OpiniónOpinión Nacional

Y, ¿De quién es el futuro?

La crisis en la que se encuentra la economía venezolana no tiene precedentes. Una estrepitosa caída del poder adquisitivo de los hogares resulta ser el común denominador, derivando en un permanente incremento de la pobreza y de la desigualdad.

El capital humano, insumo fundamental para la reconstrucción, está diezmado. El aumento de la pobreza y la desnutrición, el empeoramiento del sistema de salud para la población en general, la disminución de la calidad de educación, en conjunto con un aumento de los jóvenes que no estudian ni trabajan, aunado a la crisis migratoria jamás vista en América latina, son factores que están allí cada día profundizándose frente a nuestros ojos.

En la Venezuela de hoy, los pequeños esfuerzos pueden lograr una diferencia real en la vida de los venezolanos. Las elecciones del pasado año 2021 arrojaron un resultado más favorable para la oposición a nivel local, más de 100 alcaldías con respecto a las del 2017. Esto le da a la oposición la oportunidad de gobernar localmente y desde allí, es mucho lo que se puede alcanzar para construir desde abajo una gran fuerza democrática de cara al futuro. 

El centro de la acción política deberá estar enfocado en promover el liderazgo local como elemento transformador de la realidad de nuestra sociedad. De este liderazgo depende la construcción de una visión compartida de país que constituya la base de la acción colectiva.  El liderazgo deberá tener la capacidad de mejorar el bienestar de los ciudadanos escuchando día a día sus anhelos y necesidades, siendo guardianes de sus aspiraciones y promoviendo la cohesión social.

Los venezolanos en la espera de que los líderes solucionen sus problemas, durante años sólo han recibido discursos prometedores y convocatorias a movilizaciones sociales como las marchas, sin mostrar actos tangibles que contribuyan a la solución de los problemas básicos que viven día a día.

Por esta razón, se ha generado una gran desesperanza y desilusión en el liderazgo político y en consecuencia hacia los partidos políticos. Esto ha propiciado que la ciudadanía se involucre en iniciativas orientadas a lograr soluciones a diferentes problemas  asociados al deterioro de la calidad de vida y principalmente a recuperar la democracia, por medio de formas asociativas alternativas; fundaciones, asociaciones civiles y actividades de voluntariado.

En este sentido, se hace imperativo que irrumpa un nuevo liderazgo apartado de prácticas políticas como el personalismo y el clientelismo. El país necesita de liderazgos con visión de futuro capaces de construir acuerdos por el bien común, quieran servir a otros con responsabilidad en la realización de un objetivo más trascendental como lograr los cambios políticos y sociales que demanda la sociedad.

El futuro será de quienes construyan una gran fuerza social que aplaque la desesperanza y fomente un liderazgo transformador que inspire, una y motive  al ciudadano. Venezuela es aquella que está por construirse, que clama por conquistar un progreso compartido y una esperanza de vida decente para los más pobres.

Sería necesario hacer un esfuerzo de construir una visión futura con el mismo compromiso y vigor de quienes no se contentaron con repetir el pasado, sino que hicieron un esfuerzo edificante para sacar a Venezuela del atraso a la modernidad de la democracia como sistema de convivencia social.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba