OpiniónOpinión Nacional

Venezuela, país de emprendedores

Venezuela vive una de las épocas más críticas, económicamente hablando. Sin embargo, siempre es posible encontrar quien tenga ideas innovadoras, la entereza para invertir y surgir gracias a su esfuerzo y dedicación.

Los venezolanos son conocidos por ser emprendedores, personas “echadas para adelante”, aquí y en cualquier parte del mundo, frase que comúnmente se utiliza para describir a quienes no desisten fácilmente de sus ideas hasta verlas materializadas y convertidas en un éxito.

Miles de venezolanos han decidido ser parte de la solución, buscando nuevas oportunidades de mercado y alimentando el mercado laboral. El éxito de numerosos negocios tecnológicos 100% venezolanos, incluso han traspasado las fronteras de nuestro país y ha despertado la curiosidad en el mundo.

En Venezuela, sigue habiendo un mercado grande y con necesidades no atendidas. El reto es ubicarlo: exigiendo que el emprendedor deba ser mucho más asertivo a la hora de definir su mercado, y más aún para transmitir su propuesta de valor, esto se logra a través de programas de formación y de acompañamiento que promuevan el desarrollo de sus capacidades.

Pero, ¿De verdad merece la pena iniciar un negocio o invertir en el que se tiene? Lo que está a la vista no necesita anteojos, son miles los emprendimientos digitales, sociales, empresariales y pare de contar, que representan a un alto porcentaje que ha apostado y asumido el riesgo por la necesidad  imperiosa de llevar el pan a la mesa, resistiendo la cruda e inestable realidad económica del país, ellos son y serán el motor que le dará impulso a la economía. La historia nos demuestra que durante las grandes crisis surgen las grandes oportunidades y Venezuela no ha sido la excepción, pese a las adversidades, la tecnología ha sido un aliado fundamental en estos tiempos de incertidumbre.

Entre los mercados con mayor demanda que representan oportunidades de negocio, encontramos por ejemplo, la fabricación de productos artesanales u orgánicos que suplen a las grandes marcas que hoy escasean, servicios orientados a los adultos mayores que se han quedado solos como consecuencia de la diáspora, servicios de desarrollo tecnológico, entre los que podemos incluir la minería y trading de criptomonedas, servicios delivery, comercio en general, entre otros.

El caso más reciente de Zimbabue, un país arrasado por la hiperinflación, aparte del caso venezolano, no sufrió una caída del PIB tan fuerte como la que hemos sufrido hasta ahora, y al salir de su hiperinflación duplicó su PIB en 3 años (2009-2012).

Para el 2016 existían cerca de 300 mil comercios formales, hoy existen alrededor de 5 millones de comerciantes informales en el país. Esta clara diferencia se debe a la búsqueda del venezolano para incrementar sus ingresos personales, producto de la debacle de los salarios en la moneda local, que no alcanzan para cubrir la canasta básica de alimentos.

El potencial económico de Venezuela es enorme, pero no desarrollaremos ese potencial mientras persista en el poder un régimen con un modelo económico socialista fracasado, que ha llevado al país a los más altos índices de pobreza, ha socavado la industria Nacional, perseguido a la empresa privada y privado las libertades económicas de los venezolanos,  por lo que urge un cambio de rumbo. Es a partir de la llegada de un nuevo gobierno que se producirá un efecto rebote y una entrada de capital internacional importante.

Emprender no es simplemente montar un negocio donde se vende cualquier producto o servicio, se debe buscar un modelo de negocio escalable, con potencial de crecimiento, algo que cubra grandes necesidades, que resuelva problemas. Venezuela, a pesar de ser comparado con países donde prácticamente no existe el aparato productor, es un país que cuenta con un alto nivel de capital humano y con recursos que pocos países soñarían con tener, por lo que cuenta con los recursos naturales y humano con capacidad para levantar su economía, una vez creadas las condiciones políticas y económicas.

Hoy nos convoca un profundo deseo de cambio, posible sólo si asumimos con entereza, en la diversidad de criterios y de esfuerzos, una Unidad Superior que sólo ponga como norte brindarle un futuro mejor a las venideras generaciones.

Twitter e Instagram: @panchoseijas

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba