OpiniónOpinión Nacional

Thriller filosófico: El Mahabharata Siglo 300 A. C

El Mahabarata se  creó a lo largo de siglos entre fogatas, peregrinaciones, guerras étnicas, sueños, alucinaciones, ascetas vestidos de cielo ansiosos de liberarse de su ser biológico para  adentrarse en lo extático,  solo en  una civilización con este horizonte, pudieron surgir Buda, Gandhi, Tagore y miles de rishis, acobijados no solo por  lujuriosos bosques de ficus y mangos sino por el imponente Himalaya, el Lugar del las nieves…  Esta épica nace de cientos de historias orales,   que se traman  en un tapiz literaria de filigranas imaginarias, eclécticas y  misteriosas. Narraciones  que perviven  hoy  a través de la literatura, la cultura popular, Boliwood, y series televisas.

Se representan episodios de este teatro sagrado  a lo largo toda de la geografía de la India por  teatreros nómadas,  titiriteros con  marionetas artesanales.  el magicismo del teatro de sombras. En las urbes son recreadas estas epopeyas  por los    comic,  paralelas a  una industria cinematográfica   dedica a estos temas, como en Occidente como sería el Film The Blade Runner que tiene contenidos filosóficos y éticos, o toda la mitología contemporánea que se crea alrededor del Grial en las películas de Indiana Jones, o  El Códice Da Vinci de Dan Brown… Pero estas creaciones  no poseen un ritmo de thriller filosófico-sacro, que es extraño en la banalidad avasallante de Occidente.

Se conoce a través de lo épico los fundamentos del hinduismo como su religión, su ética y  filosofía de vida. Es  tal originalidad, que es una dimensión desconocida en  la Ilíada y la Odisea homérica, donde entre sus héroes todo es venganza, furor, celos, vanidad sin un fondo reflexivo lo mismo sucede con las sagas como la de Skalkagrimsson, Ragnar, o la Canción de Roldan., etc.

Los poetas que integraron el drama épico que se desarrolla en el Mahabarata, unieron  relatos milenarios de Raksas, Gandharvas, dioses, héroes, ermitaños en  una obra literaria de la cual  solo conocemos  sombras. Estos maravillosos dramas   equilibran la acción,  con  lo que los griegos llamaron  Paideia (educación en sentido amplio) y la comedía.

Muchos de los diálogos trascendentes, se acompañan de la comicidad. Nada más risible que imaginarse a  Arjuna guerrero varonil, con los  hombros surcados de  heridas  por el uso del arco al ser ambidiestro, con  cuerpo atlético, vestido de mujer por un año, o a Bhima, montaña de músculos, que para pedir limosna cargaba no un humilde cuenco, sino una gigantesca olla por su hambre voraz, cuya arma predilecta es el mazo. Con el que   convertía  a sus adversarios en masa de carne. o los dejaba en posiciones inverosímiles que lo delataban. Cambio el mazo por un cucharon de cocinero para trabajar  en la cocina crear deliciosas comidas y postres,  estos  fragmentos  son el telón de fondo para cumplir con el Dharma –el deber ser- como destino.

 “Mi señor, -refiriéndose a Krishna-ya tengo mi disfraz, lo he decido hace mucho tiempo, seguro que recuerdas la maldición de Urvasi, ¿no? Bien, Indra me dijo que tendría que sobrellevarlo durante un año y que éste sería el año adecuado… Por eso la única forma que tengo de esconder  mi pecho y los hombros es  con un jubón como el que usan las mujeres. Me dejaré crecer el pelo hasta que cubra mis amplios hombros. Se bailar y tocó muy bien todos los instrumentos musicales. Le diré al rey  que soy un excelente maestro de música y danza… Y dado que por la maldición seré un eunuco, el rey no tendrá ningún inconveniente en permitirme entrar en las estancias de las mujeres...”

No es común en las épicas   que de  la tensión dramática, se pase a lo cómico para concluir en la acción  de la batalla escatológica que se describe en el Bagavad Guita. En esta narrativa sacra  otros episodios tendrán la misma estructura. Este recurso literario  atrapa al lector, o al público para  que conozca   las raíces filosóficas del hinduismo, y su cotidianidad. Esto  se repite a lo largo de la épica varias veces, destaca el  capítulo de “Nathusha, el dios caído”, en el que Bhima, el pandava cuya arma es un gigantesco y pesado mazo, de una fuerza que Hércules  envidiaría. Pasea por un  bosque  cazando. Siendo atrapado   por una gigantesca serpiente pitón que esta a punto de matarlo, el   hijo de Vayu dios del viento, se le hace imposible creer que su poder no pueda liberarlo. Lo único que se le ocurre es conversar con la serpiente  para ganar tiempo, y buscar una manera de escapar:

No estoy enfadado contigo en lo más mínimo, sólo siento tener que morir así. Hubiera deseado morir como Kshatriya y no como una bestia. No siento morir, pero siento dejar a mis hermanos cuanto tanto me necesitan. Dependen de mí para ganar la guerra…” Mientras  Bhima  soporta el mortal abrazo del monstruoso pitón, Yudhisthira intuye que algo le sucede a su hermano, y va a su búsqueda:

“Se horrorizo por la visión. Levantó su coraje decaído, y se aproximo a los dos, pregunta a Bhima, y le contó todo y le dijo que su fuerza no valía de nada…Yudhisthira se postro ante el pitón –Nahusha-… Era un habitante de la morada de Indra y le contó la maldición que pesaba sobre él y le dijo: Mi única oportunidad de liberación es ahora. Tengo en mi poder la vida de tu hermano. Si respondes todas mis preguntas sobre ética, liberare a tu Bhima y tu podrías liberarme de la maldición… La primer pregunta que le hizo Nahusha fue: ¿Cuál es el conocimiento supremo? Yudhisthira respondió: Brahma; en él no hay miseria ni felicidad: ambas son iguales para el que las conoce. Por esto cuando alguien alcanza el conocimiento supremo, nunca es infeliz… Nahusha le hizo preguntas similares concernientes a la sociedad, a la división de las cuatro castas y otros puntos importante de conducta y códigos de vida.  Las respuestas eran agudas y certeras, pero también se podía ver la extrema humildad de aquel hombre en la manera que daba las respuestas… Me siento feliz de liberar a tu hermano. Después de haberte conocido ¿!Cómo lo podría haberlo matado!?… Nahusha rompió su piel de serpiente y tomó la forma majestuosa que tenía antes de la maldición…”

La relación entre lo épico y el conocimiento se establece  en otros  capítulos como por ejemplo : El “Lago de la Muerte”,  y “Yudhisthira se encuentra con Dharma”,  creándose  en ellos una fuerte tensión de la trama  que atrapa al lector y alpúblico, al involucrarlo en  los grandes problemas  éticos y filosóficos de la humanidad.    El drama se inicia  cuando  un Bramin en el bosque de Dwaitavana, le pidió  a Yudhisthira que recuperara su Arani, que serían los dos palos con que frotaban para encender el fuego, y poder realizar sus diarios rituales,  un ciervo había entrado a su choza y se los llevo. Los buscaron infructuosamente hasta quedar exhaustos y sedientos. Nakula –uno de los hijos de los Asvin-por  complacer a su hermano mayor, va a la búsqueda de un lago y lo encuentra, pero no actúa acorde al Dharma:

Las aguas parecían tan frescas y tentadoras que se acerco para beberlas. De pronto oyó una voz que le dijo: <<No debes beber las aguas de este lago sin antes haberme contestado algunas preguntas. No puedes beber ni llevártela si no respondes a mis preguntas.>> Nakula no presto atención aquella voz que no sabía de donde venía, pues estaba muy sediento. Se abalanzó hacia la orilla del lago y bebió el agua fresca con ansiedad, inmediatamente cayó muerto.”  Y así cada uno de sus hermanos por desoír la misteriosa voz.

Intrigado y receloso Yudhisthira se dirigió hacia el lago.  Llegó enseguida y se detuvo horrorizado ante lo que vieron sus ojos. Allí estaban todos sus hermanos muertos, se quedó estupefacta y  dice para sí: < <¿cómo ha ocurrido esto… tras su desesperación  caminó hacia la orilla del lago dispuesto a beber de las aguas pero  fue detenido por una extraña voz. Se le dijo que no debería beber antes de contestar  algunas preguntas.

 Se detuvo de beber  y miro alrededor para localizar el origen de la voz. La voz le dijo:

-Vi a tus hermanos venir aquí uno  a uno y les dije que no bebieran y murieron. Yo soy el yakhsa, propietario de este lago.

La voz de Yudhisthira sonaba ahogada por las lágrimas contenidas, cuando le dijo:

¿Qué yakhsa eres tú? ¿Eres uno de los Rudras?… Mis hermanos son invencibles nadie ni siquiera un Dios puede matarlos… El yakhsa apareció ante él, su apariencia era horrenda, Yudhisthira se inclino  y el monstruo le dijo:… Me honra que te presentes ante mí…Me agrada tu humildad, te pediré que me contestes algunas preguntas sobre ética…

-¿Qué hace que salga el Sol?: Bhrama hace que salga el Sol; ¿Quién hace que el Sol se ponga?: El Dharma hace que el Sol se ponga; ¿En quién esta establecido el Sol?: El Sol esta establecido en la verdad…; ¿Cómo alcanza un hombre la grandeza?: Las austeridades ascéticas ayudan al hombre a alcanzar la grandeza; ¿Qué es más rápido que el viento?:La mente es más rápida que el viento…

-¿Cuál es la cosa que merece mayor alabanza: La habilidad…; ¿Cuál es la más valiosas de todas las posesiones: El Conocimiento; ¿Cuál es la mejor de las ganancias?: La Salud; ¿Cuál es el más alto deber de este mundo?: Abstenerse de injuriar es el más alto de todos los deberes…Tras varias decenas de preguntas y respuestas, el Yaksa, sigue poniendo a pruebe el sentido del Dharma de Yudhisthira… y le dice:

Yo soy el Dharma tu padre. Quería verte y hablar contigo. Estoy muy complacido. Conquistarás el mundo. Pero lo que más me agrada es que ya has conquistado mi reino, el reino llamado rectitud. Las conquistas terrenales son fútiles e insignificantes al lado de tu conquista…”

Esta manera de impartir el conocimiento a través de   esta concepción de lo épico, que incluye la dimensión educativa, se mantiene a lo largo de toda la obra, tocando en cada ocasión diversos aspectos, esto no da una idea del genio de la India, y de la originalidad de esta maravillosa epopeya. Donde la épica no solo esta en función del divertimento literario sino de la ética y la filosofía.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal

Un comentario

  1. Me agradó leer tu Artículo Eduardo, como siempre tu Narrativa adentra dentro de ese plano Mitológico Misterioso y cargado de Sabiduría. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba