OpiniónOpinión Nacional

Retrato de una catástrofe (V)

Carlos Canache Mata

La catástrofe económica, bosquejada a grandes rasgos en los cuatro artículos anteriores, tiene su correlato en la catástrofe social. Lo que está pasando en Venezuela ha sido motivo de preocupación y alarma para la comunidad internacional. La ONU, la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá y la casi totalidad de los países de América del Sur se han pronunciado sobre la tragedia que vivimos. El pasado lunes 30 de abril se reunió el Consejo Permanente de la OEA para discutir la crisis humanitaria venezolana y su impacto  en los países de la región.

Ha habido un naufragio de las políticas sociales puestas en marcha por los que, desde hace casi 20 años, ejercen el poder.

SALUD. El sistema de salud pública ha colapsado. Su capacidad instalada de 45.000 camas en 300 hospitales (Ministerio de Salud, IVSS y Sanidad Militar) solo tiene disponibles 21.000 camas. Eso significa que se ha creado la necesidad de privatizar el financiamiento de una porción importante del servicio, lo que es grave en un país en el que 68% de sus habitantes carece de seguro de atención médica. A lo anterior se suma el notable desabastecimiento de medicamentos, de material médico-quirúrgico y de servicios de laboratorio.

Enfermedades que habían sido erradicadas, han reaparecido. La malaria dejó de ser un problema para Venezuela, gracias al programa de control aplicado por el doctor Arnoldo Gabaldón en la época democrática, pero, como se señala en el Informe de 2017 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “ahora tenemos incrementos masivos que probablemente lleguen a medio millón de casos por año; es el mayor incremento registrado en el mundo”, consecuencia de la reducción o abandono de las campañas antipalúdicas.

El ex-Ministro de Salud Rafael Orihuela declaró el pasado 4 de abril: “hay un repunte de patologías como la difteria, el sarampión, la tuberculosis, extendidas por el país por falta de vacunación, por lo cual se ha retrocedido al país a 60 años atrás”.

Como era de esperarse, han aumentado las tasas de mortalidad general e infantil, aunque el gobierno cree que las puede ocultar no publicando, desde diciembre del año 2016, el boletín epidemiológico y la información que, sin interrupciones, se hacían del conocimiento de los venezolanos desde 1938.

En la próxima entrega nos referiremos a la educación y otros aspectos de una política social fracasada.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba