OpiniónOpinión Nacional

Tarre

Alfredo Maldonado

No ha sido un nombramiento a la carrera, Gustavo Tarre es un venezolano destacado, de intensa y honestísima carrera política, un intelectual de profunda y muy activa formación, un hombre cordial que ha escalado por su propio esfuerzo por encima de la fama justamente ganada por su padre, aquél agudo y gran cronista de la política y la venezolanidad que fue Alfredo Tarre Murzi.

El nombramiento de Gustavo Tarre como representante de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), vuelve a poner a Venezuela en una posición destacada en la dirigencia continental, porque no es otro politiquillo disciplinada y ciegamente partidista, sino un venezolano de amplia formación que no sólo representará a su país y su Gobierno con dignidad y conocimiento a toda prueba, sino que agregará lustre a esa organización que a veces parece que discute mucho y ejecuta poco.

La escogencia del veterano político uruguayo Luis Almagro, izquierdista de tradición y pensador y ejecutivo de honestidad incuestionables en su país, al frente de la Secretaría General de la OEA hace unos años, ya elevó el nivel de protagonismo de la organización y de cumplimiento de sus objetivos, le dio vida nueva a la estructura continental y le amargó la vida a las dictaduras y gobiernos de la región, profundizó y amplió el liderazgo de la OEA y la ha convertido en protagonista, no sólo respecto al caso venezolano que, justo es reconocerlo, ha asumido como misión personal, sino como eficaz coordinador del ensamblaje continental.

Con Gustavo Tarre se fortalece la fuerza de la OEA, y también el protagonismo de esta Venezuela que se enrumba por nuevos caminos de libertad y del orgullo de la salud política. Tarre representará en la OEA a un país que fue hecho pedazos por el Gobierno experto en ilegitimarse a sí mismo, y al nuevo Gobierno de transición que no “se autoproclamó” sino que asumió legítimamente lo establecido por la Constitución de Venezuela.

Un trabajo nada fácil porque en estos momentos los ojos y oídos del mundo están puestos en el país que Gustavo Tarre fue encargado de representar con su talento, su amplia formación, su experiencia y lo que quienes lo conocemos apreciamos en él, su bonhomía y su imbatible honestidad.

Con Gustavo Tarre Venezuela tiene un representante de lujo en Washington justo en el período en que más se necesita un hombre de su capacidad, muy buena noticia para la fe venezolana, otra señal de cambios trascendentales.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba