OpiniónOpinión Nacional

Vacatio de la presidencia

La llamada elección de mayo de 2018 no pudo conducir a la reelección de Maduro, quien por lo tanto usurpa el cargo. Existe una “vacatio regis”.  No molestaré a mis lectores, con explicaciones doctrinarias sobre la “vacatio regis”, ya que en Venezuela, según nuestra constitución, la soberanía reside en el pueblo de modo intransferible.

Al haber una “vacatio regis” por haber concluido el período para el cual fue electo Maduro, sin que legal y constitucionalmente se lo haya reelegido, el pueblo ejerce su soberanía a través de sus representantes que es la asamblea legislativa electa en 2015. Los representantes vista la ausencia absoluta de una persona para ejercer el cargo de presidente, han escogido no al presidente encargado, sino al encargado de la presidencia, que se llama Juan Gerardo Antonio Guaidó Márquez.

La circunstancia de que al tiempo cuando fue escogido se desempeñara como presidente de la Asamblea Nacional resulta irrelevante. La Asamblea pudo escogerlo a él, a cualquier otro diputado, al ciudadano Romel Guzamana diputado por Amazonas cuya asunción de la condición de diputado le ha sido fraudulentamente impedida, en fin lector, a usted o a mí.

Ese acto de la Asamblea es para que la persona escogida como ‘encargado de la presidencia’, conduzca a la nación hacia la realización de una nueva elección.  Para lograr ese fin es indispensable contar con el respaldo de la fuerza, porque todo orden jurídico presupone el respaldo de la fuerza para hacerlo cumplir. El estado de derecho implica que sus reglas sean susceptibles de imponerse por el cumplimiento voluntario de los ciudadanos, o por la imposición de la fuerza.

Hoy opera en Venezuela una fuerza armada que al margen de la constitución respalda al usurpador; y desde luego el “cese la usurpación” para hacerse efectivo requiere no solamente el cese por parte del usurpador sino de quienes le acompañan usando la fuerza, o contar con una fuerza que se imponga sobre la fuerza usurpadora y cooperadora con el usurpador.

Para eso la Asamblea Legislativa escogió a Guaidó, que es el encargado de la presidencia y con esa escogencia agotó la función asignada. Por eso Guaidó designa embajadores y otros funcionarios que es parte del siguiente paso al cese de la usurpación, la formación de un gobierno provisorio, para poder llegar al paso final para el restablecimiento de la democracia “elecciones libres”. 

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar