OpiniónOpinión Nacional

Si se sembró el petróleo

Existe la percepción errada de que Venezuela no sembró el petróleo. No es verdad. Al celebrar el 80mo. Aniversario del emblemático artículo de Arturo Uslar Pietri (AHORA, 14 de julio de 1936), es necesario poner las cosas en su lugar.

Fue en gran medida gracias al petróleo que Venezuela hizo su transición hacia un régimen democrático de plenas libertades. Eleazar López Contreras, el presidente de la transición democrática (1935-1941); su sucesor, Isaías Medina Angarita, y los sucesores de este, Rómulo Betancourt y Rómulo Gallegos, sentaron las bases para la democratización de Venezuela. Después del interregno dictatorial del Gral. Pérez Jiménez (1848-1958), la democracia fue rescatada, el 23 de enero de 1958.

Durante las presidencias de Betancourt (1959-1964), Raúl Leoni (1964-1969) y Rafael Caldera (1969-1974), Venezuela vivió el mejor período de crecimiento económico con baja inflación y alto empleo; lapso durante el cual se construyó en el país la más vasta red de autopistas y carreteras, un sistema integral de seguridad social, centenares de hospitales y miles de institutos de educación.

La extensa infraestructura de puertos y aeropuertos, el complejo industrial de Guayana, la creación de PDVSA, el plan de Becas Gran Mariscal de Ayacucho, el surgimiento de una pujante industria manufacturera, el Teatro Teresa Carreño, el Metro de Caracas, el sistema eléctrico nacional y el imponente complejo hidroeléctrico del Caroní fueron la envidia de América Latina. Y ejecutorias de la democracia. No menos importantes fueron las obras de los siguientes gobiernos democráticos.

La siembra del petróleo se ralentizó principalmente porque Venezuela sucumbió a los efectos ruinosos de la Maldición de los Recursos y la Enfermedad Holandesa a partir de la descomunal bonanza petrolera de los años 70, agravados por el colapso de los precios del petróleo en 1986. Entre 1928 y 1978, Venezuela creció a una tasa anual de 5,9%, una de las más altas del mundo. Entre 1978 y 1998, el crecimiento ascendió a sólo 1,2%, pero con creciente desempleo e inflación. Y no hemos salido de estas dolencias.

Ante la Revolución Tecnológica del siglo XXI, nuestro reto es ahora sembrar el talento humano y forjar una cultura de la producción y no de la renta.

@lxgrisanti

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar