Opinión

Venezuela cambiará de abajo hacia arriba

La crisis venezolana que, para algunos , pareciera no tener solución y que esperan que la resuelva algún tipo de intervención extranjera, tiene ya unas respuestas concretas desde lugares muy distintos de nuestra sociedad civil.

En estos días tuve la oportunidad de intercambiar palabras con dos interesantes expresiones de esos movimientos de, por decirlo de alguna manera, de base.

El primero fue un encuentro con algunos de los dirigentes del congreso de juventudes quienes expusieron en una reunión en la que participé los principios guías de este movimiento juvenil que toma por ejemplo el que realizaron, en el pasado, jóvenes en 1928, 1958 y ahora lo que vienen realizando desde 2017.

La idea cardinal que los mueve es el miedo a verse forzados a irse del país ya que consideran que ellos no han estudiado ni luchado para abandonar a venezuela y buscar refugio o cobijo fuera. El otro punto cardinal fue que entienden que sin unidad no habrá salida a la crisis y por eso ellos han logrado juntarse en un solo y unitario movimiento a pesar de provenir de organizaciones tan disímiles cómo pueden serlo Bandera Roja, Primero Justicia, Acción Democrática,Un Nuevo Tiempo,Voluntad Popular, Avanzada Progresista, el Chavismo democrático o disidente, y muchos otros que no pertenecen a ninguna organización política.

Lo que más me impactó es que, a diferencia de sus lideres principales, estos muchachos entienden que más allá de los intereses particulares de las organizaciones políticas hay algo más importante como lo es la unidad de todo el pais para producir el cambio que ocurrirá con la salida de Maduro.

Después, tuve la suerte y la oportunidad de participar en un foro abierto en la zona 2 de José Félix Rivas en Petare y me toco exponer sobre Venezuela en el contexto internacional y la necesidad de la unidad para promover el cambio que el país reclama.

En ese acto, en plena avenida, estuvieron presente dirigentes vecinales de diversas organizaciones políticas cómo, PJ, VP, AD, Copei, Alianza Progresista e incluso un representante del centro democrático colombiano. También se unieron al acto varías vecinas de Alfa Ciudadadana organización vecinal de Macaracuay y Colinas de la California.

Lo que más me emocionó es ver cómo los vecinos y los jóvenes mantienen una apertura de mente y entiende que es más importante lo que nos une que las diferencias que nos pueden separar y están dispuestos a luchar para convencer a los dirigentes políticos que la única manera de resolver la crisis es la unidad real de todos sin condicionamientos previos y que el único propósito debe ser una salida constitucional y pacífica a la situación actual con estrecha coordinación con la comunidad internacional.

El símbolo que usan los muchachos del congreso de juventudes debería ser el de todos nosotros, el colibrí, porque si somos millones los que actuamos apagaremos, como en la fábula, el incendio que está acabando con nuestro país.

Todos juntos, cada uno poniendo su granito de arena lograremos reconstruir a Venezuela y volver a hacer de ella lo que algún día se dijo, una tierra de gracia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba