OpiniónOpinión Nacional

Y dijo «conmigo no van a poder…»

El año pasado visité el Hospital Universitario, nunca había estado, me pareció un joya arquitectónica, lo encontré limpio y no tan caótico como esperaba, la percepción previa era encontrar a los pacientes tirados en el piso desangrados pero ese día que yo entré a este extraordinario hospital no era así.

Me reuní con el director y le pregunté: ¿Qué podía hacer para ayudar al hospital? había oído que estaban muy necesitados.

El Director un poco incrédulo me preguntó ¿por qué?, le dije que mi papá se había graduado en la UCV y quería en nombre de él retribuirle.

Le había dado una ayuda a la Facultad de Biología y de Idiomas, quería ahora poner un granito al Hospital aún cuando es autónomo de la UCV.

Me invitó a hacer un recorrido con el jefe de Mantenimiento del hospital, el Dr. Alvarado quien no entendía mucho que es lo que yo hacía ahí.

Aun así, me enseñó las pomos de las puertas que se roban porque son de bronce, las puertas se las llevan también, las ventanas, de los consultorios recién renovados se roban esto y lo otro, maltratan el mobiliario y durante un largo rato me explicó todas esas dificultades o penurias que pasan para mantener el hospital y regresarlo a su esplendor de antaño como él aspiraba, hasta que le salió del alma y me dijo: «Conmigo no van a poder, voy a rescatar este hospital» .

Me quedé sorprendido, me pareció vivir una lección de vida, le estreché la mano y le dije: ¿Qué necesita? Me respondió, necesito unos galones de pintura y otros utensilios, los cuales se los llevamos a un grupo de voluntarios la semana siguiente.

Voy a regresar este año al hospital, espero encontrarme con este desafiante doctor, le voy a volver a preguntar: ¿Cómo lo puedo ayudar? a el, o quien esté ahí, espero sea el mismo Dr. Alvarado.

Sólo aquellos que no se rindan podrán transformar este país, es un tema de voluntad y compromiso es una convicción de vida.

Tal vez es una visión idealista que muchos no comparten y piensan, ese no es mi problema como pregonaba Ayn Rand en su libro «La rebelión de Atlas», pero también hay otros que sí, ese es el grupo donde yo estoy.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba