OpiniónOpinión Nacional

Verdades sobre China y Latinoamérica IV

Luego de muchos años de observación del fenómeno chino soy de la creencia de que, en efecto, y como lo dibujé en los tres artículos anteriores, el gran coloso de Asia sí está actuando de manera de generar vínculos económicos muy estrechos con la región – con algunos países más que con otros-,  todo ello dentro de una estrategia encaminada a asegurarse mercados estables y crecientes para sus productos, acceso a materias primas que son indispensables para los procesos industriales presentes en ese país.

Sin duda que ello va acompañado de un esfuerzo financiero de mucha significación para desarrollar infraestructura de comunicaciones, de transporte y almacenamiento que disminuyan la dependencia de ese país de los servicios e instalaciones de terceros en las naciones con lo cual está, además, implementando políticas de acercamiento en el terreno de lo político. Todo ello forma parte de un accionar coherente dentro de lo cual es indudable que, desde Pekín, se apunta a ejercer una influencia decisiva en el sentido de solidarizar a gobiernos y administraciones de los países de la región con China , de acercar sus actuaciones a las chinas en los organismos internacionales, de hacer más conocida y amigable su cultura, de impedir corrientes de rechazo y de lograr un soporte activo en áreas específicas y polémicas de interés chino como son el caso de Taiwán y Hong Kong.

En el momento actual, la crisis de suministros que es la regla en el espectro global ha afectado a China mas que cualquier otro país, por lo que su defensa y su protección contra sus efectos perniciosos debe ser la que estamos viendo: mayor y más incisiva presencia.   

Nada de lo anterior es ilegítimo. Los Estados Unidos han sido abanderados por décadas de actuaciones similares sin que ello haya ido en detrimento de la libertad o de la soberanía de los países que se encuentran bajo su esfera de influencia más o menos directa. En ocasiones históricas – es preciso reconocerlo- el intervencionismo de algunos gobiernos estadounidenses ha sido más flagrante, pero ello tiene una relación directa con la amenaza a los valores y a la seguridad norteamericana detectados en Washington y ha sido más una política reactiva que una estrategia de subyugamiento político.  

Pero en su esencia, si bien las actuaciones de Estados Unidos la definen las libertades, el comportamiento domestico chino es controlista y sobre esta básica realidad se sustenta su política interna al igual que su relación con terceros.

Si en efecto existiera una batalla de influencia entre China y Estados Unidos dentro de nuestra frontera regional, lo que se impone es que cada país de la región saque el mayor provecho del estrechamiento de las relaciones bilaterales con cada una de las dos potencias por separado. Nos encontramos frente a una era de cooperación y en un contexto global complejo, pero, dentro de ello lo que cabe es intentar extraer los mejores beneficios en favor de un despegar económico definitivo para la región y para cada uno de sus componentes.

La brújula de cada país debe estar centrada en los intereses nacionales primero y regionales de seguidas, con el fin de construir una ruta segura al desarrollo conjunto, lo que quiere decir dar un salto de calidad en innovación, en diversificación productiva, que nos permita dejar atrás la senda de baja inversión, de escaso progreso técnico, y superar la pobreza y la desigualdad.  

Todo ello al tiempo que fortalecemos las democracias regionales. Allí es donde debe residir la diferencia a la hora de anudar alianzas.    

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba