OpiniónOpinión Nacional

Un naufragio en medio del océano

Hay naufragios de naufragios. Cuando se producen cerca de tierra firme, e incluso cerca del puerto de destino, el naufragio puede ser menos oneroso, menos trágico. Hay más posibilidades de auxilio, hay más posibilidades para que se mantenga la esperanza de salir con bien. Pero si se produce en la mitad del océano, aún con los avances en la tecnología de las comunicaciones y los sistemas de rescate, el naufragio tiene una gran probabilidad de que sea completamente ruinoso.

No sé si serán apreciaciones desenfocadas –ojalá y lo sean–, pero tengo la impresión de que mucha pero mucha gente en Venezuela siente que estamos en un naufragio en el medio del océano. ¿Y qué es lo que estaría naufragando? Pues las opciones efectivas, realistas, alcanzables, de un cambio sustancial de la realidad venezolana, que superando la hegemonía despótica y depredadora imperante, le abra un camino de reconstrucción al conjunto de la nación.

Esas opciones pasan, desde luego, por la realización de consultas populares que sean limpias, libres y justas, y que le den legitimidad y fuerza a las aspiraciones de cambio. La vapuleada Constitución de 1999, maltratada constantemente por sus propios promotores, preveía dos consultas populares para el 2016: el referendo revocatorio a mitad de mandato, o sea en el 2016; y las elecciones de gobernadores. Ambas fueron “descartadas”, así como así, por los jerarcas de la hegemonía. Y luego de ello, se ha escenificado un diálogo político que si para algo está sirviendo, hasta ahora, es para convalidar ese descarte, por lo demás, inconstitucional.

Con razón un hombre mesurado como el padre Luis Ugalde, acaba de declarar en una entrevista de prensa, que estamos padeciendo una dictadura con miseria. Pero no sólo la estamos padeciendo, agregaría, sino que gran parte de quienes están llamados a representar la abrumadora mayoría que rechaza esta situación, se encuentran inmersos en un supuesto “proceso de negociación” con la referida “dictadura con miseria”, que suscita alborozo entre los voceros del oficialismo, algunos de los cuales lo califican de excelente… Si algo es excelente para la hegemonía despótica y depredadora, por definición tiene que ser pésimo para la sociedad nacional que la padece.

A veces cuesta entender, sin pensar mal. Cerca del 80% de los venezolanos rechaza a Maduro y lo que él representa. La mega-crisis económica y social es tan grave que desde hace tiempo entramos en el terreno de la crisis humanitaria. El desprecio por los derechos humanos es una característica principal de la hegemonía, así como la corrupción masiva y su imbricación con la delincuencia organizada. Y sin embargo se plantea que lo más conveniente es establecer puentes para aliviar las presiones políticas, para descomprimir las angustias sociales, para “normalizar” la vida nacional, y facilitar que ésta se encauce por los senderos de la paz… Una de tres, o quién así piensa está en la luna, o está cegado por una ilusa obstinación, o está en el tremedal.

Un personaje como Samper, por ejemplo, piensa así, pero obviamente que no está en la luna, ni está cegado. Los que piensan o actúan como si pensaran como Samper, ¿dónde están? ¿Allá arriba en el espacio sideral, obstinados en una burbuja, o acá abajo y bien abajo? Por todo ello, y por mucho más, es que se esparce la sensación de que estamos viviendo un naufragio en medio del océano. ¿La cuestión es irremediable? Tenemos que empeñarnos en que la respuesta sea no, porque la cuestión sí es remediable. Si se puede impedir un naufragio terminal. Si se puede superar la presente tragedia. Hay que seguir luchando para lograrlo. Sin descanso y sin dilaciones.

[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar