OpiniónOpinión Nacional

Un catedrático ¡excepcional!

En días reciente el brillante filósofo liberal, y comentador de von Mises, Gabriel Zanotti, argentino de nacimiento, acaba de escribir una carta abierta al académico filo keynesiano y filo socialista, Axel Kicilloff también argentino, en la cual nos dice entre otras cosas que se habían conocido a través de Adrián Ravier, un ex alumno, quien le había invitado al ESEADE (una especie de IESA en Buenos Aires, Argentina) , y allí le había dado una excelente impresión. “eras todo un académico. Todo fue tranquilo, cordial y respetuoso como debe ser. Cuando hablabas citabas tu bibliografía y te remitías a las fuentes. Fue una excelente exposición y luego un muy buen debate.”  Pero, en la actualidad Kicilloff es gobernador de la provincia de Buenos Aires, y allí practica una política contra el covid-19 que ataca a los que trabajan por cuenta propia, entre otras cosas le suelta a boca de jarro en dicha misiva lo siguiente:

“Axel, ¿dónde se ha ido el que podía saltar de Marx, a Keynes, a Mises, bien estudiados todos, en sólo una línea? Axel te voy a responder lo que muchos argentinos quisieran decirte.

La angustia no consiste en no poder ir a jugar al golf. Tal vez algunos, sí, pero reconóceme que no la mayoría de gente que te votó.

Axel, la angustia consiste en no poder salir a trabajar, en gente que vive al día, que no tiene departamentos en Puerto Madero ni dirige reuniones de directorio por zoom.

Axel, lejos del golf, el problema está en miles y miles de pymes que se están fundiendo y miles, tal vez millones, de cuentapropistas en negro que se están muriendo de hambre, ellos y su familia, a los cuales persigue tu policía.

Axel, el problema de salud consiste en las miles de personas con enfermedades graves (cáncer, corazón, diabetes, etc.) que ahora no pueden ser atendidas porque vos y muchos han colaborado en infundirles pánico y ni siquiera se atreven a estornudar en público.

Axel, el problema no consiste en el nro. de casos, sobre todo en gente sana que se contagia pero ni desarrolla síntomas o apenas un resfrío de unos días. El problema consiste, sí en los inmunodrepesivos, en los que tienen enfermedades pre-existentes, que mueren CON Covid y no por Covid, pero a esas personas hace años que el sistema de salud de la Provincia no llega; hace años que ya está colapsado.

Axel, por favor, dejá salir a trabajar a todos pero sobre todo a los que más lo necesitan, a los que trabajan en negro porque no les queda otra, a esos que antes no les mandabas la policía pero ahora sí, que si se contagian van a desarrollar inmunidad ante un virus que sabés bien que tiene una tasa de letalidad infinitamente más baja que el dengue, la tuberculosos, la neumonía bacterial y etc., enfermedades de las cuales no estás contando los casos y parece que para vos no existen.

Pero, Axel, lo peor es que todo esto lo sabés. Vamos, a mí no me mientas, en el fondo lo sabés, igual que te sabés de memoria todas las fuentes de lo que antes eran tus artículos académicos.

Como ves no te pido que dejes de ser marxista ni keynesiano. Ni soñando. Ese es tu paradigma y lo respeto. Pero sabés perfectamente que ese paradigma no te permite perseguir con la policía a los trabajadores o ignorar cómo funciona el sistema inmunológico.

No te atrevés, obviamente, a enfrentarte ni con Alberto y menos aún con Cristina.

Eso lo comprendo también pero, qué lástima.

El Axel Kiciloff que yo conocí, el académico, no había perdido su dignidad.

Extraordinaria  y conmovedora esta carta abierta de Gabriel Zanotti a aquel señor que se las daba de buen académico, al punto que la voy a remitir a mis contactos en Venezuela porque aquí está pasando lo  mismo sin que los  que se dicen miembros de la oposición digan algo.  Ahora bien, Federico A. Sturzenegger profesor en el MIT (Massachussets Institute of Tecnology), y redactor del capítulo sobre la Experiencia Populista, Argentina: 1973-76, del libro Macroeconomía del populismo. Posteriormente fue presidente del Banco Central de la República Argentina, en la patria de San Martín y  monetizó nueva deuda externa, sobrevaloró el peso argentino y terminó gestando la inflación del 50% que dio al traste con el sueño de Mauricio Macri de reelegirse. Quizá el MIT debería advertir que no se hace responsable de sus ex profesores cuando ocupen cargos de responsabilidad en los altos cargos que dirigen la política monetaria y/o fiscal. Tengo la impresión que al profesor F. von Hayek, le ofrecieron la presidencia del Banco Central de Austria y declinó. Nadie hubiera sido mejor que él en este cargo. 

Salazar en Portugal arregló la Hacienda Pública de este país, pero quedó como dictador y dueño de Portugal un tiempo bastante largo, al punto de que murió en el cargo. Me gustan más los académicos del Opus Dei que lograron el crecimiento español de post guerra y la creación de la clase media que construyó la democracia en España digan lo que digan los enemigos de esa obra misteriosa pero católica. De igual forma, el innombrable para Mario Vargas Llosa, el general Pinochet, llamó a un grupo de expertos formados en la Universidad de Chicago y la Pontificia Universidad Católica de Chile, y arregló rápidamente lo que Allende había hecho mal en la nación sureña, otra buena actuación de expertos o tecnócratas. La izquierda nunca le perdonará que Chile sea la nación latinoamericana con el menor nivel de pobreza y la esperanza de vida más elevada después de la de Costa Rica.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba