OpiniónOpinión Nacional

Sangre en El Caribe

Por: Juan Domingo Cordero
@JDCORDEROM ‏

La operación de venta de USD 2.800 Millones de Bonos PDVSA 22 a cambio de USD 865 Millones que el Banco Central de Venezuela (BCV) realizó a Goldman Sachs en el mercado secundario americano “Over the Counter” (OTC), ha originado los más diversos comentarios por el precio de la transacción y la intervención de un intermediario en representación del BCV.

Empezando por esto último, debemos analizar el entorno hostil en el cual está actuando la tesorería del BCV. Es un hecho que los principales bancos americanos empezando por el Citi, han venido cerrando cuentas a las entidades públicas venezolanas.

En el mercado Over The Counter, sin la previa aprobación de sus respectivos de departamentos de legitimación de capitales las tesorerías del BCV y de Goldman Sachs, no pueden realizar operaciones.

Es posible que los departamentos de legitimación de capitales de ambas instituciones se hayan vetado mutuamente y por lo tanto no pueden realizar operaciones directas entre ellas. En consecuencia, las altas gerencias de ambas instituciones utilizaron un intermediario para realizar la operación indirectamente.

Es obvio que Goldman Sachs conocía que los bonos venían de las carteras del BCV, según ellos una organización corrupta y terrorista. Y que BCV sabía que el comprador era el conspicuo representante del imperio mismo, el mega tiburón gringo, según ellos depredador de los desposeídos y Pran de la banca americana. Esos pequeños detalles se resolvieron rápidamente con la aparición en la jugada de Dinosaur Merchant Bank Limited (DMBL). Negocios son negocios y la clásica doble moral de Wall Street y la banca.

Ha sido criticado el intermediario seleccionado por el BCV y Goldman Sachs para realizar la operación. Algunos afirman que DMBL es una minúscula casa de bolsa inglesa, prácticamente una compañía de maletín.

Descalificar es fácil. La gente de Dinosaur Financial Group no son unos improvisados. Es una organización financiera que nace en el 2001 y con oficinas en New York, Londres, Miami, Madrid y Milano. El hecho que no sea tan grande como Goldman Sachs no los descalifica y sus servicios pueden ser tan eficientes y profesionales como cualquiera de los grandes tiburones.

Vemos entonces que puede haber razones operativas para que la transacción no se hiciera directamente entre Goldman Sachs y BCV, que podría justificar la intervención de un intermediario. Sin embargo, el punto clave es determinar a qué precio el BCV le vendió a DMBL y a qué precio este último le vendió a Goldman Sachs. No hay por qué alarmarse si los diferenciales de precios están dentro de los porcentajes razonables que cobra el mercado. En Wall Street no hay almuerzo gratis.

Sin embargo, en caso que no sea así y el diferencial de precios haya sido exagerado, se levantará una enorme duda en el reparto de ese diferencial, que las autoridades del BCV tendrían que responder.

Con relación al precio de la operación debemos afirmar que el mismo lo fija el mercado de acuerdo al riesgo que significa la inversión en dichos bonos. A pesar que PDVSA ha cumplido correctamente con sus compromisos, la situación política interna del país, los indicadores económicos adversos, la falta de publicación de algunos indicadores económicos y la disminución de los precios del petróleo, ha provocado que las calificadoras de riesgo Standard & Poor’s y Moody`s haya degradado la deuda venezolana a niveles CCC esto significa que es “vulnerable a un incumplimiento de pago”.

Adicionalmente PDVSA el BCV vienen dando señales al mercado que requieren urgentemente liquides para cumplir sus compromisos. La banca internacional conocía perfectamente que en la tesorería del BVC se encontraban la codiciada presa, y que en cualquier momento su desesperado dueño tendría que ofrecerla al mercado.

Los grandes tiburones comenzaron a aproximarse al caribe teñido de rojo por la falta de liquidez que se desprendía de la tesorería del BCV presto a atacar la presa. El tiburón amarillo Nomura también le metió un mini mordisco a presa.

Esas percepciones del mercado han influido en toda la curva de los bonos soberanos y de PDVSA y nadie puede esperar que el mercado le asigne un alto valor a los bonos PDVSA 22 vendidos por el BCV.

Sin embargo, Para determinar si el precio de venta del PDVSA 22 (6%) el que el mercado teóricamente estaba dispuesto a pagar, en un cálculo empírico, tendríamos hacer referencia de los precios que actualmente tienen bonos similares emitidos por PDVSA, en efecto podemos ver que el PDVSA 24 (6%), un cupón y amortizaciones similares y con dos años más para su vencimiento, lo cual lo hace menos atractivo para el inversionista, se ha negociado recientemente al precio 39%.

Luego da la impresión que la valoración teórica del PDVSA 22 vendido por el BCV a 31%, está por encima de ese precio. A los fines de ser objetivos tendríamos que considerar que el alto monto negociado USD 860 Millones influye negativamente en la formación del precio. Sin embargo aun considerando eso, nos resulta que el precio de la negociación es altamente atractivo para el comprador.

Los analistas de Rendivalores para la valoración teórica del PDVSA 22 toman como referencia el PDVSA 24 (6%) y en Venny 20 (6%), ambos de igual cupón y con dos años más y menos de maduración.

Este cálculo realizado bajo estricta metodología financiera le asigna al PDVSA 22 un valor teórico entre 47% y 49%. La frase del Wall Street Journal sobre la operación lo dice todo: «Comprar Bonos por pennies fue pan comido para Goldman Sachs’’.

En el mercado hay una expresión: Cuando hay crisis el precio lo fija el comprador. Sangre en el Caribe.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba