OpiniónOpinión Nacional

Rafael Montilla: La fotografía como iluminación

Mi trabajo se basa en la abstracción geométrica y el cubo juega un papel central en mi propuesta. El cubo representa un símbolo de armonía, unidad y equilibrio de nuestra vida interna y externa. Construyo y deconstruyo el cubo para despertar la curiosidad en los espectadores y hacer que quieran mirar más de cerca y lograr una conexión con la obra de arte. Se deconstruye porque estamos en tiempos de destrucción en mundo.(Rafael Montilla)

La vida y obra de Rafael Montilla gira en torno a la geometría y específicamente al  cubo. Así gran parte de su  lenguaje fotográfico gira alrededor de esta forma y su milenario simbolismo, ha creado series como la foto-escultura donde la composición visual está asociada a la geometría; que es determinado por las matemáticas,  cómo diría Newton las matemáticas son el lenguaje de Dios, es una de la manera como la ciencia ha intentado comprender el universo. Siglos pasaron para que se pudiera demostrar que las órbitas de los planetas alrededor del sol eran elipses, lo cual logró  Kepler  al  asumir las órbitas elípticas en lugar de la circular que era  considerada por él la forma perfecta y así pudo  armonizar las órbitas celestes con las observaciones astronómica, en ese momento  se dio   un paso fundamental, para comprender   la geometría celeste. El cubo también fue una forma privilegiada, en civilizaciones como la griega    estuvo asociada  a la totalidad, y a los elementos que integran el cosmos, y  manifestación de la espiritualidad. Al igual que  en la India de ahí que la cantidad de templos tengan esta forma geométrica,  como los cubos de aproximadamente 2×2 metros en que los monjes, o gurús hindúes  permanecen durante el día, meditando y bendiciendo a los devotos que van a las orillas del Ganges a purificarse, así también  los ojos de Buda ubicados en la cúspides de las bóvedas encebollados  de los templos y hogares nepalíes tienen forma está  cúbica, Montilla ha asumida esta forma como centro de sus diversos lenguajes visuales: como son la fotografía, la escultura, la pintura y el performance.

Incluso ha fusionado la tridimensionalidad cúbica en la fotografía en cubos  donde cada una de las caras tiene un paisaje y flotan en el vacío, o cuando  deconstruye los cubos  a través de la fotografía. En la serie Matrix transforma el paisaje en  serialidad cúbica, donde el  punto de fuga pareciera guiarnos al infinito, por eso lleva esta serie ese título,  que hace alusión al film Matrix donde Neo el protagonista tiene que  escoger entre dos píldoras una que determina la visión de la realidad y otra que le permitirá  verla  tal como es, y liberarse  de las matrices   que dominan a la humanidad  al determinar la visión de la realidad, sentimientos.., decisión que da inicio a esta saga.  

Ese ver la realidad tal cual es,  podría ser una metáfora al concepto de maya del budismo, que el neófito logra trascender  al adentrarse   en el nirvana. Es esta una de  las razones de que  varias series fotografías sean dominadas por la geometría cúbica,  desplegando  el simbolismo del cubo a través de la estética.

 En el  2022 ha dispersado en Miami Florida, más de 700 pequeños cubos que pegan en paredes, puertas, postes, cercas que dan la  ilusión de tridimensionalidad,  metáfora de la necesidad él la humanidad para librarse de los condicionamientos que lo  esclavizan a la realidad material, el consumismo y le impiden evolucionar espiritualmente para conocerse a sí mismo, lo cuales ha registrado también fotográficamente en sus amaneceres y cubos evanescentes.

Las  fotografías  de paisajes marinos de I Love Miami,  son  símbolos de la espiritualidad al ser cliqueadoen el atardecer y el amanecer  se  asocian al renacer.

Hay fotografías en su obra  que son emblemáticas como la de los cubos flotantes,    hechos con material de reciclaje, anclados al fondo de una playa de Miami, para sorprender el público, vacías en su interior, símbolos de la totalidad y de la espiritualidad, estas esculturas de noche eran iridiscentes,  parecían misteriosas apariciones  sobre el mar. También destacan las imágenes del vagón de un tren oxidado, desorganizado donde   los  artistas  creaban en su interior.

Una de sus  series más conocidas es I Love Miami presentadas exitosamente en diversas galerías de Miami, impactó tanto  que el ex-alcalde de Miami declaró el dia del artista Rafael montilla, como un día para las artes en Miami, pues a través de su obra ha demostrado su amor a  esa bellas costas. Cómo este artista convirtió la fotografía en uno de los elementos fundamentales de su obra, su testimonio es elocuente:

Mi cámara es mi compañera, mi amiga, juntos buscamos el momento, el lugar para expresar la experiencia, el sentimiento. Cuando tomo una foto, todos mis sentidos se vuelven uno, es tan sublime el momento que dejó de respirar, es vivir esos segundos solo para captar la imagen, que termina siendo parte de mi, de mi meditación, de mi esencia.  

Rafael Montilla 

La fotografía para este artista visual, por tanto  es una prolongación más del Ser y sus sentidos. El performance creado por el artista también es dominado por el cubo, y así como la fotografía es  la  huella de un tiempo y espacio que dejó de existir. La fotografía en el performance es el registro de las acciones que  realiza, así el hombre cubo está asociado a la fotografía. Pues es la huella de luz que queda  de sus acciones. En esa etapa de la obra  tuvo que crear un performance acorde a su lenguaje visual, y   esto lo llevó al problema de cómo crearlo, qué indumentaria debería tener, y que comunicara al otro toda la riqueza simbólica del cubo.  Ante este dilema tuvo la certeza que debía cubrir su cuerpo de un traje completamente blanco,  al ser el color asociado a la pureza y la espiritualidad, presente en la arquitectura, templos e indumentarias sacras.

Creó  una indumentaria que emana  una atmósfera de espiritualidad, y búsqueda interior y que a su vez fuera contemporánea, y transmite la idea de que somos parte del cosmos, y energía en continua transformación. Deseaba que el otro descubriera a través del performance un destello del universo estelar, y la imagen que llegó a él tras meditar fue la del astronauta, quien es un navegante del espacio y específicamente  Neil Armstrong, el primer hombre que vio la vastedad del universo cara a cara, pisó el  suelo lunar y pudo ver la tierra en toda su belleza y fragilidad flotar en el vacío.  Ante esta realidad el artista decidió asumir esa indumentaria como símbolo del encuentro de la humanidad con el cosmos, de la espiritualidad y del conocimiento de sí, a través de la duda, la reflexión y el diálogo que se genera cada vez que realiza un performance con el Hombre-Cubo. Pues plantea, otro nivel de relación con el público, como provocarlo a que de la simple observación del otro se de un proceso  de conocimiento de sí,  gracias a la la indumentaria y a un casco en forma cubo, donde las cuatro caras horizontales reflejaran al curioso espectador,  sin poder ver quien esta dentro de la máscara cúbica. A través de las 4 caras  verticales el otro se verá así, al verse reflejado, se esta ante una acción de autoconocimiento; a través de  la quinta cara horizontal  se refleja el cosmos como una manera de reconocerse como parte integrante del universo. 

Así   creó el performance del Hombre-Cubo, que cual astronauta recorre la urbe de Florida, el Central Park de Nueva York,  los mercados populares de México. Y  la gente  al verlo se le acerca, pregunta y no encuentran respuestas sino gestos, intentan indagar qué hay detrás del cubo y se ven así mismos reflejados. Generalmente la gente hace selfies y empieza a fotografiarlo,  preguntar ante  el anónimo personaje, hacen y dicen cosas que no harían ante alguien reconocible, así   el astronauta caminante, es un ser liberador.  Para promover en los medios y las redes  a este performance difunde  a quienes lo han  fotografiado de manera anónima, y por  fotógrafos profesionales en situaciones diversas donde el Hombre  Cubo se va integrando  al día a día  al  arte público.  Continuó experimentando e investigando en este sentido para convertirlo en un paradigma estético al integrarlo a las instalaciones   que realiza como la serie Big Bang,  y a través de la imagen  quedará  el registro de la acción, de ahí que la fotografía  sea un lenguaje fundamental en  su obra.

Las huellas de luz  creadas por  el artista son vías para expresar la urgencia de redescubrir que somos más que materia, y que la energía del cosmos palpita en cada ser humano. La estética se convierte así  en una mayéutica para provocar el acercamiento a lo trascendente, a lo impalpable, a lo presentido.  La búsqueda por encontrar horizontes donde existir cobijado por lo sagrado   lo llevó a la India,  durante años se dedicó el artista a buscar respuestas a sus inquietudes  recorriendo y  conociendo gurús, monjes, vivencias que se han   transformado en las últimas décadas en  arte. Así una de las raíces de este lenguaje visual  son las semillas e inspiraciones que nacieron en las orillas del Ganges entre los  terraplenes que llevan a estas oscuras aguas liberadoras del Karma. En el tiempo ha ido  creando un lenguaje visual que sigue madurando para crear  metáforas estéticas que acerquen al otro a sí y al cosmos.    

El  artista desea comunicar  qué la realidad no es tal como la percibimos,   y  que podemos acceder a ella al  limpiar las puertas de la percepción que nos permitan conocerla  como un todo. Verdad que  se devela en la serie fotográfica  “cubos lumínicos levitantes”, 2022 en la cual se percibe de manera rotunda  como la materia es energía, y como estas  formas   adentran al otro en   dimensiones paralelas entre verdes fosforescentes, amarillo azulados  y rojos  titilantes   donde el objeto y la realidad se entremezclan  para transmitir la idea de  que el desasimiento lleva a la liberación del Ser  y   reunificar el alma   a la materia. Crea así  atmósferas  para  transformar la fotografía en portales estéticos que guían el mirar y el sentir de lo numinoso.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba