OpiniónOpinión Nacional

Venezuela: La sombra del escepticismo cubre al CNE

El llamado a elecciones que ha realizado el actual gobierno en Venezuela ha generado un sinfín de interrogantes entre los venezolanos, el ente encargado de llevar acabo este proceso tan importante para el ciudadano que desea vivir en democracia, ha sido señalado como un apéndice mas del gobierno.

Desde que el pasado mes de mayo la primera autoridad del Consejo Nacional Electoral Pedro Calzadilla anunciara para el 21 de noviembre unas megaelecciones en Venezuela, la duda y el escepticismo se apodero de muchos venezolanos que han cuestionado la objetividad y la imparcialidad de este órgano electoral.

La designación  de este nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) integrado según oficialistas de forma más ¨equilibrada¨ por representantes del oficialismo y por dos personalidades de una parte de la oposición.

Esta participación de dos  integrantes opositores se ha hecho, para que por primera vez desde 2015, los comicios  sean reconocidos por la comunidad internacional y en los que participen las distintas fuerzas políticas que hacen vida en el país.

Aun con esta nueva maniobra el pueblo venezolano mantiene sus dudas sobre la veracidad de los resultados que ofrecerá  este nuevo CNE en las próximas  elecciones.

Recuperar la confianza en esta institución no será fácil,  la difícil situación política y social que se vive en el país, luego de una  Asamblea Nacional Constituyente (2017), una elección presidencial (2018) y una elección de la Asamblea Nacional (2020), procesos en los que no participó la mayoría de las fuerzas de oposición y que no fueron reconocidos por gran parte de la comunidad internacional. Son elementos que refuerzan la desconfianza en este ente.

Tras las elecciones legislativas de 2020, la Unión Europea emitió un comunicado señalando que no iba a reconocer los resultados, señalando que esa votación se produjo sin un pacto nacional sobre las condiciones electorales, sin que se respetaran los criterios internacionales mínimos de un proceso digno de crédito y sin que hubiera una movilización del electorado.

Estos  señalamientos de la comunidad internacional sobre la  claridad  de los resultados electorales en el país, se unen al descontento que expresan muchos venezolanos dentro y fuera de  Venezuela sobre la  imparcialidad  del CNE.

Son múltiples  las irregularidades que encuadran estas elecciones que se realizaran  con el propósito del gobierno   de recuperar las  pocas Alcaldías y Gobernaciones y colocarlas en nombre del chavismo y de  legitimar los procesos electorales que desde el 2018 están siendo cuestionados por evidencias de fraude.

La militarización autoritaria y el pragmatismo económico generado por la mala gestión del gobierno han conducido al país a una  debacle  económica.

La incertidumbre política en Venezuela es bastante compleja lo que  ha generado una crisis multidimensional de carácter político, social y humanitario.

Entre tanto los venezolanos esperan sin sorpresa las elecciones de noviembre   y con poco interés en el proceso, se ingenian cono sobrevivir ante tanto caos y desorden político, ya  que  la oposición ha perdido su credibilidad en cuanto a  sus lideres  quienes han demostrado incapacidad en enfrentar al gobierno y no con balas ni protestas sino en una verdadera unión de ideas sin diferencias partidistas y con un solo fin CAMBIAR A VENEZUELA.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. El fraude està en las maquinitas electrònica de votaciòn.
    Se inventaron prestextos en el 2003 para posticipar el RR a Chàvez, porque la UCI de La Habana, bajo la coordinaciòn del mefistofèlico jorge rodrìguez, todavìa no habìa completado de manera satisfactoria el software que iba a garantizar el fraude electoral, y por ende la victoria del chavismo.
    Fue Capriles que, en un raro momento de sinceridad, afirmò que para ganar a las maquinitas era necesario tener una avalancha de votos por UN SÒLO SÌMBOLO.
    Asì fue por la AN en el 2015: los votos fueron por la MUD.
    Hubo fraude (los cubanos lograron quitar a la oposiciòn un 10% de votos) pero no fue suficiente.
    Pero a lo mejor ahora la UCI tiene listo otro software para que eso no pase.
    Primero punto firme para ir a elecciones: votar con lapicero y papaleta. VOTO MANUAL.
    Y PERMITIR EXIT POLL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba