OpiniónOpinión Nacional

Sine qua non

En la Roma antigua,  la expresión “conditio sine qua non” que según se afirma en el latín más estricto se consideraba que debía ser “condicio sine qua non” ya que en latín clásico conditio tenía el significado de fundación, es la condición taxativa para que se logre un acuerdo, para que se firme un contrato.

En la crisis que desde hace más de 20 años nos está haciendo sufrir la dictadura chavista, son múltiples las condiciones que deben cumplirse para que pueda retornar la libertad, la democracia,  para que pueda superarse la crisis social, económica, social y política que ha colocado a Venezuela entre los peores países fallidos y delincuentes del mundo.

La primera conditio sine qua non que ha sido impuesta por la Asamblea Nacional y su Presidente encargado de la presidencia de la República es: “Cese de la usurpación, gobierno de transición, elecciones libres y democráticas,

Esa condición implica otras que le son adyacentes, a saber:

  • Renuncia de Maduro y de su vicepresidente, con todo el gobierno
  • Eliminación de la Asamblea Nacional Constituyente
  • Reemplazo de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia
  • Reemplazo del Fiscal General de la República
  • Reemplazo del Procurador General de la República
  • Reemplazo del Contralor General de la República
  • Reemplazo de los Rectores del CNE
  • Apoyo del Alto Mando Militar a las condiciones sine qua non
  • Eliminación de los Colectivos

Otra condición sine qua non es que haya un entendimiento entre el gobierno transitorio y el PSUV para que éste no entorpezca la labor de gobierno.

En materia de elecciones deben cumplirse las condiciones sine qua non que propone el gobierno colombiano y que comparten las fuerzas democráticas venezolanas que ya las habían expresado antes que Colombia, a saber:

1. Las elecciones deben ser garantizadas y supervisadas por un Gobierno de transición con la más amplia aceptación.

2. Corresponde a unas autoridades electorales independientes conducir y administrar cualquier elección. El proceso electoral tiene que ser impulsado por una nueva Comisión Nacional Electoral (CNE), balanceada e independiente, cuyos nuevos integrantes deben ser elegidos por la Asamblea Nacional como lo ordena la Constitución, tan pronto como sea posible, para que cuente con tiempo suficiente de preparar las elecciones.

3. Para asegurar los principios de Justicia y proteger la integridad de la elección y la legitimidad del voto se requiere la existencia de un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) reconstituido, justo e independiente.

4. Las elecciones deben estar abiertas a la participación de todos los partidos y candidatos. Se deben eliminar todas las restricciones sobre individuos y partidos políticos y permitir la libre participación de todos en las elecciones presidenciales y parlamentarias. Esto incluye otorgar garantías de protección a quienes han abandonado el país temiendo por su seguridad, y la liberación de todos los prisioneros políticos y las demás personas que han sido privadas de su libertad de manera arbitraria.

5. Todos los candidatos y partidos, así como el electorado, deben tener acceso libre e ilimitado a los medios de comunicación, fuentes de información independientes, recursos de telecomunicaciones e Internet. No debe permitirse que el régimen ilegítimo de Maduro dicte el contenido a los medios de comunicación que deben ser libres e independientes.

6. Debe protegerse el ejercicio de los derechos a la reunión y la protesta pacífica, y la libertad de expresión, sin represión ni represalias. No deben existir interrupciones de los servicios esenciales como el acceso a las telecomunicaciones y al transporte público.

7. Debe asegurarse una observación electoral independiente, compuesta por expertos nacionales e internacionales, que ejerza esa función sin restricciones ni presiones de cualquier naturaleza.

8. En línea con estas medidas, y para garantizar su implementación real, Colombia insiste en la urgencia del restablecimiento y la protección de todas las competencias constitucionales de la Asamblea Nacional, única autoridad parlamentaria, constitucional y legítima de Venezuela.

Habría que añadir: que se permita a los venezolanos que están en el extranjero que voten en las elecciones presidenciales, facilitando, entre otras cosas, dotándolos de cédulas de identidad y llegado el cao con pasaporte válido tal como lo permiten Estados cuyos ciudadanos votan en el exterior; así como abrir centros de votación adecuados

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar