OpiniónOpinión Nacional

Sísifo, el mito y la felicidad posible

Tan impactante ha sido la leyenda de Sísifo que Albert Camus (1913-1960), famoso por sus obras sobre lo absurdo y por haber sido nominado Premio Nobel de Literatura, escribió en 1947 un ensayo filosófico sobre el mito de este personaje, en donde planteaba la posibilidad de un “Sísifo feliz” que no reniega de su rutinaria existencia y que ésta puede ser tan absurda o válida como cualquier otra, según el matiz que cada uno de nosotros le podamos dar.

Es en esta perspectiva que muchas personas pueden tener inmersas sus existencias, en donde precisamente subsisten pero no viven. Son atados por las rutinas del día a día, creen poder sobre llevar la carga y éxitos de vidas en forma tangencial. Es a ellas que debemos recordarles que Sísifo no tenía opción; todos los demás sí tenemos la opción de modificar la conducta rutinaria que puede tener dominada nuestras vidas.

Es por estas razones que ocasionalmente debemos recordar a Sísifo, no por su eterno castigo ni por su rutinaria condena; creo que debemos rememorar y reevaluar su situación desde otra perspectiva, aquella que nos permitirá prevenir vivir rutinariamente la única vida de que disponemos. Solamente así podemos volver a ver al personaje descrito como un verdadero amante de la vida a pesar del castigo de la rutina eterna y alguien que a pesar de todo venció la tan temida muerte.

De esta manera tendrá sentido la frase con la que Albert Camus inicia su ensayo sobre El Mito de Sísifo: “Oh, alma mía, no aspires a la vida inmortal, pero agota el ámbito de lo posible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar