OpiniónOpinión Nacional

Venezuela ¿potencia o víctima?

Lo que comenzó con dos violentos golpes militares, criminales y fracasados, y continuó por la vía del engaño electoral, con los felones sobreseídos (en lugar de indultados) para que pudieran actuar con total libertad, eliminados sus expedientes, los muertos y los daños, se autobautizó “socialismo del siglo 21” pretendiendo ser ajeno a la barbarie que implementaron todos los regímenes marxistas leninistas durante el siglo 20 (que incluye las aún más radicales variantes de Mao Tse Dong y Kim il Sun en China y NorCorea), hasta que el golpista mayor, el bastardo bipolar y resentido de Sabaneta, Argelia Melet, la esposa del mítico guerrillero falconiano Douglas Bravo, lo definió como “el loquito pintaparedes” de Barinas, repudiando que lo infiltraran en las FFAA siendo un pésimo estudiante y mala persona. Los ofrecimientos de genuina justicia social, creciente prosperidad y futuro glorioso, propios de toda esa fauna comunista, desembocaron gradualmente en un megadesastre, como ocurrió en todos los países que formaron la URSS y sus satélites, con China y Vietnám adoptando el sistema capitalista en su modo más salvaje, Cuba y NorCorea sobreviviendo como parásitos, con permanente represión a su población. El Colectivismo igualitarista constriñe las libertades, elimina la división de poderes, la propiedad privada y toda forma de desempeño del individuo, priorizando a la masa, al rebaño, imponiendo un férreo control del Estado, que es el partido único e intolerante, a su vez manejado por la élite en la Nomenklatura y el caudillo al que deben rendir oprobioso y obligatorio culto (Stalin, Hoxha, Ceaucescu, Hörneker, Kim il Sun, Mao, Pol Pot, Fidel y su marioneta Chávez, Raúl y su marioneta Maduro). El daño mayor siempre le sucede a la economía, además del desestímulo derivado de que la plusvalía de tu esfuerzo sea administrada por funcionarios, que reparten por igual a quienes se preparan y esmeran en sus labores, como a quienes “prefieren jalar bolas en la sombra en lugar de jalar escardilla al sol”, imponiendo la absurda igualdad hacia abajo, ocurre la constante transfusión de buena parte de los escasos recursos para mantener los privilegios al caudillo y los de la Nomenklatura, lo que por ironía aumenta la desigualdad que prometieron erradicar, sumiendo a la mayoría en la miseria.

El permanente ataque a la empresa privada, las arbitrarias “expropiaciones” y su inevitable secuela de duplicación o triplicación de la Nómina para “enchufar” a los conmilitantes, la multiplicación de fallas por la falta de preparación de los enchufados, la canibalización y desvalijamiento de los muebles, los equipos, las herramientas, la gradual reducción de la producción y la productividad, funcionar con alta capacidad ociosa, la quiebra, el cierre, forzando a importar lo que antes generábamosencareciendo los precios e incentivando la corrupciónadquisición de mercancías de baja calidad y/o con sobreprecio. La devaluación de la moneda es inevitable, ya le han quitado OCHO CEROS y su pulverización prosigue. Los pretenciosos eufemismos con los que bautizan a cada nueva camada de volíbarez, “fuertes, soberanos”, incrementan el bochorno y el fracaso evidenciados en la dolarización de los precios y la africanización de los salarios. Estos van del mínimo de BsS 400.000 de las pensiones a un máximo de BsS 4 millones para pocos en las Nóminas del régimen, equivalen a ingresos de 2 a 20 dólares AL MES para la gran mayoría (el dólar se cotizaba a BsS 215.000 el 12 07 20). Veamos los Salarios Mínimos SM en América y Europa:

*En Colombia hay un subsidio de transporte para quienes devengan menos de 2 salarios mínimos. **En  EEUU la hora de trabajo se paga en $7 en la empresa privada, y en $10 en la administración pública. Calculamos los SM a razón de 40 horas semanales, 160 al mes. ***El salario mínimo lo asignan a quienes desempeñan labores simples que no requieren preparación ni experiencia (porteros, mensajeros, etc). En la medida en que la persona acumula conocimientos, destrezas, y experiencia, aumenta el pago por hora de su trabajo, y se considera su posición en la pirámide de empleados de cada empresa. No deben ser similares los ingresos de un albañil novato que los del ingeniero a cargo de la obra, del chofer del bus escolar y el Maestro, del bedel de Hospital y el Neurocirujano, excepto invirtiendo la lógica. 

Con esas cifras, invito a los amables lectores a hacer un modesto mercado en Venezuela, para una familia de 4 ó 5 personas, con dos salarios medios en ese hogar ($6 x 2 = 12 dólares/BsSM 2,58).

Acotaciones complementarias:

1. Los precios son más altos en los Bodegones, hoy en boga (muchos son eficiente$ lavadora$), y algunos son más bajos en puestos de buhoneros, pero exigen pago en efectivo, que no hay en el país. 

2. Quienes pagan en dólares, no más del 15% de la población, a menudo deben adquirir más productos de los que necesitan, las tiendas alegan que no tienen para dar vueltos, incluso por billetes de $5, siempre obligan a comprar más de lo que el cliente pensaba llevar. Tampoco dan vuelto en volíbarez soberanos.

3. La crónica y grave escasez de gasolina dificulta o impide el traslado a las fincas, de los trabajadores a cargo de recolectar las verduras, hortalizas, frutas, ordeñar las vacas y cabras, producir los quesos, y el transporte de esos alimentos a sus respectivos mercados. Los que logran producir, son víctimas de la extorsión (matraqueo) y deben pagar extra, tanto para surtir gasolina a sus vehículos, como para pasar en cada alcabala de las muchas en cada carretera o autopista (donde exigen pago en efectivo o parte del cargamento, lo que reduce considerablemente el volumen de productos transportados, forzando a subir los precios), en un círculo vicioso que el narcorégimen conoce y estimula, porque quienes se benefician de esas praxis delictivas se abstienen de participar en actividades opositoras y apuntalan este cáncer, ya con más de 21 años sistemáticamente destruyendo al país con más recursos de Latinoamérica.

4. Central Madeirense es una amplia cadena de supermercados a escala nacional, propiedad de lusitanos, donde es más intensa la constante supervisión del narcorégimen, lo que reduce la especulación en los precios propia de otros comercios menos escudriñados. Para actualizar los precios fuimos al que está en el CC Los Leones, al este de Barquisimeto, en el cual ya no funcionan la Carnicería, la Pescadería ni la Charcutería, y en la sección de verduras, hortalizas y frutas, antes con más de 40 rubros, sólo había muy pocas cebollas, auyamas, papas y pulpa de tamarindo. En el CM del CC Los Próceres, que pertenece a los militares, esa sección está vacía, y las neveras donde mostraban las carnes, hoy contienen solamente envases de plástico. Como referencia, el kilo de carnes y pescados está entre BsS 800.000 y 900.000, los quesos blancos nacionales entre BsS 700.000 y 1.200.000, los amarillos alrededor de BsS 2M, y el parmesano importado en BsS 3.500.000.

5. Los obreros, empleados de oficina y profesionales universitarios (Educadores, Médicos, Ingenieros, etc), en Nóminas con ingresos fijos, soportamos la paradoja de que en la necesidad de contratar los servicios de un cerrajero, albañil, plomero, electricista, transportista de carga (con camión o camioneta pick up), o de pasajeros (taxista), mecánico automotriz, por trabajos de pocos minutos (abrir una cerradura, cambiar un breaker o un grifo, trasladar algo voluminoso de la tienda a la casa del cliente, por ej), o de pocas horas o días (frisar una pared, limpiar un carburador, reparar una llanta/caucho, un mueble, un electrodoméstico, cambiar una resistencia de calentador, etc), nos imponen tarifas que equivalen ¡ a varios salarios mensuales ! Precios dolarizados con ingresos africanizados, y abusos ya consolidados, apoyados en la fuerza bruta y la obsoleta ideología marxista. 

6. En Cuba de 1960 a 1980 hubo un constante flujo de emigrantes, huyendo de la aberración comunista, el grueso se radicó en Florida, donde iniciaron nuevas vidas y la mayoría prosperó, lo que les permite  enviar remesas de dólares a sus familiares sometidos por la dictadura en la isla. Esas remesas son un tercio de los ingresos regulares de su anémica economía. El alquiler de deficientes profesionales, en especial babaláos con bata que no presentan reválida para demostrar su dominio de la Medicina, y las ayudas de “camaradas” mecenas -la URSS hasta su propio colapso en 1991, el castrochavismo desde 1999-, más sus entradas por narcotráfico, triangulación de importaciones y reventa de petróleo y gasolina que les envían sus lacayos del psuv, conforman el otro 66% con que sobrevive esa rémora. El éxodo venezolano abarca unos 3 millones en una diáspora muy amplia, y lleva menos de 4 años, pocos se han integrado con éxito en sus respectivos destinos, en América y Europa primordialmente, por lo que las remesas hacia Venezuela no tienen el volumen ni la importancia de las que reciben los cubanos (además la xenofobia primero y ahora la pandemia, está obligando a muchos al difícil retorno).


Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar