OpiniónOpinión Nacional

Venezuela: El reto de vivir con diferencias

“Para vivir hoy hay que tener valores y para convivir hay que compartirlos”. La frase de Abdelkader Masfane, con esta frase de este  psicólogo argelio situamos la situación que se vive en el mundo entre tantas diferencias tanto políticas como religiosas.

 Un  90% de la humanidad tiene alguna religión, y todas hablan del respeto al prójimo y  de la solidaridad, lamentablemente en la actualidad y específicamente en este país estos valores han sido echados a la basura.

Hace veinte años Venezuela convivía entre  dos ideales políticos  el Social Cristiano (COPEI) y Acción Democrática (AD), hoy día existe una vertiente llamada el chavismo-socialismo que nació del descontento de unos cuantos con ideales de ¨igualdad, libertad y verdadera democracia¨ ideas que jamás se  lograron consolidarse.

La diversidad es una característica intrínseca de los grupos humanos. Cada persona tiene un modo especial de pensar, de sentir y de actuar, independientemente a  que ideología política o religiosa  pertenezca  pero desde el punto de vista evolutivo, existen unos patrones cognitivos, afectivos y conductuales con ciertas semejanzas.

 Toda diversidad es positiva porque enseña a reconocer la diferencia y a reconocerse en ella, más que hacia la tolerancia apunta hacia la convivencia. Las sociedades diversas no suelen ser excluyentes, y ahora más que nunca este tiene que ser el mensaje para que aprendamos a vivir juntos con nuestras diferencias.

Políticamente en Venezuela se vive una terrible confrontación de ideas y de valores que ha conducido al  país a un caos en todos los aspectos de la vida, tanto el político, económico  como el social y una frase  que ha crecido como un gran monstruo, que es el de ¨Si no piensas como yo, eres un traidor¨.

 Los políticos y regentes de un país deben echar un vistazo a su  vida para ver que se  han equivocado, nos equivocamos y nos equivocaremos siempre,  debido a que también tenemos un sinfín de defectos. 

En el país han convivido  tres clases sociales la Clase Baja, la Clase Media y la Clase Alta, esta estratificación social se ha visto modificada a dos; clase alta la chavista  y clase baja la apátrida (opositora).

Según  datos  alarmantes. Entre 2005 y 2019, la incidencia de la pobreza monetaria en el país, pasó de 34,4% a 96,2%. Y los porcentajes correspondientes a la pobreza extrema aumentaron de 10,7% a 79,3%. Casi 80% de los venezolanos no tienen los recursos necesarios para adquirir los alimentos básicos.

La medición, que desde 2014 llevan a cabo la Universidad Católica Andrés Bello -privada- y las públicas Central de Venezuela (UCV) y Simón Bolívar (USB), se ha convertido en la radiografía más rigurosa de los principales indicadores ante la falta de estadísticas gubernamentales.  Hoy el país es el más pobre de la región y el segundo más desigual después de Brasil, de acuerdo a las mediciones hechas con base en entrevistas en casi 10.000 hogares. Según la encuesta.

Hemos sido  testigos de cómo se  ha ido consumiendo   la tolerancia y la intolerancia se convertido en algo común.

El  sectarismo causado  por esa diferencia de pensamientos y de la indiferencia ante tanta desigualdad  se ha introducido en las raíces de nuestra sociedad, ya que es normal ver familias divididas por su posición política.

La intolerancia ha llegado y  se ha profundizado tanto  que muchas personas se hacen las ciegas al justificar violaciones de derechos humanos, solo por no dar su brazo a torcer y por ser afectos a un factor político.

Esta división en nuestra sociedad ha generado un deterioro de valores que se ha visto generalizado en lo político, social y económico lo que ha causado el desplome de la nación convirtiéndola en una de las mas pobres del mundo acompañando a Cuba y África.

 Con una gran Impudicia la arrodillada Asamblea Nacional Constituyente aprobó esa fulana “Ley Contra el Odio, por la convivencia pacífica y la tolerancia”.

Aprender a aceptar las diferencias que tenemos con los demás, valorando el pensamiento ajeno y amoldando nuestro comportamiento para poder vivir con la libertad que brinda la tolerancia y el respeto por nuestros pensamientos e ideales, es algo  imprescindible en la vida de todo ser humano ¨vamos a respetar nuestras ideas y pensamientos y de esta manera poder logar un verdadero cambio que beneficie a todos¨.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba