonanza de la que disfrutábamos fue engullida en un santiamén por los chafarotes, caudillos, nuevos próceres de la hablachenta e ineficiente Revolución Bolivariana; despilfarraron, malversaron, disiparon, defraudaron, desfalcaron, usurparon, malgastaron, saquearon, todo lo que había y lo que no: las empresas del Estado, incluyendo a PDVSA, los servicios públicos, la red vial, las líneas aéreas, los hospitales, las empresas productoras y eficientes de cualquier naturaleza, los fondos de pensión y las cajas de ahorro, la seguridad personal y, lo que es peor, la esperanza de la gente, en especial, de nuestros jóvenes.

Los otros bachaqueros, los del montón, son tributarios y derivación de los rojo – rojitos. No viajan en lujosos aviones ni en carros blindados, sino en motos chinas o a piesmente. Su objetivo no es el millón de dólares o el saqueo del erario público. Son más modestos: dos kilos de arroz, un pollo, una lata de leche, un paquete de pañales o de toallas sanitarias, unas latas de atún o de sardinas, constituyen botín suficiente, rapiña bastante, captura relevante,   para estos bachaqueros hechos en Socialismo.

Como el trabajo productivo no es bien visto por la Revolución, el Hombre Nuevo Socialista está hecho para rebuscarse, para especular, para ganarse cómoda y fácilmente el pan de cada día, habida cuenta de que ya no hay real para las dádivas populistas, y las Misiones electoreras y oportunistas son fiel testimonio de la ineficiencia revolucionaria.. Profunda razón tenía Elías Canetti; es bueno recordarles a los bachaqueros rojo – rojitos que intentan tapar el sol del capitalismo con el puño socialista en alto que:

Ninguna miseria puede ocultarse, todas son públicas. 

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba