OpiniónOpinión Internacional

¡YA BASTA! : con la agobiante política confrontacional!

Francisco Javier Vargas Galindo

“La descalificación del adversario impide el diálogo y la superación pacífica de los conflictos; no deja lugar para la política, solo cabe el enfrentamiento”.  http://www.aigob.org/polarizacion-y-fractura-social/

«Nadie hace bien lo que no sabe; por consiguiente nunca se hará República con gente ignorante». Simón Rodriguez, Insigne maestro de Simón Bolivar.

“Un pueblo que elige corruptos no es víctima…¡Es cómplice! »

Teniendo presente las asertivas citas anteriores,  aboguemos  por una política no confrontacional sino colaborativa en rescatar el frustrado bien común. La política es la actividad que sirve para que convivamos no sólo desde ideas sino desde intereses distintos y hasta contradictorios, sin violencia innecesaria, manteniendo la unidad del país y en lo posible generando progreso para todos, lo que llamamos hoy Desarrollo Humano.

Justifica nada menos el que podamos  vivir en libertad, en unidad y diversidad, el que podamos tener un sistema pluralista y valoramos la política porque creemos que la libertad es superior a la sumisión, que la diversidad es superior al uniformismo, que la complejidad es superior a la simplicidad.

Pero la política la hacen los políticos y esos pueden hacer, como todo en la vida, buena o mala política. Las consecuencias de la mala política son evidentes: el riesgo de la disgregación de la polis y la de la regresión del bienestar de la gente.

1) Debemos decirle a algunos dirigentes políticos  y estudiantiles, que deben entender que el camino demagógico; de los complejos; del resentimiento de la envidia igualitaria, son contrarios al bien común y, en definitiva, perjudican a los sectores de extrema pobreza.

Y que, en cambio, el camino de la democracia sin desviaciones; del espíritu solidario; de la libertad creadora; del esfuerzo en común de todos los sectores sociales, conducen al bienestar general de la Nación y al mejoramiento material de los grupos de ingresos más bajos.

2) Tenemos que continuar nuestros afanes para acelerar nuestro desarrollo y tenemos que hacer nuevos esfuerzos para erradicar definitivamente la extrema pobreza y sobre todo, preocuparnos de las legítimas demandas de la clase media emergente. Tenemos que recordar para lograr todo esto, las palabras de SS Juan Pablo II en su discurso en la CEPAL(1988), cuando decía que “las causas morales de la prosperidad son bien conocidas a lo largo de la historia. Ellas residen en una constelación de virtudes: laboriosidad, competencia, orden, honestidad, iniciativa, frugalidad, ahorro, espíritu de servicio, cumplimiento de la palabra empeñada y audacia; en sumo amor al trabajo bien hecho.”

3) En lugar de fomentar la flojera debemos fomentar los deberes, la responsabilidad, el trabajo, el respeto a la familia, al maestro, a los mayores, a la policía, a las tradiciones, que haya más humanismo, más convivencia.

4) Los empresarios deben rescatar la ESM., en sus valores y la ética, legitimar las ganancias. El sistema de ESM., requiere regulación, ¡qué duda cabe! Pero más requiere de autorregulación por parte de los mismos empresarios y que los trabajadores y los chilenos,  en general, comiencen a valorar el trabajo,  superar la desconfianza, la incapacidad de colaborar con el otro, ambos son  elementos importantes  para las sociedades modernas.

5) Mejorar la educación básica, secundaria,  cívica, la educación política con los jóvenes, es una forma de promover el compromiso con la democracia y la libertad. Debemos propender a la capacitación de los ciudadanos y estimularlos para que participen en forma responsable en y para su comunidad, sea a nivel local, regional o nacional. La democracia sólo se revitalizara cuando los ciudadanos nos convenzamos de que tenemos una palabra que decir y que hacer respetar, en el barrio, en la ciudad, en el país.

6) Realmente la diferencia ahora entre mejorar lo que hay, por sustituir todo y copiar el modelo fracasado de Chavismo/Castrista es lo que está en juego en Chile. Buscar la unidad de todas las fuerzas que no aceptan el proyecto rupturista de la extrema izquierda y del PC. Por ello, es imprescindible el perfeccionamiento del modelo ESM y la modernización del Estado.

7) Se van  a requerir convicciones sólidas, equipos comprometidos y coherentes y, sobre todo, una forma de hacer política con respeto a la verdad, aún cuando eso signifique entrar en conflictos. Hablar con la verdad es necesario en política, porque es sano que las cosas sean llamadas por su nombre y porque es imprescindible que en la discusión pública las palabras recuperen su verdadero sentido en la conciencia de la nación, como nos aconsejaba el insigne estadista checo Václav Havel.

8)  En lugar de recorte, debieron aumentar el presupuesto de la Contraloría General de la República, para reforzar su gestión fiscalizadora y cumplir a cabalidad las urgentes y sensatas propuestas de la Comisión Anticorrupción presidida por el destacado economista Dr. Eduardo Engel:  “Corrupción:¡Muchos males  para una palabra tan corta!” El Control de la Corrupción es urgente hacerlo porque ésta, destruye las Instituciones de la Democracia, agrava la pobreza y por ende, la desigualdad. Las evidencias son las dolorosas experiencias  en México, Colombia, Argentina, Perú y en nuestra querida Venezuela, para mirarnos en esos espejos, porque :

8.1. “No hay democracia auténtica sin compromiso ético de la ciudadanía.  La ética sirve para abaratar costes y crear riqueza, no solo en dinero, sino sobre todo en sufrimiento.” Dra. Adela Cortina, académica experta en ética, Universidad de Valencia, España

8.2.  “Sin autoridad moral no hay legitimidad merecedora de reconocimiento y de acatamiento voluntario”

8.3. «La democracia», alertó San Juan Pablo II.  «permanece o cae con los valores que personifica y promueve».

8.4. “Si queremos combatir la pobreza y la desigualdad debemos erradicar de  raíz la corrupción y para hacerla, se requiere una auténtica voluntad política” Instituto para la Gobernabilidad del Banco Mundial.

8.5. “El objetivo es que no tengamos duda de que nuestras autoridades están gobernando para todos y no particularmente para un grupo o sector”.  María Jaraquemada, Directora de Incidencia

8.6. Pocas cosas son tan nocivas como el hecho de que unos tengan el poder de decisión y otros sufran sus efectos. Dicho de otra manera para que las decisiones estén bien tomadas y las gestiones sean honestas y eficaces hay que lograr que los decisores y los gestores sean al mismo tiempo dolientes de los efectos que se derivan de sus acciones; es decir que quien lo haga mal se arruine. Por eso es muy importante la existencia del público que castiga y premia no solamente en el momento electoral. Este razonamiento es también válido para la empresa privada que debe estar sometida a la competencia y a la valoración del público consumidor que lo premia o castiga haciéndole cliente o retirándose.

Hay que terminar con la irresponsabilidad impune de los gobernantes. Hay un refrán en español: «Quién tal hace, tal prenda»  Dice con justicia, que cada uno ha de recibir lo que merece, bien sea un castigo o bien recompensa.  Alude a los pregones que en pasado hacían pública la sentencia de un delito.

En EEUU., tienen una palabra clave y muy apropiada para resumir y representar las ideas antes citadas es “Accountability! O Rendición de Cuentas.  Y esa Accountability debemos exigirle a todas las autoridades públicas y privadas. Y ahora más que nunca para rescatar el bien común y la ética. 

La descalificación del adversario impide el diálogo y la superación pacífica de los conflictos; no deja lugar para la política, solo cabe el enfrentamiento”.  Basta con la agobiante política confrontacional,  obstruccionista, además, de estúpida, daña tanto a los que la promueven como  a todos los habitantes de nuestro sufrido país.

El insigne y recordado intelectual Dr. Boeninger, abogaba por una política de acuerdos y convergencias y nos recomendaba para lograrlo, “necesitamos –y esa la tesis de su libro– una estrategia de desarrollo que permita una competencia abierta, pero no confrontacional, más amistad cívica. Los países que avanzan son aquellos cuyos miembros entienden que una nación es una empresa compartida que se cimienta sobre la confianza y la convicción que estamos condenados a vivir juntos. Nada de eso impide la competencia, pero es distinto vivirla sobre la base de bienes comunes, que vivirla como un juego de suma cero.

Recobremos la sensatez y trabajemos por un futuro mejor,  los socialistas, comunistas y antisistemas  deberían sumarse a este esfuerzo colectivo  en beneficio de las clases más desposeídas y no obstruir las urgentes soluciones, la ciudadanía lo reclama y anhela.

En efecto, tanto  el Dr. Boeninger -como la mayoría de los chilenos informados- no son partidarios de un cambio radical: “Estamos convencidos de que en lo sustancial Chile debe continuar por la senda del crecimiento con equidad iniciada en 1990”. Acotaba además, «Solo habrá gobernabilidad a lo largo del tiempo si prevalece la disposición al acuerdo, la negociación y la cooperación por sobre la confrontación”.(…) “Cada sector debe estar dispuesto a aceptar soluciones intermedias negociadas».  Edgardo Boeninger “Chile rumbo al futuro: Propuestas para reflexionar”. Uqbar Editores, 2009.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar