OpiniónOpinión Nacional

Urge intervenir a PDVSA. Para eso el gobierno debe cambiar

MEMO AL PAÍS

Apreciados compatriotas:
La situación de PDVSA exige su inmediata intervención pero ello no será posible a menos que cambie el gobierno. Estas son algunas de las razones para esa intervención:

  1. PDVSA acaba de escribir una carta a sus socios en la Faja del Orinoco en la cual les dice: “La empresa mixta que Usted representa deberá comprar los volúmenes de nafta requeridos para cumplir con su Plan del año 2016”. Qué significa esto? Primero, que trata de obligar a las empresas socias a comprar con su dinero la nafta requerida para hacer comercializable el petróleo de la faja. Esto representa una violación al convenio original con esas empresas, el cual establece que PDVSA está a cargo de suministrar los diluyentes que se requieren para poder mezclarlo con el petróleo pesado de la Faja, y, segundo, que PDVSA ha llegado a una situación de insolvencia, ya que no puede hacer frente a las inversiones y gastos que se requieren para las operaciones contempladas en los planes de la empresa.
  2. Esta insolvencia  fue revelada en Noviembre y Diciembre 2015, cuando docenas de barcos cargando nafta y diésel para PDVSA permanecieron en puertos del Caribe, sin entregar sus cargamentos por falta de pagos de PDVSA.
  3. Las empresas extranjeras socias de PDVSA a las cuales se le envía esta carta en forma de ukase solo poseen el 40% de las acciones de las empresas mixtas pero PDVSA pretende que absorban toda la carga de la inversión y gastos de la empresa. Esto revela una rapacidad y descaro por parte de la gerencia de PDVSA que debe avergonzar a todos los venezolanos decentes. Ya hay varias firmas socias de PDVSA en la Faja del Orinoco que han dicho que esa nueva exigencia es inaceptable para ellos.
  4. El régimen que maneja la política petrolera venezolana tiene 17 años hablando de la Faja del Orinoco como el mayor reservorio petrolero del mundo, como la joya de la corona, como la solución a todos nuestros problemas económicos. Esas aseveraciones son grandes falsedades pero son aceptadas como verdades por los ignorantes líderes políticos del chavismo. Son mentiras urdidas por gente incompetente, corrupta y sin escrúpulos como quienes han tenido el manejo de PDVSA en los últimos años, desde Ali Rodríguez hasta Eulogio Del Pino, muy particularmente Rafael Ramírez. Aunque es verdad que la Faja del Orinoco contiene grandes recursos de hidrocarburos, estos recursos son de un petróleo pesado, costoso de comercializar, muy contaminante. La Faja del Orinoco se ha convertido hoy día en uno de los depósitos de petróleo más vulnerables de quedarse en el subsuelo, sin desarrollar, ya que la humanidad está promoviendo un cambio radical de usos energéticos hacia fuentes más limpias de energía. Sin embargo, la faja permanece estancada por la ineptitud de esta PDVSA
  5. Hoy día, debido a una radical transformación del sector energético mundial que se veía venir al menos en los últimos siete a ocho  años, la OPEP ha sido puesta de rodillas por uno de sus miembros, Arabia Saudita, y por los Estados Unidos, países que son hoy quienes aparecen como mejor situados en el escenario petrolero mundial. Durante todo este tiempo el régimen venezolano ha permanecido paralizado frente a estos cambios radicales, insistiendo en que la Faja del Orinoco es un tesoro codiciado por “el imperio”. En paralelo, dentro de pocos años, USA podría dejar de importar petróleo y convertirse en un exportador neto de hidrocarburos.
  6. Mientras esto ocurre en las narices del chavismo, PDVSA sigue añadiendo empleados para sembrar yuca y criar cochinos (esto es literalmente cierto). Una de sus grandes noticias recientes viene de Barinas, donde se anuncia que “han sembrado 188 hectáreas de sorgo” para la alimentación del ganado vacuno. Esta actividad no petrolera  se desarrolla mientras su producción continúa bajando. Hoy en día es menor en unos 600.000 barriles diarios a la que era cuando el chavismo llegó al poder.
  7. En paralelo a esta debacle de la producción la nómina de empleados ha pasado a ser casi seis veces mayor de lo que era en 1998 y la deuda de la empresa ha crecido cerca de diez veces con respecto a la de 1998. Mucha de esa deuda, unos $60.000 millones, ha sido contraída con China y unos $50.000 millones  con el Banco Central de Venezuela, instituto que ha impreso dinero inorgánico en bolívares que suman el equivalente de esa suma para inyectarlo a PDVSA
  8. La gerencia de la empresa durante las presidencias de Ali Rodríguez Araque, Rafael Ramírez y Eulogio Del Pino ha sido muy corruptas. Los contratos dados a dedo a sus amigos y cómplices, la ineptitud y la mentira sistemática en el recuento de la actividad de la empresa son fácilmente documentables. Miles de millones de dólares han sido robados, despilfarrados y perdidos por culpa de la corrupción y la incompetencia de la gerencia. La traición de esos gerentes a su misión ha convertido a PDVSA en un descarado brazo rojo, rojito del régimen, utilizándose sus bienes y capital para la consolidación del poder político de la pandilla chavista, a expensas de la Nación. Un crimen por el cual deberán pagar.
  9. Se impone, por lo tanto, un cambio radical de la suicida política petrolera que ha mantenido el gobierno en estos últimos 17 años. PDVSA debe ser intervenida y su naturaleza de empresa social debe ser rectificada para llevarla de nuevo a su condición de empresa comercial, orientada a operar con eficiencia para obtener beneficios óptimos para el país. Esta rectificación de políticas podría requerir la eliminación eventual y progresiva de la empresa, a fin de que el país pueda adoptar un modelo nuevo de gestión petrolera. Pero esto no puede ocurrir bajo este régimen, el cual es prisionero de una ideología absurda y obsoleta basada en profundos complejos de inferioridad.

No hay manera de obviar esta conclusión. Toda rectificación verdadera a las políticas nacionales pasa por el cambio del régimen político. Mientras la gente que dice ser “revolucionaria” permanezca en el poder no habrá solución a los inmensos problemas nacionales. No hay nada más letal para un país que el fanatismo y la ignorancia en el poder.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba