OpiniónOpinión Nacional

Un Mundo Convulso de Crecientes Demandas

Los tiempos actuales están signados por importantes cambios en todos los órdenes, los cuales son propiciados por las presiones ejercidas por grupos de distinta índole. En los últimos años han arreciado los conflictos y demandas en distintos países, más allá de los de orden ideológico y poder. Dentro de este marco, se han acrecentado los reclamos por la dignidad y reconocimiento del ser humano en su diversidad. Más aun, se han producido reclamos de poblaciones aborígenes e indígenas, algunas veces enmarcados en varios conflictos o demandas al mismo tiempo, como el caso tal vez mas reciente ocurrido a raíz de los niños aborígenes encontrados muertos en Canadá.

En mucho, los conflictos y movimientos en marchan se relacionan con deudas históricas, atrocidades y desconocimiento de comunidades.

Razones Históricas

En primer lugar, vale mencionar las demandas de África en contra de colonias europeas, y de los propios países europeos contra otros de la región, en razón del saqueo histórico de que fueron objeto sus riquezas culturales (incluidas piezas arqueológicas y esculturas famosas que se encuentran en museos de Inglaterra y Alemania, principalmente). Actualmente, en Alemania existe un movimiento de presión para devolver muchas piezas históricas de la cultura africana, pero no parece existir tanta motivación en Inglaterra, donde los museos disponen de innumerables tesoros de la historia.  Adicionalmente, entre los propios países europeos se presentan estas demandas, entre ellas las ejercidas por Grecia en contra de Inglaterra y que son muy bien conocidas.

Por su parte, los reclamos de América Latina en contra de colonias europeas (entre ellas, la española y la  inglesa) por el saqueo de sus riquezas y la afrenta a sus valores dejada en el proceso de colonización vivido en la región, ha derivado en protestas y reclamos que han incluido el derrumbe de monumentos y estatuas interpretadas como de exaltación de esa época y de los colonizadores. En Venezuela, el derribe y sustitución de la estatua de Cristóbal Colón resultó emblemática hace años atrás y, asociado a esto, se cambió la celebración nacional del Día del Descubrimiento de América (12 de octubre) por el Día de la Resistencia Indígena.  

Los reclamos de México, Perú, Colombia y Chile hacia España e Inglaterra, entre otros, incluida la solicitud de perdón de los Reyes de España por los daños históricos ocasionados a la población originaria de América Latina, son parte importante de estas demandas. En este mismo orden de ideas, la tentación por reescribir parte de la historia de América y sus países está siempre presente.  

Es mas, las discusiones sobre este tema han llevado, implícita o explícitamente, a las preguntas de: ¿Cómo es eso de que América fue descubierta por Cristóbal Colón? ¿Es que acaso América estaba perdida o no existía antes de que Colón llegase?, …preguntas que para nosotros no tienen mayor sentido ni trascendencia.

Eventos Lamentables y Atrocidades

En línea con muchas de las atrocidades cometidas en el pasado en muchas partes del mundo, la incredulidad generada recientemente por el descubrimiento de una fosa común con restos de mas de 200 niños aborígenes en Canadá, son aspectos recientes e importantes de las atrocidades que se han cometido y que han demandado movilizaciones para buscar reparar el daño ocasionado (si es que la vida es reparable). Las atrocidades aparentemente se dieron en el marco de la administración de un programa entre el gobierno canadiense y la iglesia católica de ese país por incorporar a los aborígenes a la sociedad y el desarrollo. Esto ha derivado en fuertes protestas en varias ciudades y regiones de Canadá que llevaron a tumbar estatuas emblemáticas de la Reina Victoria y Reina Isabel por entender que las mismas reflejaban la interferencia y dominación de Inglaterra en tierras canadienses.

En este sentido, la vacante dejada hace unos meses por la anterior Gobernadora General de Canadá, sumado al reciente suceso, ha hecho que el Primer Ministro del país, Justin Trudeau, firmase hace unos días acuerdos para respetar la determinación de los pueblos indígenas en la orientación de sus propias comunidades, más allá del respeto y protección de sus territorios. Para dar más peso a esta decisión, la Reina de Inglaterra autorizó la designación de una persona aborigen como nueva Gobernadora General de Canadá. Más allá de lo justificado del nombramiento, “la jugada política” llegó en un momento muy propicio ante los problemas recientemente conocidos de fosas comunes de niños.  En gran medida, le corresponderá a la nueva Gobernadora hacer justicia y construir una sana convivencia entre lo que pudiera llamarse “el norte y el sur” de Canadá, con el subyacente de reconciliación que debe llevar implícita su actuación.  

En otros países, la deuda histórica con los aborígenes e indígenas es un tema pendiente, que muchas veces se utiliza o manipula políticamente para ganar su respaldo, pero que en el fondo no le resuelven sus problemas reales.

Otras atrocidades han venido ocurriendo en Canadá, como es el caso también reciente del arrollamiento a una familia musulmana. Actos como este no contribuyen en nada a conformar una sociedad unida y multicultural como la profesada por Canadá, que le ha abierto las puertas a la inmigración y a los refugiados de distintos países.

Reconocimiento de Comunidades

Otros movimientos de distinta índole también vienen ocurriendo, entre ellos los relacionados con el Movimiento anti-racial “Black Lives Matter” en EEUU, que ha recibido mucho apoyo internacional. Los sucesos del año pasado donde murió una persona de manos de un policía blanco en EEUU potenció las protestas y demandas anti raciales. El reciente reconocimiento por parte de la justicia estadounidense al asesinato y la visita del Presidente Biden a la ciudad de Tulsa para recordar la masacre de varios cientos de personas de raza negra hace 100 años, han llegado en tiempo propicio para evitar que estas situaciones se repitan en un país ampliamente multirracial y multicultural. Se requiere mucho compromiso y voluntad política para superar un conflicto que tiene mucho tiempo.

Vinculado a lo precedente están los movimientos de los supremacistas blancos en EEUU (por motivos de fanatismo religioso, la esclavitud, el racismo y la existencia de razas superiores), aunque también de países europeos como Inglaterra y Alemania, entre otros. Los enfrentamientos y conflictos derivados de las creencias de la supremacía blanca son vistas periódicamente en distintas partes del globo. Los movimientos ultraderechista parecen vincularse estrechamente con estos; pero la presencia de estos grupos en Alemania también tiene orientaciones de antisemitismo, anti-islamismo y anti-refugiados. Sin embargo, parte de estos grupos o movimientos han venido ganando espacios políticos, con lo cual el conflicto parece acentuarse de cara al futuro.

A lo anterior se suman los periódicos movimientos en contra de la tenencia de armas en los EEUU. El tema ocupa a muchos para que sea reformada esta libertad en virtud de los constantes ataques y masacres perpetrados a grupos de personas inocentes y que ha incluido atentados en instituciones educativas. La búsqueda de una solución a este grave problema, reconocería el derecho de todos a la paz y la seguridad de las comunidades y ciudadanos.

Los conflictos y movimientos en algunos países árabes, China e India son otros que vienen aconteciendo, en buena medida como producto de las migraciones hacia países de occidente, así como por los deseos de reconocimiento y libertad. La búsqueda por abrirse paso en las naciones de occidente es un tema particularmente delicado y que pudiera llegar a tocar aspectos de soberanía nacional, no solo por la lucha porque sus creencias religiosas sean aceptadas con todas sus consecuencias, sino por sus aspiraciones a tomar posiciones políticas de vanguardia y trascendencia. Aquí, el conflicto migratorio está en pleno desarrollo por procurar la convivencia nacional entre los grupos, pero también por el predominio de sus ideas, y seguramente también irá generando crecientes tensiones.

Por su parte, el reconocimiento cada vez mayor a las comunidades de personas amparadas bajo el grupo de los LGBTQ (personas lesbianas, gay, bisexual, transgenero y otros) es otro tema de gran trascendencia, no por lo que hasta ahora han logrado, sino por lo que pudieran llegar a lograr como reconocimiento a sus particularidades y derechos. Lo que si pareciera que está ocurriendo es una segmentación cada vez mayor de distintos grupos, quienes reclaman su propio reconocimiento y protección en las leyes. La búsqueda de no discriminación es parte de la lucha que se está dando. Por lo pronto, en este respecto, ya Hungría ha aprobado una polémica ley que  prohíbe compartir con menores de edad cualquier contenido sobre homosexualidad en los centros educativos, así como de cambio de sexo y solidaridad con este grupo de personas en programas de televisión. Esta ley húngara ha sido refutada por el Parlamento Europeo, ya que discrimina a los grupos LGBTQ. El caso de Rusia, en el contenido de su ley y la visión dura de su presidente Vladimir Putin, es incluso peor, pues se considera que la homosexualidad es contraria a los principios de familia y a la vez se descarta el matrimonio gay. En la ley rusa está prohibido el proselitismo homosexual dirigido a los niños (no al adoctrinamiento), mientras que no se discrimina a los adultos por su condición homosexual. En todo caso, lo anterior no reduce las presiones para que sea modificada la visión sobre este tema.  Por su parte, China acepta la homosexualidad, aunque se entiende que el tema sigue siendo un “tema tabú” y la comunidad LGBTQ tiene limitada inclusión social.

Al delicado tema anterior se añade otro mucho más delicado que es el de pedofilia/pederastia, el cual está afectando muy de cerca a artistas, educadores y a la propia Iglesia Católica. Los movimientos que buscan validar ciertas relaciones entre menores y adultos están activos, por lo que urgen claras prohibiciones y castigos ejemplarizantes, especialmente en el caso del abuso de menores, antes de que el tema se salga de control.

Finalmente, y a título de aclaratoria, es de señalar que se ha tratado de destacar tan solo algunos temas y conflictos de nuestros tiempos, por lo que estas reflexiones dejan fuera, a consciencia, los conflictos económicos y políticos de liderazgo y dominación, estos últimos muchas veces asociados a las libertades de los ciudadanos y la prevalencia de los sistemas democráticos. En resumen, estamos frente a conflictos, demandas y movimientos en distintas direcciones que presagian tiempos complicados que requieren de liderazgos bien orientados en línea con la dignidad humana.

[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba