OpiniónOpinión Nacional

Venezuela triste

Estaba de pie en el pasillo de un autobús. Su mirada perdida, sus ojos cristalizados como a punto de llorar. Su frente arrugada y su boca entreabierta.

Era una señora de unos 65 años de edad, su piel morena y en sus cabellos se presentía la lucha incesante de hebras blancas creciendo a la vez que el negro cedía cada vez más espacios.

Abría y cerraba la boca, estaba hablando sin pronunciar una palabra. Se exteriorizaban sus ideas, sus sentimientos, mientras una gota de sudor recorría su rostro envejecido.

Ella, suspiraba, y en este momento parecía despertar de su sueño. Justo en ese segundo su mirada, que veía sin ver nada en concreto, regresaba a la vida, al presente, al ahora, a aquel autobús que caída estruendosamente en un hueco en la avenida Intercomunal.

Al instante, nuevamente se dejaba llevar por sus pensamientos, sus tristezas, sus preocupaciones.  Con un rostro desolado y entristecido.

Este tipo de rostros no es la primera vez que los veo. Constantemente nos topamos con personas que están en las calles de esta Venezuela de hoy, sumidos en la desesperanza y en la tristeza.

La crisis económica, la escasez de medicinas y alimentos. Suman problemas en la aritmética del caos que se ha venido aplicando en nuestra amada nación desde hace más de 18 años.

Aquel pueblo feliz ya no existe. No queda nada de la población alegre y jovial, de aquellos venezolanos que  disfrutaban de la vida, que crecían con mesas llenas de comida, entre juegos de pelotas y fiestas de 15 años.

Pasamos de ser el pueblo más feliz de la tierra a transformarnos en un mar de llanto, en un océano de problemas que cada vez obligan a más connacionales a tomar sus maletas y buscar esperanzas y futuro en otras tierras.

Millones de venezolanos vamos cargando nuestras cruces. Pagando la penitencia de los pecados económicos cometidos por un modelo político que siempre ha estado relacionado con el fracaso, el hambre, la desolación y la muerte.

Mientras desde Miraflores donan 5 millones de dólares por la tragedia de Harvey a los Estados Unidos y 9 millones 959 mil dólares a la Liga Venezolana Profesional de Beisbol, todavía los afectados por la contingencia en Bolívar y por la tragedia de Choroní ruegan por ayuda estatal.

El régimen despilfarró lo que teníamos, y ahora hace lo propio con lo que nos falta.

Y todo mientras en las calles de toda Venezuela, vemos a nuestros hermanos pasando necesidad, preocupados, o buscando comida entre los basureros.

¿Esta es la nación que usted quiere? Vamos a darle una solución a esta triste realidad que nos acongoja, sigamos luchando cívica y democráticamente por una patria libre y mejor.

Sí podemos lograrlo.

@jdionisioss

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba