OpiniónOpinión Nacional

¿Quién es el líder en una democracia?

El problema de la alternativa democrática, expresada en  la MUD, es que tiene  varios líderes y debe decidirse quien cuenta con la mayor simpatía del pueblo venezolano. La MUD puede escoger y aconsejar  la mejor estrategia para llegar al poder, pero la selección del líder que deberá  ejecutarla, eso quien lo decide es el mismo pueblo que es el Soberano. La MUD y su firme unidad la necesita el sector político para enfrentar con éxito la meta que es hacer regresar a Venezuela el sistema democrático que es parte de la cultura política del país. Pero el líder de esta nueva etapa no le corresponde escogerlo a la MUD sino al propio pueblo  venezolano. ¿Cómo hacerlo porque son varios los líderes? Como los medios  fueron casi todos tomados por el régimen  y no es fácil que puedan comunicarse con el pueblo, la alternativa que queda es acudir a las encuestadoras serias-Datanálisis y Keller-para conocer quien de los que aspiran a representar la Venezuela democrática cuenta con el respaldo de la mayoría de los venezolanos. De este manera la MUD conserva la necesaria unidad del sector político frente al actual régimen autocrático y el pueblo selecciona al líder mas confiable y mas capaz para conducir  la reconstrucción de Venezuela que fácil no va a ser. La MUD  es la unidad y trabaja en base a la racionalidad. EL líder es el llamado a conducir el proceso electoral  para que el poder político no esté concentrado en una minoría sino sea ejercido en representación  de la inmensa mayoría del pueblo venezolano que necesita de un gobernante que lo represente, cumpla con la Constitución y respete los derechos humanos.

Sería un error que los partidos políticos opositores no estuvieran incorporados a la MUD porque para derrotar a un Estado totalitario se necesita conservar la unidad no solo del sector político sino también de la Sociedad Civil que no representa a Venezuela sino que ella es Venezuela. Sin ella el país no funciona. Colapsa. Pero el líder de este proyecto democrático que requiere del apoyo de los ciudadanos  debe seleccionarlo el propio pueblo por mayoría para que cuando sea consultada la voluntad popular en unas elecciones ese pueblo se lance a las urnas  para elegirlo. La MUD se inspira en la racionalidad y el líder en  la emoción popular.

EL líder necesita reunir estas dos condiciones. Debe ganarse la simpatía de los ciudadanos por su forma de expresarse que revele tanto su sinceridad  como el compromiso  de trabajar por el Bien Común de todos los venezolanos y debe también presentar un programa de gobierno que el pueblo comparta para reconstruir a Venezuela en beneficio de todos los venezolanos. La simpatía personal  y el programa de gobierno harán, ambos, que tenga el respaldo de la mayoría. Esto no lo regala la MUD sino que  hay que ganárselo. Competir para ganárselo no es dividir porque la competencia es democracia y por eso en las autocracias no hay competencia sino  órdenes militares.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba