OpiniónOpinión Nacional

Un régimen forajido…

Hasta hace un año aproximadamente, el gobierno de Venezuela todavía gozaba de un juicio positivo de la opinión internacional, tanto en el hemisferio americano como en el resto del mundo, que se apoyaba en una exitosa campaña de propaganda y de compra de apoyos políticos que Chávez había desarrollado por más de una década. Esa campaña lo hacía aparecer como adalid de la justicia social, como campeón de los pobres frente a las inequidades que pretendía mantener la “oligarquía nacional”, y como víctima de una persistente conspiración anti-democrática que desconocía los logros de su gestión en materia de equidad y reducción de la pobreza, de salud, de alimentación y de educación. A esta imagen internacional del gobierno revolucionario habían contribuido de manera complaciente las publicaciones y discursos de algunas agencias de la ONU como UNESCO, PNUD, CEPAL y FAO, que esporádicamente se hacían eco de estadísticas gubernamentales no verificadas.

La percepción internacional que se tiene del régimen venezolano solo comenzó a cambiar dramáticamente a principios de 2014, cuando el mundo se impactó con las noticias sobre protestas masivas en las calles, las violaciones grotescas de DDHH contra jóvenes manifestantes y la prisión, el exilio y la persecución sistemática de dirigentes políticos opositores que apoyaban esa protesta ciudadana. Fue entonces cuando la opinión internacional comenzó a ser sensible ante “otras desviaciones” del gobierno de Venezuela… En la prensa mundial caben desde entonces no solamente las fotografías de muchachos maltratados por militares y las noticias de denuncias presentadas por una diputada que giró por todo el mundo descubriendo los atropellos, sino también los comentarios muy difundidos sobre expropiaciones arbitrarias, fraudes electorales, altos funcionarios incursos en tráfico de drogas y el riesgo de default de las finanzas venezolanas.

Hoy en día el descrédito del gobierno de Venezuela invade todas las áreas de la agenda internacional. Hoy se describe mundialmente al régimen venezolano como uno que viola sistemáticamente los DDHH, secuestra y tortura a disidentes, participa en el lavado de dinero de la corrupción, ofende de manera procaz y recurrente a jefes de estado, contraviene acuerdos internacionales de comercio e inversión, realiza expropiaciones arbitrarias sin compensación y desconoce deudas cuantiosas del Estado. Hoy se conoce y se comenta en los mentideros políticos que el gobierno revolucionario recluta, ideologiza y entrena a grupos juveniles de otros países, apoya a la guerrilla colombiana y al terrorismo islámico, está montado en una violenta carrera armamentista, y se retiró hace años de acuerdos internacionales de la lucha anti-drogas a la vez que mantieneen sus funciones a jerarcas civiles y militares acusados internacionalmente de tráfico de estupefacientes y de armas.

Esta percepción que hoy tiene el mundo sobre la dictadura venezolana no se basa en cosas que comenzaron a suceder hoy… Se basa en hechos que los venezolanos conocemos y sufrimos desde hace mucho tiempo, pero ante los cuales la opinión mundial solo se sensibilizó cuando conoció de la protesta estudiantil y su represión, de las barricadas y de la prisión de Leopoldo López, cuando María Corina se hizo notoria en sus giras internacionales y fue víctima de aquella brutal golpiza y después del desafuero parlamentario.

… Creo que es hora de que se reconozca al menos que el giro de opinión internacional que hoy nos ayuda a recibir solidaridad concreta, fue una contribución de aquella iniciativa de protesta resuelta que comenzó en 2014, de sus actores principales que fueron los muchachos, y de dos líderes que han sido irreductibles en su llamado a la resistencia democrática activa, Leopoldo y María Corina.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar