OpiniónOpinión Nacional

Y la vida sigue…

Pasan tantas injusticias diariamente…Hay tantos asesinatos, tantos robos, tanta maldad, tanta especulación, tanto maltrato, tanta hambre… Y sin embargo, la vida sigue…

No es solamente en nuestro país donde pasan estas cosas…Es en el mundo en general.. Tal vez en nuestro país lo estemos sintiendo más…Pero eso no significa que en otros países no pasen por situaciones parecidas o incluso peores a las que vivimos nosotros…

No me gusta la escasez, aunque tampoco me gusta el consumismo.. Me gustaría un balance donde pudiéramos escoger entre diversas opciones…Lo que sí me parece importante es cubrir las necesidades de los ciudadanos.. De todos….Porque todos somos ciudadanos. Eso no significa que todos debamos tener lo mismo pero sí que haya un mínimo que deba estar garantizado.

No necesitamos tanto… Queremos poder caminar por las calles de nuestra ciudad sintiéndonos seguros…Queremos poder viajar por el interior de nuestro país disfrutando de sus bellezas naturales sin pensar que en cualquier momento nos pueden atracar o nos pueden matar…Queremos vivir sin tener que mirar por el retrovisor de nuestros carros para ver si alguien nos sigue antes de entrar a nuestras casas. Queremos tener acceso a las medicinas y a los cuidados necesarios para mantener una buena salud. Queremos poder decir lo que pensamos y poder pensar libremente.. El pensamiento es vital para el desarrollo.  No queremos que nos impongan el pensamiento. 

Por mi lado, quiero que mi mente sea la que analice y la que genere ideas.  No quiero mensajes subliminales, ni manipulaciones, ni información falsa…Necesito saber que mis hijos tienen un futuro en su país y que pueden desarrollarse como buenos ciudadanos y llegar a donde puedan llegar gracias a su honradez, a su dignidad y a su trabajo y esfuerzo. Suena fácil pero a veces se complica hasta lo sencillo.

En momentos de injusticias, uno desearía parar el mundo…Todos deberían detenerse para buscar la verdad, para alentar a los agobiados, para refrescar a los extenuados.  Sin embargo, en la vida real, esto no sucede así. La maldad se entremezcla con la bondad y se disfraza.  En muchas ocasiones es difícil distinguirla. 

Gracias a Dios, hasta en la guerra hay sonrisas, amor y paz.  Hasta en la tristeza puede haber segundos de alegría.  Sin embargo, lo ideal sería vivir  en paz.

La vida sigue y nosotros también debemos seguir.  Preocuparnos solo nos desgasta quitándonos energía.  Debemos hacer lo que está en nuestras manos.  Ocuparnos, en lugar de preocuparnos.

La vida sigue, con nosotros o sin nosotros. Mientras estemos, ocupémonos y hagamos lo que podamos para dejar los lugares por donde pasemos en mejor estado que cuando nosotros llegamos.  Si cada uno de nosotros simplemente hiciera esto, el mundo sería un mejor lugar.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba