OpiniónOpinión Nacional

Todavía más KuKluxKlan

El último de los tres artículos que precedieron a éste en los cuales destaco “un algo” que identifico, o trato  de identificar como una respuesta que damos los seres humanos frente a lo que se nos revela como amenaza, o quizá más grave aún, como una acción ya puesta en marcha que conduce a donde no queremos ir, no llevaba la nota final “continuará”, porque sentí que había dicho lo que quería decir.

¡Cuán errado estaba! Ahora recibo en mi correo una invitación para que me adhiera a una solicitud colectiva que sería dirigida a una cantante británica que se llama Dua Lipa, que debe ser celebérrima puesto que cuenta con casi cuarenta y seis millones y medio de seguidores, pero de quien yo ignoraba su existencia. La solicitud la origina su ¿participación, adhesión o cooperación? en una “simple crítica, denuncia, o condena”de las IDF (las fuerzas de defensa israelíes) a las cuales se las acusa de cosas tan horribles como tener por objetivo “matar niños, o mujeres embarazadas”. Esa es la imputación que surge de la denuncia: “matar dos pájaros de un tiro”.

A mí me produjo una reacción ambivalente, por un lado negar el apoyo a quienes se enfrentan con alguien que de entrada cuenta con cuarenta y seis millones y medio de seguidores, era como demeritar la empresa a la que se me invitaba, quizá peor, era como decir “no participo en una batalla que no puedo ganar”, no me busquen a mí busquen a otro;como si viera ese esfuerzo para superar a sus seguidores muy desgastante.

Sin embargo, no agregué mi nombre a esa lista donde seguramente el mío sería tan anónimo como el de cualesquiera de los seis y medio millones de seguidores con que cuenta Dua Lipa, porque percibí en la invitación que se me hacía a la defensa de las IDF del estado Israel, un error en la apreciación  del mensaje de Dua o de Lipa, porque ese mensaje no está dirigido contra el estado de Israel. Está dirigido contra los israelitas, es decir, contra los judíos.

Obviamente, a pesar de los muchos perseguidores de los judíos entre los cuales también estuvimos los cristianos, olvidando que el propio Jesucristo es judío; el impacto histórico de las atrocidades del nazismo, del holocausto, que se trata de borrar de la historia, como ya advirtió que se pretendería el general Eisenhower, impide que los miembros del nuevo KuKluxKlan que persiguen a los judíos, como el anterior a los negros, dicen que luchan contra el Estado de Israel, incluida Dua Lipa; pero es contra los judíos.Cuarenta y seis millones y medio ¿le seguirán creyendo a ella? Si logro por mi artículo que sean solo 46.499.999, me doy por bien servido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar