OpiniónOpinión Nacional

Venezuela y la lucha continental

En una carta dirigida a Maduro, los Ortega -quienes dirigen Nicaragua ferreamente- expresan con motivo del día de nuestra independencia de España que el “…bravo pueblo libra nuevamente batallas cruentas y decisivas para la soberanía y la independencia de esa tierra sacra y de toda nuestra América caribeña”. ¡Cuánto acierto en esas palabras! Aunque su objetivo sea felicitar a Maduro por mantener el Régimen a toda costa.

El bravo pueblo lucha en las calles para obtener su libertad, restituir la democracia y rescatar la república liberal. Lucha por deslastrarse de esa camarilla de comunistas cubanófilos, del narcotráfico enquistado en el Estado, así como de las bandas de criminales y terroristas que se señorean en nuestra patria. Y para regresar a una economía de libre mercado y restituir el estamento militar a sus funciones castrenses, despolitizarla y devolverle su estructura jerárquica basada en la meritocracia.

Las palabras «soberanía» e «independencia» que blanden los Ortega, esconden (como es normal en estos regímenes) las verdades al significar sometimiento de los ciudadanos y entrega a países extranjeros.

Más de tres meses de resistencia pacífica diaria y decidida, con los muertos del lado del “bravo pueblo” y la represión del lado del Régimen, significan una disposición y entrega como nunca vimos en este continente. Lo habíamos calificado como la “Campaña Admirable del siglo XXI”, como paralelo a la que emprendió Bolívar en 1813, que le valió el título de Libertador. Lamentablemente, Bolívar fue derrotado por las hordas de Boves, quien sería para nuestros estándares actuales un colectivo paramilitar que aterrorizó al país, al no solo guerrear contra los patriotas sino al ensañarse contra la población civil. Bolívar en el exilio escribe la “Carta de Jamaica”, en la cual asume una perspectiva continental del problema.  Entiende que Venezuela no sería libre sino se liberaba el continente, sino se derrotaba al invasor español en cada rincón de Suramérica. En este sentido, la lucha en las calles es la lucha para liberar al continente y restituir y/o consolidar la libertad y la democracia, y acabar con esa malévola alianza , siempre al acecho si una liberación total no se logra.

De consolidarse el Régimen en Venezuela, tendremos un cáncer más poderoso que el que se viene esparciendo desde que Cuba cayó en la garras del castrismo. Entonces, la empobrecida Cuba financió, apoyó y dirigió la lucha armada en el continente. Ahora con más recursos, el castrochavismo se meterá en los intersticios de cada sociedad de los países hermanos para asolarlas.

No es imaginación. Ya sucedió. El ascenso de lo que se llamó la “marea rosada” que llevó al poder a Lula, Evo Morales, Rafael Correa,  Daniel Ortega y los Kirchner y su consolidación, se financió con los recursos de la petrochequera venezolana.

El afianzamiento del Régimen, de darse la Constituyente Comunal, será la consolidación de ese foco de perturbación en el continente. Por eso, como en el pasado, la lucha de liberación que se está dando en Venezuela es la lucha por la libertad y la democracia en el continente y nuestro fracaso será el del continente.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba